viernes, 23 de febrero de 2024
Centro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico Quirúrgicas
 
 
Total de artículos: 141 mostrando: 81 - 90

página 9 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
Titulares

Rehúsese a emplear la palabra «shock»

Dr.C. Julio César Hernández Perera.

«Shock», ¿podrá ser este otro ejemplo de los vicios que podemos incluir dentro de las consecuencias graves de lo que se puede llamar como «anglomonolingüismo actual»? En efecto, podemos considerarlo así.

Con frecuencia podemos leer u oír en la práctica médica frases como estas, «shock cardiogénico», «electroshock», «shock anafiláctico», o simplemente, «el paciente está en shock».

Aún conscientes de que esta palabra es un extranjerismo derivado del idioma inglés, muchos profesionales optan por emplearlo como adecuado al idioma español y así asumen con despreocupación que «está admitido plenamente» por la comunidad médica.

Pero..., ¿quién se puede sentir capaz de admitir con plena seguridad de que está bien empleado por la comunidad médica? Sólo por verse empleada en varias publicaciones médicas escritas en idioma español, no quiere decir que esté aceptado o bien usado.

Entonces..., ¿por qué no se asume que nos hemos acostumbrado a hablar y escribir mal?

Según el Diccionario panhispánico de dudas: «la existencia de la voz española choque hace innecesario el uso del anglicismo "shock", su equivalente en inglés, con el sentido de "depresión súbita de las funciones vitales, producida generalmente por graves traumatismos o conmociones intensas": "La glucosuria elevada es indicadora de diabetes, estado de choque y traumatismos craneoencefálicos" (Rosales/Reyes Enfermería [Méx. 1982]). Igualmente innecesario es el uso de la palabra inglesa con el significado de "emoción o impresión fuerte": "Se hallaba otra vez bajo un terrible choque emocional" (Leguineche Camino [Esp. 1995]). Para este sentido general, pueden usarse en español, además de choque, otros términos, como conmoción, impresión, sorpresa o impacto.».

Podemos comprobar que el Diccionario de la lengua española define la palabra choque como: un «estado de profunda depresión nerviosa y circulatoria, sin pérdida de la conciencia, que se produce después de intensas conmociones, principalmente traumatismos graves y operaciones quirúrgicas. También tiene como acepción el estado de emoción o impresión fuerte».

Según este diccionario, también, pero empleado como locución adjetiva, se define como «aquel remedio aplicado a algo o a alguien: De acción muy enérgica y rápida. "Tratamiento de choque".».

Al retomar las frases iniciales que empleamos como ejemplo, podemos entonces decir que lo correcto es decir, «choque cardiogénico», «electrochoque», «choque anafiláctico», o simplemente, «el paciente está en estado de choque».

Tampoco debemos emplear la frase «shock eléctrico», en su lugar lo correcto es decir, «descarga eléctrica».

A manera de epílogo, podemos hacer la siguiente recomendación y pregunta:

Rehúsese a emplear la voz inglesa «shock». ¿Será muy tarde para cambiar los contagiados vicios y modos con que se usa este anglisismo en la práctica médica?

Pienso que nuca será tarde para aprender a expresarnos mejor.

Fuentes bibliográficas.
Real Academia Española. Diccionario panhispánico de dudas [Internet]; Primera edición, octubre de 2005, [Consultado: 4 de marzo de 2011]. http://buscon.rae.es/dpdI/.
Real Academia Española. Diccionario de la lengua española [Internet]; Vigésima segunda edición, 2001, [Consultado: 4 de marzo de 2011]. http://buscon.rae.es/draeI/.


 
Total de artículos: 141 mostrando: 81 - 90

página 9 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
 
: Editor principal, Especialista de II grado en Medicina Interna | Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ), MINSAP | Calle 216 y 11b Reparto Siboney, Playa, Ciudad de La Habana, 12100, Cuba | Teléfs.: (537) 8581000, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.