domingo, 19 de noviembre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación en Cuba


Baños de Contraste

Se trata de una técnica especial utilizada en el tratamiento de las extremidades. Para realizarlo es necesario el uso de dos recipientes, uno con agua a 38-44 0C de temperatura y otro a 10-20 0C, se introducen las extremidades a tratar alternado las temperaturas.
Se comienza sumergiendo la extremidad que se va a tratar en el recipiente con agua caliente, durante 7-10 minutos; seguidamente, se sumerge en agua fría durante 1 minuto y se vuelve a sumergir en agua caliente durante 4 minutos. El ciclo se continúa durante 30 minutos y la última inmersión se realiza en agua caliente. Los cambios han de hacerse con rapidez.
Existen diferencias en cuanto a la técnica, pero las diferencias radican en la proporción de tiempo calor/frío, que varia 3/1 o 4/1, y en la secuencia final del tratamiento, pues la mayoría terminan con agua caliente, y otros con agua fría. La técnica puede modificarse
para ajustarse a las necesidades específicas, según el grado de aumento de temperatura deseado.
Los baños de contraste provocan respuestas sucesivas de vasoconstricción y vasodilatación cutánea, cuyo resultado es la estimulación de la circulación local en la extremidad tratada y, en menor grado, el incremento de la circulación en la extremidad contralateral no tratada; algunos autores lo consideran como un entrenamiento de los vasos sanguíneos. El efecto sobre la circulación de la extremidad contralateral puede resultar de gran valor cuando tratemos a un paciente con enfermedad vascular periférica, en la que el uso del calor o el frío estén contraindicados. En este caso, la extremidad contralateral puede tratarse con baños de contraste, lo que provoca un aumento en la circulación del miembro afectado gracias a la reacción consensual.
Para poder aplicar los baños de contraste, es imprescindible que los vasos periféricos conserven la elasticidad suficiente para contraerse y dilatarse.
Su uso está contraindicado en la endarteritis arteriosclerótica o enfermedad de Buerger, en las  microangiopatía secundarias
a la diabetes, y en la hipersensibilidad al frío. Asimismo, en los pacientes con insuficiencia venosa periférica debemos tener precausiones si la temperatura del agua es superior a 40 0C.
Los baños de contraste son muy útiles en el tratamiento de la distrofia simpáticorrefleja, para tratar un muñón de amputación inflexible, en las fases subagudas de la inflamación en artritis de articulaciones periféricas, esguinces y estiramientos musculares, para reducir el edema, etc.
Imprimir Artículo
: Editor Principal, Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación . | Hospital ¨Julio Díaz¨, MINSAP| Fontanar Ave.243 #19815. Boyeros, La Habana, 10800, Cuba | Teléfs.: (537)76468648, Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002