miércoles, 18 de octubre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación BIOMECÁNICA


medida de independencia funcional

MEDIDA DE LA INDEPENDENCIA FUNCIONAL

Autores

Granger C, Hamilton B & Sherwin F.

Fuente acceso escala

The functional independence measure: a new tool for rehabilitation. Keith RA, Granger CV, Hamilton BB, Sherwin FS. En: Eisenberg MG, Grzesiack RC, editors. Advances in clinical rehabilitation (1987). Vol. 2. New York: Springer: 6-18.

Descripción

Law (1993) (citado en Khader MS et al., 1994) describió la medida de independencia funcional (FIM) como una escala ordinal global para la evaluación funcional (movilidad y autocuidado) y concluyó que, aunque es difícil de interpretar, resulta útil en la toma de decisiones sobre la efectividad de la terapia. Varios estudios han utilizado la FIM para investigar el resultado del tratamiento en autocuidado, transferencias (movilidad) y locomoción.

Estructura

Se utiliza una escala ordinal de 7 puntos para clasificar 18 ítems que describen seis áreas funcionales. Estas puntuaciones miden el peso del cuidado requerido y así las puntuaciones altas FIM representan altos niveles de independencia.

Cuatro de estas áreas —autocuidado, control de esfínteres, factores de movilidad y locomoción— son medidas con 13 ítems y comprenden función motora.

Dos áreas, cognición social y comunicación, son medidas con 5 ítems y conciernen a la esfera cognitiva. La puntuación

FIM total se obtiene sumando las clasificaciones de los 18 ítems.

El FIM utiliza una escala de 7 niveles para clasificar la actuación funcional. En el nivel 1, el sujeto no puede desarrollar ni el 25% del esfuerzo físico que requiere su actividad funcional, por lo que requiere una asistencia total; en el nivel 2, el sujeto puede desarrollar entre el 25 y el 49% del esfuerzo físico necesario, por lo que requiere una asistencia elevada; en el nivel 3 desarrolla entre el 50 y el 74% del esfuerzo, por lo que sólo requiere asistencia moderada; y en el nivel 4 se requiere una mínima asistencia pues el sujeto desarrolla entre el 75 y el 100% del esfuerzo necesario. Los pacientes que funcionan al nivel 5 necesitan supervisión; los que se sitúan en el nivel 6 ejercen una independencia modificada, es decir, necesitan dispositivos asistenciales o ayudas técnicas; los pacientes en el nivel 7 tienen completa independencia.

El nivel 1 exige una asistencia total por mcuanto el sujeto sólo contribuye con menos del 25% del esfuerzo físico requerido; el nivel 2 requiere una elevada asistencia en la que el sujeto contribuye desde el 25 al 49%; el nivel 3 es una moderada asistencia en la que el sujeto contribuye del 50 al 74%.

Fiabilidad

La fiabilidad interjueces fue llevada a cabo a partir de 25 juicios emitidos entre médicos, enfermeras y terapeutas. La correlación intraclase (para la versión de clasificación de cuatro puntos) fue de 0,86 tras 303 pares de evaluaciones clínicas para la admisión, y de 0,88 tras 184 pares de evaluaciones clínicas para el alta (Hamilton BB et al., 1987; y Granger et al., 1990; las referencias no consignadas en la bibliografía son citadas por McDowell I y Newell C, 1996). Los índices Kappa de acuerdo en los 18 ítems promediaron 0,54.

Volviendo a la versión de clasificación de 7 ítems, las correlaciones intraclase por pares llevadas a cabo por clínicos que clasificaron a 263 pacientes cubrieron el intervalo desde 0,93 (subescala locomoción) hasta 0,96 (movilidad y autocuidado). El índice medio Kappa de acuerdo entre las clasificaciones para cada ítem fue 0,71.

Se hallaron coeficientes alfa en una muestra de 11.102 pacientes en rehabilitación con los resultados de 0,93 para admisión y 0,95 para el alta.

Validez

Inicialmente se evaluó la validez de contenido, de la FIM preguntando a los clínicos acerca de su alcance y su facilidad de administración. Esto permitió la adición de dos nuevos ítems (ajuste social y cognición) y la expansión de las categorías de respuesta para incluir dependencia modificada y dependencia completa (Keith RA, Granger CV, Hamilton BB et

al., 1987). Granger et al. registraron el tiempo necesario para proporcionar ayudas durante un período de 7 días en tareas de auto cuidado a una muestra de 24 pacientes que sufrían esclerosis múltiple. Disler et al. observaron que las puntuaciones FIM correlacionaban –0,39 con una estimación de las horas de cuidado requeridas por 75 pacientes neurológicos; al excluir los datos de tres pacientes con deficiencias cognitivas o visuales, la correlación de Pearson aumentó hasta –0,76. Cada punto de la puntuación total FIM reflejó 4,1 minutos diarios de cuidado (Disler PB, Roy CW, Smith BP). Dods et al., en un estudio de 11.102 pacientes, observaron que las puntuacionesm FIM mejoraban entre la admisión y ,el alta médica y reflejaban la presencia de condiciones coexistentes y la severidad de las alteraciones (Dodds  TA, Martin DP, Stolov WC et al.).

La comparación con otros instrumentos arroja unas correlaciones de 0,84 con el Índice de Barthel, 0,68 con el Índice de Katz de actividades de la vida diaria y 0,45 con el Índice de Spitzer de calidad de vida (Rockwood K, Stolee P, Fox RA).

La FIM diseñada para adultos también ha sido utilizada en niños de 7 años, observándose que tanto las puntuaciones por componentes como en conjunto mostraron asociaciones significativas con la predicción clínica de la discapacidad (Di Scala C, Grant CC, Brooke MM et al.).

Procedimientos de protetización sobre el sistema osteoarticular en los que se ha detectado el empleo de la presente escala (Codificación CIE9)

81.84. Sustitución total de codo.

81.97. Revisión de sustitución de articulación de extremidad superior parcial, total.

Modificaciones La FIM ha sido traducida al francés, alemán, japonés y sueco. También se ha elaborado una versión para las edades comprendidas entre 6 meses y 7 años (WeeFIM), con 18 ítems que cubren seis dominios (McCabe MA y Ganger CV, citado en McDowell I y Newell C, 1996: 119).

Bibliografía

Garrison SJ, Merritt BS. Functional outcome of quadruple amputees with endstage renal disease. Am J Phys Med Rehabil (1997), vol. 76: 226-230.

Khader MS, Tomlin GS. Change in Wheelchair transfer performance during rehabilitation of men with cerebrovascular accident. American Journal of Occupational Therapy (1994), vol. 8: 899-905.

McDowell I y Newell C. Measuring Health. A guide to rating scales and questionnaires. Ed. New York Oxford University

Press (1996): 115- 121.

McKinley WO, Conti-Wyneken AR, Vokac CW, Cifu DX. Rehabilitative functional outcome of patients with neoplastic spinal cord compression. Arch Phys Med Rehabil (1996), vol. 77: 892-895.

Saboe LA, Darrah JM, Pain KS, Guthrie J. Early predictors of functional independence 2 years after spinal cord injury.

Arch

 

Imprimir Artículo
: Editor Principal. Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Hospital Provincial "Manuel Ascunce Domenech", MINSAP| calle e/ . municipio, Camagüey, CP, Cuba | Teléfs.: , Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002