InfomedTemporada CiclónicaTemporada CiclónicaTemporada CiclónicaTemporada CiclónicaTemporada Ciclónica
domingo, 15 de diciembre de 2019
 
 
Total de artículos: 135 mostrando: 61 - 70

página 7 de 14   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
Titulares

¿Siempre en la trayectoria de los ciclones?

Edmundo Alemany Gutiérrez

Pinar del Río, 10 jun (Guerrillero) Cuba, y sobre todo Pinar del Río, tienen un imán especial para atraer ciclones, según consideran algunos.

Este es un pensamiento transmitido de generación en generación. Ha llegado a nuestros días por la tradición oral con las historias acerca de los destrozos y la pérdida de vidas humanas como consecuencia del azote de esos fenómenos. Por ejemplo, todavía hoy en Vueltabajo se habla del ocurrido en octubre de 1944 y del Alberto que hizo de las suyas en junio de 1982.

Si a ello le sumamos que está debidamente registrado el paso por nuestro archipiélago de 1 013 de estos desastres naturales entre 1886 y el 2000, la idea del imán puede volverse realidad para muchos.

No obstante, nada tiene esta tierra que atraiga a esos indeseables fenómenos de la Naturaleza.

Lo que sucede es que Cuba está en una posición geográfica que la hace más vulnerable a las tormentas tropicales y huracanes procedentes de la cuenca atlántica (Océano Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México). Ellos son muchas veces retenidos por los anticiclones continentales que les impiden subir hacia norteamérica y al lograr "escaparse" cruzan sobre nuestro país o muy próximos, según explicaron para Guerrillero el máster en ciencias Juan Miguel Díaz Díaz y el especialista Pedro Enrique Montoro González, del Centro Meteorológico Provincial.

DENTRO DE LOS CICLONES

Desde el primero de junio y hasta el 30 de noviembre se extiende la temporada ciclónica en Cuba. Por eso es preciso conocer que estos fenómenos son los más destructivos de todos los sistemas meteorológicos. Además, es importante saber que entre los meses de agosto a octubre es cuando más afectada está la zona del Caribe; que en ella el promedio anual de tormentas tropicales y huracanes es de 9,6 y el de estos últimos llega a 5,4.

Un ciclón es un sistema de vientos giratorios alrededor de un centro de baja presión, acompañado de áreas de fuertes nublados y lluvias. Su clasificación está en correspondencia con la velocidad de los vientos máximos sostenidos en un minuto, por eso es depresión cuando está por debajo de los 63 kilómetros por hora, tormenta si sopla entre 63 y 118 y huracán cuando iguala o sobrepasa los 119 kilómetros por hora.

Para los huracanes hay una escala de categorías ?la conocida como Saffir-Simpson? que va del uno al cinco. En la primera se ubican los que sus vientos sostenidos oscilan de 119 a 153 kilómetros por hora (km/h); de 154 a 177 serán los de categoría dos; la tres comprende de 178 a 208 km/h; la cuatro, de 209 a 251 y en la cinco los que sobrepasen los 252 km/h.

En los últimos 10 años, a Pinar del Río lo han azotado 13 de estos fenómenos, de los que 10 fueron huracanes y tres tormentas tropicales. Esto da una frecuencia de un huracán por año y de 1,3 ciclones.

Para enfrentar las temporadas ciclónicas, el sistema meteorológico cubano cuenta con estaciones, radares, buques y boyas, aviones de reconocimiento, satélites y sondeos.

Pinar tiene una red de estaciones con siete de superficie e igual cantidad automáticas y un radar ubicado en La Bajada, en la península de Guanahacabibes.

PRONÓSTICO PARA 2013

Como cada año, los meteorólogos cubanos realizaron un pronóstico de lo posible a ocurrir en la temporada ciclónica de 2013 y consideran que será activa, por la potencial formación de 17 ciclones tropicales, de los que nueve pudieran convertirse en huracanes. Además predicen que hay un 85 por ciento de riesgo de que uno de ellos nos azote.

Sobre el área oceánica del Atlántico consideran que deberán desarrollarse 12 ciclones tropicales, tres lo harían en el Caribe y dos en el Golfo de México.

La probabilidad de que se origine e intensifique al menos un huracán en el mar que nos rodea es muy elevada, porque la fijan en el 90 por ciento; y es del 75, o alta, de que uno de procedencia atlántica penetre en él.

Para esos cálculos se toman en cuenta varios aspectos, fundamentalmente la dirección del viento, la temperatura del mar y la afectación o no del fenómeno El Niño/oscilación del sur (ENOS). También hay patrones para guiarse, confeccionados sobre la base de los datos de lo ocurrido en todas las temporadas ciclónicas registradas.

De ahí que la de este año es parecida, en cuanto a pronósticos, a las de 1995 y 2003 porque hay convergencia en un grupo de patrones que las caracterizaron.

¿Qué tuvieron en cuenta esta vez?

Según datos aportados por los entrevistados, durante el primer trimestre del año la temperatura superficial de las aguas en la región tropical de la cuenca atlántica presentó valores más cálidos que los normales y se espera que en los próximos meses se mantengan estas condiciones, lo que contribuiría al desarrollo de la actividad ciclónica en esa zona.

Por otra parte, las tendencias previstas de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial oriental indican condiciones neutrales. Esto sugiere que durante la temporada ciclónica la circulación tropos-férica superior también contribuirá al desarrollo y a la intensificación de los ciclones tropicales en el Atlántico norte.

Además, en el período de enero a marzo las aguas del Caribe presentaron anomalías de la temperatura superficial del mar de 0,41 grados, al tomar como referencia la etapa 1971-2000. Este calentamiento debe mantenerse desde junio hasta noviembre, propiciando a la intensificación de los fenómenos en el área caribeña.

Sin pensar en que un imán especial atrae a los ciclones hacia Cuba y Vueltabajo, los pinareños sí hemos ganado de año en año una cultura de cómo protegernos de estos siempre peligrosos y destructivos sistemas. Por ello los años de "descanso" que hemos tenido en las últimas temporadas no pueden llevar ahora al descuido: si se está siempre alertas y preparados para cumplir con lo indicado por la Defensa Civil y las autoridades de la provincia y los territorios, el posible embate de alguno de estos desastres naturales tendrá consecuencias menores.

¿Qué nombre tendrán  los ciclones?
Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erin, Fernand, Gabrielle, Humberto, Ingrid, Jerry, Karen, Lorenzo, Melissa, Nestor, Olga, Pablo, Rebekah, Sebastien, Tanya, Van y Wendy.


 
Total de artículos: 135 mostrando: 61 - 70

página 7 de 14   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
 
: Editor principal - Especialista de I Grado en Medicina General Integral, Técnico Medio en Meteorología y Radioaficionado | Infomed-Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e/ M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana 10 400, Cuba | Teléfs:(537) 8383316 al 20 ext. 116 y (537) 8383890, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios
 HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002