viernes, 27 de mayo de 2022
Centro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico QuirúrgicasCentro de Investigaciones Médico Quirúrgicas
 
 
Total de artículos: 141 mostrando: 41 - 50

página 5 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
Titulares

Azoado y azoemia

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera

Dos colegas nefrólogos, me sugirieron que abordara este tema: ¿Es correcto el uso de la palabra «azoado»?

Y es que se ha hecho costumbre creciente entre algunos médicos, sobre todo los que atienden las enfermedades renales, emplear como símil de insuficiencia y daño renal, creatinina y urea plasmática, el vocablo «azoado». Si hurgamos un poco más, veremos que son numerosas las comparaciones y definiciones lánguidas que los galenos le pueden atribuir. Entonces... -volviendo a la interrogante- ¿sería adecuado usar esta terminología?

Los invito, como ya es costumbre, hacer un análisis partiendo de ejemplos:

«Ajustar la dosis de acuerdo con los azoados.» (Durán Álvarez S. Aceptabilidad del tratamiento "empírico" de la infección urinaria aguda en el niño. Rev Cubana Pediatr. 2011; 83(1): 109-16.).

«Al mes de edad comienza con dificultad para la diálisis, con elevación de los azoados, sepsis generalizada y fallece.» (Campañá Cobas NG et al. Síndrome de Denys-Drash: Presentación de un caso. Rev Cubana Pediatr. 2005;77).

Ahora, les propongo revisar la acepción que tiene de la palabra «azoado». Según el Diccionario de la Real Academia, es un participio del verbo azoar y significa 'dicho principalmente del agua: que tiene ázoe'.

Por su parte, «ázoe», es un nombre masculino que se origina del francés «azoe» y significa 'nitrógeno'.

En el primer ejemplo, el autor del artículo hacía referencia a las modificaciones de la dosis de los antimicrobianos, según el aclaramiento de creatinina, que como muchos conocen, es producto terminal del metabolismo y se encuentra en la orina. Su componente básico es la creatina, un compuesto nitrogenado cristalizable.

En el segundo caso, al igual que el primero, no se hace referencia al «agua que contiene ázoe», sino a los compuestos químicos presentes en la sangre que contienen nitrógeno. Por lo tanto, es inexacto el uso de este término.

Buscando en otros lugares vemos que se usa también la palabra «azoemia». Nuevamente nos remitimos al diccionario, pero en este caso, al «Médico-biológico, histórico y etimológico» editado por la Universidad de Salamanca, España. Este, lo define como: 'existencia de sustancias nitrogenadas en la sangre'. Y a continuación, se hace una salvedad en la obra: «se ha aplicado este nombre impropiamente al nitrógeno de la urea contenida en la sangre».

Coincido con este punto de vista y recomiendo que en vez de usar las palabras azoados o azoemia, se utilicen términos más precisos, como creatinina y urea.


 
Total de artículos: 141 mostrando: 41 - 50

página 5 de 15   1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  
 
: Editor principal, Especialista de II grado en Medicina Interna | Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ), MINSAP | Calle 216 y 11b Reparto Siboney, Playa, Ciudad de La Habana, 12100, Cuba | Teléfs.: (537) 8581000, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.