Tuesday, 2 de September de 2014
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación BIOMECÁNICA


Función articular y sus elementos.

Función Articular.

El esqueleto de los vertebrados está constituido por piezas óseas resistentes, que se unen articuladas entre sí. Esta unión de dos o más huesos se denomina articulación. La articulación es el punto de apoyo sobre el que se mueven los huesos bajo la acción de los músculos. La función articular está íntimamente relacionada con la orientación y formas de las superficies articulares así como la solidez y disposición de los ligamentos correspondientes, según expresa la ley general biológica del movimiento.

Estos hechos interesan no sólo al morfólogo, sino también al fisiólogo, ortopédico, fisiatra y kinesiólogo, dado el importante papel que juegan las articulaciones en la biomecánica. Al igual que en los movimientos de las máquinas, la realización satisfactoria del movimiento articular necesita la integridad del juego articular y la seguridad en la ejecución de sus movimientos. Estas dos características, integridad y seguridad, aseguran la movilidad del organismo, representada por sus articulaciones.

La integridad necesaria para realizar el movimiento articular, está en función de:

- Un contacto íntimo entre las superficies articulares.

- Las superficies de los cartílagos articulares deben estar bien lisas.

- La articulación debe tener una lubricación correcta y suficiente; de ello se encarga la sinovia.

La seguridad o solidez de la articulación depende de:

- La cápsula articular, que forma un manguito fibroso inextensible.

- Los ligamentos extraarticulares.

- Los ligamentos intraarticulares.

- Los músculos y tendones musculares (tendones activos.

- La presión atmosférica

De los componentes de la articulación, merece especial consideración el cartílago articular.

Las articulaciones según su función respectiva, las podemos clasificar en tres grandes grupos:

  1. Articulaciones llamadas inmóviles, Sinartrosis, las que podemos encontrar en la unión de los huesos del cráneo entre sí.
  2. Anfiartrosis, semimóviles, cuyo tipo se encuentra al nivel de los cuerpos vertebrales o también a nivel de las articulaciones Sacroilíacas y en las sínfisis púbica.
  3. Otras por fin son móviles, con diversos grados, son estas las Diartrosis, que se encuentran especialmente al nivel de los miembros (articulaciones de los diferentes segmentos entre sí, del miembro superior y del inferior), o bien a nivel del arco posterior de la columna vertebral (articulaciones de las apófisis vertebrales entre sí, de las articulaciones temporo-maxilares o de las articulaciones del cráneo con la parte superior de la columna vertebral cervical.

 Estas diartrosis pertenecen al eje raquídeo, a los miembros o a las cinturas (a las que estas últimas están unidas) son las que interesan esencialmente a la vida de relación, es decir, movilidad.

Cuando ocurre alguna lesión en alguna de ellas o sobre varias a la vez, determinan invalidez la cual es siempre importante y variable según su grado, su unicidad o pluralidad y su asiento.

Estas diartrosis,  que hemos mencionado se subdividen en:

a)  Enartrosis, (articulación del hombro y cadera que representan el tipo más perfecto de las diartrosis; son las más móviles cuyas superficies articulares están formadas, de un lado por una cabeza y del otro por una cavidad.

b) Articulaciones condileas o condilartrosis, (articulación húmero-radial) sus superficies articulares están representadas, de un lado por una cabeza más o menos elongada y del otro por una cavidad glenoidea. Se parecen a las enartrosis y tienen casi sus movimientos.

c)  Articulación por encaje recíproco (articulación Trapecio Metacarpiano del Pulgar. Sus superficies articulares son inversamente convexas y cóncavas en dos  planos, orientados perpendicularmente entre sí.

d) Articulaciones trocleares o trocleoartrosis, (articulación Húmero Cubital. Sus superficies articulares están representadas de un  lado por una    polea llamada tróclea y del otro por dos pequeñas cavidades articulares, un poco deprimidas o separadas por una cresta que corresponde a la garganta de la polea. Los movimientos son esencialmente los de flexión y extensión.

e)  Articulaciones trocoides, (Radio-Cubital anterior. Las superficies articulares están constituidas por un cilindro óseo girando sobre su eje. La rotación es el único movimiento posible.

f)   Artroideas, (huesos del Carpo o del Tarso anterior. Son las menos móviles de las diartrosis; las superficies articulares son planas.

Factores que limitan la movilidad articular:

Cada articulación tiene sus grados de amplitud de los movimientos y estos quedan limitados en la mayor parte de las artropatías. El médico y el kinesiólogo  deben explorarlos en todas las direcciones, comparativamente con los del lado opuesto; resulta conveniente medir los grados de amplitud de cada movimiento.

En general, la limitación de los movimientos activos, (los que el enfermo puede efectuar por sí sólo) y la de los pasivos (los que el médico obtiene movilizando la articulación) son casi iguales. Algunas veces los movimientos pasivos son menos limitados que los movimientos activos. Esa diferencia se debe dejar a menudo, solamente al hecho de que el dolor es más fuerte cuando se realiza esfuerzo muscular, ya que este requiere la movilización activa.

Las retracciones cápsula-ligamentosas, pueden dificultar un movimiento hasta el punto de crear una actitud anormal permanente; por ejemplo, el pie equino.

Rigidez articular: Dificulta la ejecución de ciertos movimientos. Puede acompañar a los dolores articulares y estar sujeta a las mismas influencias, o bien existir sola e independientemente de toda manifestación dolorosa.

Anquilosis articular: Es la ausencia completa del ángulo de movimiento en una articulación; puede ser debida a causas articulares o extraarticulares ligamentosas.

Laxitud exagerada: Algunas personas indemnes de toda artropatía tienen una laxitud exagerada. Esta circunstancia casi nunca produce trastornos; solamente en raros casos en que la laxitud es muy marcada, existe una predisposición a los esguinces y luxaciones articulares.

La laxitud exagerada se pone de manifiesto por la existencia de movimientos anormales de la articulación,  que pueden dar lugar a dificultades motoras graves, ejemplo genus recurvatum.

La causa más o menos directa de las alteraciones de la función articular, puede ser el asiento de lesiones  crónicas evolutivas o de modificaciones estructurales brutales debido a una fractura.

a)  Las lesiones crónicas evolutivas son de tipo constructiva o destructiva, que provocan dolores, deformaciones, rigidez e incluso anquilosis.

b) Secuelas de fracturas. Por la acción combinada del traumatismo de las deformaciones de los cuerpos extraños articulares (fragmentos óseos), de la indispensable inmovilización realizada, y a veces por la propia operación quirúrgica, las secuelas de fractura son agravadas por un déficit funcional importante por lo que se ha convenido en llamarlas Artritis Post-Traumática. El movimiento puede ser limitado muchas veces por un tope óseo, o por una consolidación viciosa que modifica, de forma importante, la orientación de las superficies articulares.

 Los procesos patológicos son también procesos que alteran la función articular normal. Ponemos a tu consideración los principales grados articulares en su rango de movimiento normal, para que conociéndolo, identifiques los arcos articulares limitados.

Movilidad articular

Hombro:

Flexión 180 grados.

Extensión 45 grados.

Rotación externa e interna, 90grados.

Abducción y Adducción, 180 grados.

Articulación del Codo:

Flexión 145 grados.

Extensión 0 grados.

Antebrazo:

Supinación, 90 grados al igual que la pronación.

Articulación de Muñeca:

Inclinación Radial, 20 grados.

Inclinación Cubital, 45 grados.

Flexión Dorsal, 70 grados.

Flexión Palmar, 80 grados.

Miembros inferiores:

Cadera

Flexión con rodilla extendida, 80 grados.

Flexión con la rodilla flexionada, 125 grados.

Abduccion45 grados.

Rotación externa, 45 grados.

Rotación interna, 45 grados.

Rodilla:

Flexión, 140 grados.

Extensión, 0 grados.

Tobillo:

Flexión Dorsal, 20 grados.

Flexión Plantar, 45 grados.

Eversión, 20 grados.

Inversión, 45 grados.

Pie:

Flexión del dedo grueso, 70 grados.

Flexión, 25 grados.

 

 

Imprimir Artículo
: Editor Principal. Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Hospital Provincial "Manuel Ascunce Domenech", MINSAP| calle e/ . municipio, Camagüey, CP, Cuba | Teléfs.: , Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002