domingo, 22 de octubre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación BIOMECÁNICA


Pie y consulta de neurodesarrollo.

 

Alteraciones mecánicas del pie durante el desarrollo.

La consulta de neurodesarrollo es un de los pilares básico parar detectar anomalías tempranamente en los niños, durante los primero 4 meses de vida. La antigua concepción basada en la identificación y tratamiento a partir de los  2 años de edad ha sido desplazada por la teoría de que a menor edad se puede prevenir y reducir las secuelas que afectaran durante la vida adulta.

Múltiple son las afectaciones ortopodológicas que pueden aparecer tempranamente a causa de factores prenatales y postnatales durante los dos primeros años de vida. Las posiciones intrauterina que adopta el feto, y después del nacimiento las posiciones obligadas por las cargadas o las adoptadas en la cuna, constituyen  los factores causales más frecuente hacedores de las alteraciones anatómicas en los miembros inferiores,  y dentro de ellas el pie es el lugar de mayor asiento de estas alteraciones ortopodológicas. Las más frecuentes son la pronación, es cuando un pie se inclina hacia adentro, muy típica en niños, que también pueden presentar las rodillas en forma de "x"o genu valgo, y la supinación, que consiste en un pie y tobillo con tendencia a salir hacia afuera, típico de los futbolistas, quienes además suelen tener las piernas en forma de paréntesis o genu varo. En los  primeros  es 10 años de vida del niño es frecuente que aparezca fisiológicamente un periodo donde ambas alteraciones en la rodilla sean normales, condicionada por el crecimiento de los cartílagos de crecimientos a nivel de la metáfisis de los hueso  que intervienen en la mecánica articula de la rodilla.

Alteraciones Mecánicas que causen problemas posturales en el pie.

Genu Valgo: La angulación interna  de la rodilla  y la desviación hacia afuera del eje longitudinal de la tibia y el fémur, ocasiona que en la medida que estas progresen aceleradas por factores mecánicos posturales  del niño, se produzca por la acción tironeante del músculo bíceps femoral y del tensor de la fascia femoral una mayor angulación. Esto apoyado por la tensión desarrollada por la porción distal de la diáfisis, que obliga a la adquisición de un pie plano  y en pronación. En la medida que progrese la subluxación de la rotula y la angulación por la acción de mecanismo extensor del cuádriceps, se ira intensificando las alteraciones del pie.

Genu Varo: En esta el mecanismo original depende la desviación del eje del fémur  y de la tibia hacia adentro, que obligan a torsión interna  de la porción distal  de la diáfisis de la tibia. Dando como resultado una desviación hacia adentro de los dedos de los pies. En esta entidad se forma un ciclo de retroalimentación, donde en la medida que los pies  apunta hacia delante en la deambulación, las rótulas giraran hacia  fuera acentuando la deformidad.  En estadios mas avanzado la colocación del pie en posición de supinación se hace completamente irreductibles. Dentro de la causa más frecuente podemos encontrar  la colocación del niño en al cuna en posición prona  con los muslos en abducción y los dedos vueltos hacia adentro.

 

 Vale la pena someterse a un estudio biomecánico en caso de que una extremidad se mueva de manera muy diferente con respecto a la otra y por tanto se esté frente a una marcha asimétrica, si existe dolor en pie, rodilla, cadera o espalda, o si se presentan dudas sobre la constitución física cuando, por ejemplo, uno se arregla los bajos de un pantalón y se da cuenta de que una pierna es mucho más larga que la otra. Aunque hay que fijarse en cómo caminan los niños por si necesitaran alguna corrección, tampoco hay que obsesionarse porque si son muy pequeños no tienen todavía la marcha muy definida y no se sabe muy bien de que manera evolucionarán. Lo importante es controlar cosas como su frecuencia de caídas, ya que si caen demasiado es que puede haber un problema en su forma de andar.

La consulta de neurodesarrollo continua siendo el lugar y momento ideal para dar una orientación completa a los padres de lo niños sobre la prevención de estas alteraciones, saberlas identificar y educarlos en la estimulación temprana,  encaminando al niño a un adecuado desempeño biomecánico de su aparato locomotor. La prevención temprana de estas alteraciones constituye la única vía para lograr un adulto con una mejor perfección y salud de su sistema óseo.

 

Dra. Reina Peraza Morrelle.

Especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

Hospital Pediátrico Eduardo Agramontés. Camagüey. Cuba.

 

Imprimir Artículo
: Editor Principal. Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Hospital Provincial "Manuel Ascunce Domenech", MINSAP| calle e/ . municipio, Camagüey, CP, Cuba | Teléfs.: , Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002