Saturday, 23 de August de 2014
Portal de Infomed
 Página Inicial
Salud y Desastres



Misión y función de la Defensa Civil de Cuba

En menos de un mes Cuba ha sido azotada por dos huracanes, Charley e Iván. Ante el paso del primer meteoro solo hubo que lamentar la pérdida de cuatro vidas humanas, por imprudencias de esas personas, y en el más reciente no se reportaron víctimas, no obstante ser el fenómeno natural más fuerte que ha golpeado al país y el quinto de mayor intensidad en el área (categoría 5 en la escala Saffir-Simpson).

Este importante hecho, según agencias de prensa internacionales, ha llamado la atención en el mundo y ha motivado la reflexión de autoridades de las Naciones Unidas y otras instituciones.

En nuestro país la Defensa Civil forma parte del Sistema de Defensa Nacional, y a la vez constituye en sí un sistema de medidas defensivas de carácter estatal previstas desde tiempo de paz y que se aplican ante situaciones excepcionales. Su objetivo principal es proteger a la población y sus bienes, así como a la economía nacional, contra las acciones y medios de destrucción del enemigo, y ante casos de desastres naturales u otros tipos de catástrofes.

Es a la vez un sistema multifacético por la variedad de medidas que se prevén; abarcador, toda vez que contempla la protección de todos los territorios; diferenciado ya que tiene en cuenta los variados tipos de desastres que puedan ocurrir (ciclones, inundaciones, sismos, sequías, eventos sanitarios, incendios, derrames químicos, explosiones y otros); y escalonado debido a las diferentes fases preventivas que se aplican y a que en él intervienen las estructuras creadas a las distintas instancias, desde la nación hasta la base, encargadas de poner en práctica las medidas previstas.

Las acciones de la Defensa Civil están dirigidas a educar, preparar y capacitar a la población y a los organismos del Estado para el enfrentamiento y reducción de riesgos ante tales desastres. Igualmente, todos los recursos humanos y materiales de los territorios se ponen en función de enfrentar las catástrofes y recuperar los daños ocasionados.

Cuba se prepara y crea las condiciones desde que comienza la temporada ciclónica, que abarca desde el 1ro. de junio hasta el 30 de noviembre.

Al inicio de esta, anualmente la Defensa Civil realiza en todo el país el ejercicio Meteoro durante dos días. El primero se dedica al entrenamiento de dirigentes y especialistas que conforman los Puestos de Dirección para Casos de Catástrofes y los Puestos de Mando de los Consejos de Defensa en las distintas instancias, quienes revisan y puntualizan el Plan de Medidas y los recursos para enfrentar el fenómeno en cuestión. A la vez, se ejecutan estudios de riesgos y vulnerabilidad de los territorios ante las catástrofes.

El segundo día del ejercicio corresponde a la movilización y participación de la población y entidades estatales, otras instituciones y organizaciones de masas, que con las fuerzas especializadas realizan acciones prácticas y simulan diferentes tipos de desastres. En centros de trabajo, escuelas y la comunidad también se efectúan labores de higienización y otras de prevención.

Durante estos ejercicios, en los que participan igualmente las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los distintos órganos del Ministerio del Interior, se aprecian las dificultades o deficiencias que puedan existir, a fin de perfeccionar la capacidad de respuesta para enfrentar esos fenómenos. Estas actividades, y los propios ciclones que nos han azotado, han permitido acumular experiencias y han contribuido a una mejor preparación.

Cabe destacar la estrecha coordinación existente entre el Instituto de Meteorología y el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, a fin de mantener informada a la población de la marcha de los ciclones y decretar las distintas fases (informativa, alerta, de alarma y recuperativa) en las que se adoptan las medidas correspondientes a cada una de ellas. Esta coordinación también se mantiene con otras instituciones del sistema de alerta temprana, con los organismos del Estado y las organizaciones de masas y sociales, a fin de proteger a la población y a los bienes de la nación.

 

Imprimir Artículo
: Editor principal - Especialista de I Grado en Medicina General Integral, Técnico Medio en Meteorología y Radioaficionado | Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres, ¨Dr. Abelardo Ramírez Marquez¨, MINSAP | Calle 18 No. 710 e/ 29 y 7ma. Miramar, Ciudad de La Habana, 11300 Cuba | Telefs: (537) 2023636 Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002