martes, 17 de octubre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación BIOMECÁNICA


Influencia de los Desordenes Músculo- esquelético en el desarrollo de la actividad laboral

Influencia de los desordenes músculo-esquelético en el desarrollo de las A.V.D.

 

Introducción:

Los desordenes músculos-esqueléticos (DMS”s) desde hace 20 años viene constituyendo un problema de salud con más adeptos a la identificación de los problemas que los compones. La presencia de un grupo de enfermedades que quedaban encasilladas como síndromes dolorosos regionales tomando el nombre de algias de acuerdo a lugar de aparición (cervicalgias, lumbalgias) va cediendo terreno al identificarse un número de afecciones con características clínicas precisas que les permite definirse conceptualmente. El interés en esta área se ha despertado aparejado al desarrollo de la medicina ocupacional o profesional, la cual ha alertado sobre  la presencia de afecciones relacionadas con las labores ocupacionales. A pesar de este desarrollo continúa siendo un campo de gran debate entre la medicina del trabajo, la ortopedia y la rehabilitación.

 

Definición: Grupo de condiciones que involucran a los nervios, tendones, músculos y estructuras de soportes (discos, meniscos) de origen multifactorial que se traduce por la permanecía de dolor, fatiga y molestias constante que disminuyen la capacidad de trabajo y psíquica  para desempeñarse en el rango   de la actividad habitual.

El desarrollo de la ergonomía le permite identificarse dentro de este universo como desordenes relacionados con el trabajo que dificultan el desempeño laboral y social.

 

La realidad es que este grupo de afecciones cada vez son más frecuente en el medio y constituyen un gran problema de salud por la el número de ausentismo que produce a nivel laboral y disminución en la motivación laboral así como el rendimiento psico-físico, que se traduce en una mala calidad de vida.

 

Se ha logrado identificar una serie de factores relacionados con la presencia de estas afecciones, entre los cuales podemos encontrar:

1-     Aspectos físicos, organizacionales y sociales del lugar de trabajo.

2-     Aspectos físicos y sociales  de la vida fuera del lugar de trabajo(incluyendo actividades físicas, tareas en casa, deportes, incentivos económicos y valores culturales)

3-     Las características físicas y psicosociales  del individuo.

4-     Factores de riesgo en trabajo.

 

Los lugares más comunes de aparición de esta afección recaen en orden de frecuencia en cuello, hombros, codos, mano y muñeca, espalda baja. Según la severidad de la afección muchos autores lo definen como episodios agudos y crónicos, otros entre esporádicos y permanentes.

 

DME”s como problema de salud.

La bibliografía revisada arroja que más de 42 por ciento de la población en edad laboral presente una afección de este tipo, más significativo aún en los trabajadores de la esfera industrial. Se considera por la autoridades de salud como una de las primeras causas de accidentes y enfermedades en la población en edad  laboral. En el año 2006 un promedio de 70 millones de consulta médica fuero para el tratamiento o diagnóstico de esta afección y en Europa más de 130.000 millones de consultas para atención  incluyendo hospitalización, atención de emergencia y visitas de consultas.

 

En los Estados Unidos el costo destinado para el tratamiento de esta afección excedió las cifras de 20 billones de dólares, a pesar de mejora las condiciones de trabajo e incrementarse el número de trabajo que se han mecanizado disminuyendo el esfuerzo físico del hombre.

 

La mayor parte de los trabajadores en nuestro país en más de un 30%,  de acuerdo a las condiciones de trabajos refieren  molestias en la espalda y los miembros superiores relacionado con actividad laboral prácticamente sedentaria  sin tener en cuenta los que tienen que realizar actividad de caga o esfuerzo físico que elevan a un por ciento mayor esta cifra.

Entre las afecciones más recuentes esta el dolor bajo de espalda, el síndrome de tensión del cuello, el túnel carpiano y la epicondilitis. Cave destacar el acensó de los pacientes con síndrome miofacial y el síndrome fatiga crónica.

En cuba el estado ayuda  en el control  de los factores físicos y psicosociales del lugar de trabajo con la intención de proponer  acciones ergonómicas que mejoren las condiciones de trabajo, el bienestar de los trabajadores y la productividad de las organizaciones.

 

 Factores biomecánicos relacionado con las afecciones de la espalda baja.

A pesar de los esfuerzos realizados por un gran número de investigadores respectos a los mecanismos de producción involucrados en la génesis de esta afección, la mayoría de las investigaciones han presentado estudios epidemiológicos que presentan las medidas de exposición y resultados dicotómicos. Lo que ha hecho posible que aparezcan respuestas diversas en la relación exposición- respuestas.

 

Existe otras afecciones en los cuales los factores se encuentra más precisos como los son en la afecciones de muñeca y mano. Dentro de esta el primer lugar o ocupan la asociación a trabajos repetitivos y fuerza en el usos de la mano.

 

En la realización de investigaciones de este tipo se a combertido en una polemica a pesar de que el tiempo y los problemas de exposición son difíciles de cuantificar  si existe una prevalencia de datos  que ayudan en las variables estadísticas qué apoyan los factores causales del dolor despalda bajo. La mayor parte de las investigaciones refiere como los 7 factores más causales a lo siguientes.

1- Trabajo físico pesado.

2- Movimiento de levantamiento.

3- Inclinaciones o torsiones posturales a repetición.

4- Vibración cuerpo total.

5- Postura estática de trabajo.

 

Todos los estudios es este sentido dieron como conclusión final el carácter multifactorial del problema en su origen y que esta asociado a problemas de trabajo y fuera del este.  Entre los últimos factores se encuentra la edad el habito de fumar, la actividad física, mediadas antropométricas, fuerza y movilidad lumbar, historia clínica y anormalidades estructurales. Se le brinda una atención importante al factor psicosociales como principal modificador de los anteriores.

 

Dentro del campo de la investigación los trabajos de Melhorn presenta una evidencia importante ala  establecer una relación directa entre la DME”s con el trabajo pesado, pero más significativo aun fue la   asociación con los movimientos que se producen durante la realización de una tarea y fuerza durante el levantamiento de objetos pesado desde el piso o alturas cerca del suelo. Lo mismo lo identifica en otros estudios con respecto a  la posturas incomodas adquiridas durante una actividad postural mantenida por mucho tiempo en el trabajo o durante el descanso en casa. Los estudios más profundos con una exquisitez de búsquedas recaen en Hoogendoorn y cols, donde realiza la asociación factores tales como la manipulación de cargas, la inclinación del tronco de forma mantenida  y las torsiones con desplazamiento , seguido de loas personas que sufren vibraciones totales del cuerpo. En cambio no se en contro evidencia de alteraciones de este tipo en pacientes que permanecen mucho tiempo de pie o deportes y en personas que se mantiene caminando. Trabajos parecidos se encuentra dentro de la evidencia del factor protector de la actividad física  en este segmento para las enfermedades degenerativas.

 

En el universo de los factores psicosociales la National Research Council and Institute of Medicine hace gran hincapié en los estudios que demuestra la prevalencia de la baja satisfacción  en el trabajo, traducida clínicamente por   depresión o ansiedad y disestres psicológico, en segundo lugar mostró un resultado significativo el bajo soporte social y la alta demanda del trabajo.

 

DME”s en las extremidades superiores.

Es una de las zonas que mas se ha estudiado en los problemas biomecánicos de esta zona y  su influencia en la A.V.D por ser el miembro de respuesta más rápida del cuerpo. Los estudios sobre esta zona manifiesta la severidad de estas  influenciada en gran medida por los factores biomecánicos, los organizacionales, la percepción  del ambiente por parte del trabajador y el manejo médico-rehabilitador de la afección. En la mayor parte de los estudios se identifica ala sexo femenino  como una de los que mayor predisposición tiene de padecer relacionad con desordene en los miembros superiores. Este problema esta muy en relación con el alto desempeño de los roles doméstico de la mujer sumado a los factores de trabajo en la parte laboral. Los requerimientos mecánicos son mayores en las actividades de fregado, lavado y limpieza del piso, a pesar de la presencia de instrumentos de limpieza o tecnologías de avanzada sigue siendo esta un factor desencadenante para afecciones tales como el túnel del carpo y la tendinitis de Quervains. La asociación de trabajo en España encontró que cuando persona del sexo masculino realizaban esta misma actividad el por ciento de daños biomecánicos de la muñeca y la mano se incrementaba igual con una proporción muy parecida. Al realizara un análisis detallado de la información que brinda Melhorn, Silverstein`s,  Hagberg y Viikari-Juntura, podemos encontrar datos en común que arrojan las siguientes conclusiones.

-     Zona del Hombro: El factor causal más frecuente y de mayor peso recae sobre las malas posturas adquiridas como lo es la adquisición de la inclinación de los hombros  hacia delante o la realización de actividades permaneciendo en actitud de flexión y abducción del hombro sin existir una rotación externa compensadora. Le sigue en un lugar de evidencia significativa los movimientos repetitivos del hombro y la fuerza que se produce a expensa de la elevación del hombro por encima de los 90º.

-     Zona Cintura escapular-cuello: en esta zona con una fuerte evidencia significativa, esta la aptitud mantenida del cuello en flexión mantenida y la extensión mantenida lo cual produce alteraciones importante a nivel de la lordosis fisiológica y el espacio del canal medular, apoyado por el continuo debilitamiento de la musculatura extensora del cuello que permanece largas horas en estiramiento. Las continuas repeticiones de estos movimientos son el segundo factor causal.

-     Zona del Codo: Esta zona por la particularidad de ser tres articulaciones que conforma una articulación media recibe una carga biomecánica alta por participar en todos los movimientos del miembro superior como articulación auxiliar o facilitadota. Lo que produce que sea susceptible a la combinación de la génesis de varios factores entre los que se destacan la aptitud postural, lasa gran cantidad de repeticiones y la gran fuerza que desempeñan los potentes músculo que la componen.

-     Zona muñeca-mano: Tienen las misma particularices de la zona del codo predominando la combinación de los tres factores asociado, sumando la predisposición a la vibraciones a que esta sometida en diferentes actividades. Cabe destacar  como afecciones de mayor envergadura por los problemas asociado la alta prevalencia del síndrome del túnel del carpo y en segundo lugar el síndrome de mano-brazo. Este último tiene una alta relación con las vibraciones generales del miembro superior.

 

Como factores altamente significativos están la alta demandad del trabajo en cuanto a la tensión mantenida y el alto nivel de estrés que esto genera para el paciente. Por otra parte el papel que juega  las características personales del individuo maraca una pauta, debido ala vulnerabilidad de algunas personas a padecer de uno de estos desordenes. La prevalencia de otros factores como son la edad, el índice de masa corporal y el género tienen  una maraca influencia en la aparición y frecuencia de estos síndromes.

 

El conocimiento de la prevalencia de estos factores en los pacientes que vemos a diario en la consulta médica nos permitirá establecer las posibles estrategias que en el futuro impedirán que se produzca mayor número de personas discapacitadas en edad laboral por problemas relacionados con los desordenes músculos-esqueléticos.  Así como una mayor aplicación  de los principios ergonómicos para reducir la carga física aplicada por el trabajo y la influencia de los estresares psicosociales.

 

Dr. Dysmart Hernández Barrios.

 

 

 

 

Imprimir Artículo
: Editor Principal. Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Hospital Provincial "Manuel Ascunce Domenech", MINSAP| calle e/ . municipio, Camagüey, CP, Cuba | Teléfs.: , Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002