domingo, 9 de agosto de 2020
Centro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico Quirúrgicas
 
 
Total de artículos: 129 mostrando: 81 - 90

página 9 de 13   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
Titulares

Células madre, una revolución en la medicina

Por Míriam Zito

Foto: Cortesía del autor

Doctor

Pensar en replicar un tejido o un órgano en laboratorio hace años atrás era como soñar con el ansiado viaje a la Luna o civilizar Marte.

Ahora tras desentrañar el enigma de las células madre, científicos de todo el orbe se dan a la tarea de aprovechar esta técnica de avanzada para mejorar la calidad de vida del ser humano y en ocasiones salvarla.

Sobre el tema, de suma actualidad, conversamos con el Doctor Porfirio Hernández Ramírez, subdirector del Instituto de Hematología e Inmunología y Coordinador Nacional de Terapia Regenerativa.

Actualmente Coordinador Nacional de Terapia Regenerativa, participó en el grupo pionero en aplicar con éxito en Cuba el trasplante de células procedentes de la médula ósea en afecciones hematológicas en la década de los 80 del siglo pasado, y más recientemente llevar a cabo la aplicación de células madre adultas en pacientes aquejados con isquemia crítica en miembros inferiores.

De ahí que el premio Dionisio Daza y Chacón, otorgado por la Revista Española de Investigaciones Quirúrgicas al trabajo Autotrasplante de células madre adultas en miembros inferiores con isquemia crítica, constituya un reconocimiento al mejor trabajo publicado en 2007, fruto del esfuerzo y capacidad de los profesionales cubanos de la salud.

El galardón también reconoce el esfuerzo de los doctores Elvira Dorticós, jefa del Servicio de trasplante de médula ósea del IHI, de Lázaro Cortina, Rosa María Lam, Consuelo Macías y Lázaro del Valle.

Insertado en la revista de la Sociedad Española de Investigaciones Quirúrgicas, el tema resume las experiencias alcanzadas mediante ensayos clínicos con células madre adultas obtenidas del propio enfermo, en pacientes con arteriosclerosis obliterante de los miembros inferiores, lo que evita amputaciones y mejora la circulación arterial.

Al resultado científico le fue conferido también uno de los 25 Premios Nacionales otorgados ese año por la Sección de Ciencias Biomédicas de la Academia de Ciencias de Cuba, a tenor de ser la investigación de mayor relevancia del país, compartido con el de biosensores enzimáticos de las Universidades de La Habana y Matanzas.

De gran actualidad científica

Como se sabe, las células madre hematopoyéticas obtenidas de la médula ósea o de sangre periférica constituyen un procedimiento de gran actualidad científica, aplicado como medicina regenerativa en la enfermedad oclusiva arterial.

Las investigaciones con células madre embrionarias en el mundo se inician en 1980 en modelos experimentales, y en humanos en la década de los 90. "En Cuba, explica Porfirio, ya en los años 80 se utilizan las células de la médula ósea en afecciones hematológicas por especialistas del Instituto de Hematología e Inmunología".

Según el propio Porfirio, esa experiencia se lleva a cabo más tarde en coordinación con el Hospital General Docente Enrique Cabrera, en casos de isquemia crítica y claudicación intermitente severa en miembros inferiores y para el pie diabético isquémico, en pacientes con alto riesgo de amputación.

"La cicatrización, aún después de una amputación, puntualiza, tarda alrededor de tres meses, un 50 por ciento menos que con métodos convencionales y por tanto en esos casos disminuyen las posibilidades de complicaciones propias de la diabetes".

"Otra aplicación, dice, ha sido en cardiopatías isquémicas, iniciadas en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, con buenos resultados".

Hematólogos, cardiólogos e inmunólogos intervienen en esta compleja intervención que posibilita reactivar la parte necrosada del corazón mediante el implante de células madre en el músculo cardiaco o en la arteria que irriga el área afectada.

En el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ) se ha aplicado ya por vía intracoronaria en varios pacientes con infarto agudo del miocardio y se ha logrado el once por ciento de incremento de la fracción de eyección, variable que mide la eficacia del órgano vital, según el doctor Ángel Gabriel Obregón, quien dirige desde hace doce años el cardiocentro de esa Institución.

Con resultados promisorios, este tipo de medicina regenerativa en el campo de la angiología se extiende

ahora además de Ciudad de La Habana a cinco provincias: Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos y Holguín, con posibilidades de expandirse al resto acorde a la disposición de recursos materiales y tecnológicos. Como parte del resultado se incluye la obtención de células madre procedentes de la sangre periférica mediante sedimentación, mucho menos costosa que cuando intervienen equipos de separación celular.

En general, al aplicar la terapia celular se logra una evidente mejoría de la circulación arterial de los miembros inferiores mediante la regeneración de células endoteliales y la producción de diferentes citoquinas.

"Hasta el momento, informa Porfirio, la terapia celular regenerativa en unos 800 pacientes, en su mayoría con deficiencia circulatoria en miembros inferiores, brinda resultados promisorios, ya que entre un 60 y un 70 por ciento de las personas con indicación de amputación, logran salvar las extremidades, con una mejoría notable".

"Actualmente en Cuba se trabaja la aplicación de células madre adultas en diferentes enfermedades, sin conflictos desde el punto de vista ético ya que se usan las células del propio paciente y con su consentimiento previo", reitera.

"Ahora se dan los primeros pasos en casos de Ortopedia, para el tratamiento de fracturas complejas,

pseudoartrosis, necrosis de la cadera, quistes óseos y se ha iniciado su investigación en la artrosis de la rodilla, además de analizarse su posible aplicación en Oftalmología, rama asistencial que Cuba desarrolla masivamente en países de la región y en la propia Isla, donde va sumando experiencias".

Por sus relevantes aportes científicos, al doctor y también profesor Porfirio Hernández se le otorgó el Premio Francisco de Arango y Parreño, que entrega la Sociedad Económica de Amigos del País.

Con 73 años de edad, 50 de ellos vinculados a Salud Pública, enfatiza que no podemos cerrar el tema sin hablar de los costos de estos complejos procederes, fundamentalmente en países de alto desarrollo, pues en el caso del infarto agudo del miocardio se calcula en unos siete mil dólares, sin contar la hospitalización, precio no asequible para muchos que lo necesitan.

"A pesar de las limitaciones económicas que enfrenta el país, en Cuba se garantiza el diagnóstico y

tratamiento de todos los enfermos, de forma gratuita, sin discriminación de raza, sexo o religión, lo que incluye diferentes tecnologías de punta, entre ellas la terapia con células madre en su fase actual de ensayos clínicos" explicó el profesor.

Tomado de Alma Mater


 
Total de artículos: 129 mostrando: 81 - 90

página 9 de 13   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
 
: Editor principal, Especialista de II grado en Medicina Interna | Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ), MINSAP | Calle 216 y 11b Reparto Siboney, Playa, Ciudad de La Habana, 12100, Cuba | Teléfs.: (537) 8581000, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.