Wednesday, 23 de April de 2014
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación en Cuba


Aconsejan seguir actividad durante rehabilitación del talón de Aquiles


Las personas en rehabilitación por una tendinopatía del tendón de Aquiles pueden continuar sus actividades normales siempre que mantengan controlado el dolor, informaron investigadores en Suecia.

El tendón de Aquiles, llamado así por el legendario guerrero y héroe de la Ilíada, de Homero, sube desde la parte posterior del talón hasta la pantorrilla y es el tendón más delgado y fuerte del cuerpo humano.

La tendinopatía del tendón de Aquiles aparece por el uso crónico que puede provocar un ejercicio físico o una competencia muy exigente. El dolor es el primer síntoma más frecuente, sobre todo en los corredores de larga distancia.

Los nuevos resultados son una buena noticia dada la importancia de la actividad física para el bienestar, dijo a Reuters Health la autora principal del estudio, Karin Gravare Silbernagel, de la Universidad de Gotemburgo.

"Hoy en día, y a esa edad, hay que asegurarse de que las personas sigan estando activas", dijo la autora, especialmente porque esa inflamación y desgarros pequeños frecuentes en el tendón de Aquiles (tendinopatía) pueden tardar hasta seis meses en curarse.

No existe consenso sobre si las personas con tendinopatía del tendón de Aquiles puede realizar actividades que sobrecargan el tendón, como correr y saltar, durante la rehabilitación, explicó Silbernagel durante una entrevista.

Para investigarlo, el equipo hizo que 38 pacientes con la lesión realizaran fisioterapia para reforzar el tendón de Aquiles entre 12 semanas y seis meses.

A la mitad de los participantes el equipo les indicó seguir con su rutina física normal, controlar el nivel de dolor y reducir el ejercicio si consideraban que el dolor superaba el 5 en una escala de 0 a 10 (0 indica que no existe dolor y 10 que el dolor es intolerable).

La otra mitad debía evitar actividades que sobrecargaran el tendón, como correr y caminar rápido, en las primeras seis semanas.

Un año después de comenzar el programa de rehabilitación, no se observó una diferencia significativa entre los niveles de dolor y la capacidad funcional de ambos grupos. "Eso superó nuestras expectativas", dijo Silbernagel.

A las personas con lesiones en el tendón de Aquiles se les recomendaba hacer reposo y evitar toda actividad, destacó Silbernagel, mientras que entre los últimos cinco a 10 años, la terapia estándar pasó a ser el ejercicio para reforzar el tendón.

Los períodos extensos de inactividad favorecen el aumento de peso, lo que a su vez eleva el riesgo de diabetes, especialmente en los adultos de 30 a 55 años, que son los más propensos a desarrollar una tendinopatía en el tendón de Aquiles, agregó la investigadora.

Por lo tanto, señaló la autora, darles a los pacientes la opción de seguir haciendo ejercicio durante la rehabilitación es importante por muchos motivos.

18 junio 2007
Fuente: American Journal of Sports Medicine

 

Imprimir Artículo
: Editora Principal, Especialista de II Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Polic. Hospital Docente "Luis de la Puente Uceda", MINSAP| Parraga e/ Vista Alegre y San Mariano. 10 de Octubre, Ciudad de La Habana, 10500, Cuba | Teléfs.: (537)6413176, Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002