viernes, 23 de febrero de 2024
Centro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico Quirúrgicas
 
 
Total de artículos: 141 mostrando: 61 - 70

página 7 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
Titulares

¿Gangrena necrotizante?

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera

Hace unos días una colega me consultó que investigara acerca de una terminología que había leído y que presumía que estaba mal escrita: «gangrena necrotizante». La duda surgió mientras ella leía en un trabajo la clasificación de Wagner que se emplea en las úlceras y lesiones preulcerativas del pie diabético. Específicamente hacía referencia al grado 5 definido como: «gangrena necrotizante extensa (que en ocasiones abarca todo el pie)».

Para mayor sorpresa, no encontré uniformidad en la definición de esta clasificiación y pude encontrar en otras publicaciones que la controversial terminología -me refiero a «gangrena necrotizante»-, también se empleaba en la explicación del grado 4  como: «gangrena necrotizante limitada (digital, antepie o talón)». Muchas dudas surgen, la primera, es que no se encuentra en el diccionario de la Real academia la palabra «necrotizante» o «necrosante»; aunque sí la podemos hallar en diferentes diccionarios terminológicos y en los Descriptores en ciencias de la salud. Como es de imaginar, ambas surgen de la locución «necrosis».

Necrosis, derivado del latín «necrosis», que se declara como: 'degeneración de un tejido por muerte de sus células'. Gangrena, por su parte, encuentra su origen del latín «gangraena» y significa -según el Diccionario de la Real academia-: 'muerte de los tejidos por falta de riego sanguíneo, generalmente a causa de una herida seguida de infección y putrefacción'.

Como se puede apreciar, ambas palabras pueden emplearse como sinónimos porque indican «la muerte de células y tejidos». Entonces sería desacertado expresar «gangrena necrotizante». Al revisar otras fuentes bibliográficas encontramos una enunciación más adecuada de la clasificación de Wagner, que sería más aconsejable y que a continuación ponemos a su consideración:

Grado 0: no úlcera, pie en riesgo (deformidades óseas y lesiones preulcerativas).
Grado I: úlcera superficial, no infección clínica.
Grado IIA: úlcera profunda que afecta ligamentos, tendones, articulación y/o huesos.
Grado IIB: similar a lo anterior más infección, celulitis.
Grado IIIA: absceso profundo más celulitis.
Grado IIIB: osteomielitis más celulitis.
Grado IV: gangrena localizada.
Grado V: gangrena extensa, del pie completo.

Bibliografía consultada.

Sell Lluveras Jl, Miguel Domínguez I. Guía práctica para el diagnóstico y el tratamiento del síndrome del pie diabético. Rev Cubana Endocrinol. 2001; 12(3): 188-189.

Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda edición.


 
Total de artículos: 141 mostrando: 61 - 70

página 7 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
 
: Editor principal, Especialista de II grado en Medicina Interna | Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ), MINSAP | Calle 216 y 11b Reparto Siboney, Playa, Ciudad de La Habana, 12100, Cuba | Teléfs.: (537) 8581000, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.