sábado, 18 de noviembre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación en Cuba


Agentes Físicos Naturales. Peloides

TEMA#6:

AGENTES FÍSICOS NATURALES:

Peloides:
Los fangos mineromedicinales se han utilizado desde la antigüedad y este fenómeno  no resulta ya un misterio para la comunidad científica; al contrario, constituye un importante recurso que todos debemos estudiar y conocer para su adecuada utilización.

En la actualidad, una serie de instituciones europeas se encuentran investigando las propiedades del fango: ejemplo de ello son el Instituto de Balneología, Fisioterapia y Rehabilitación de Bulgaria.  La Universidad de Montpellier de Francia, el Centro Científico de Rehabilitación de Eupatoria, la Academia de Ciencias de Medicina Tradicional de Pyongyang y en el Centro Nacional de Rehabilitación “Julio Díaz” donde se han realizado más de 10 investigaciones por ensayos clínicos para valorar los efectos terapéuticos de los fangos de las salinas Bidos en la provincia de Matanzas y 9 de Abril de Villa Clara en gonartrosis y otras osteoartritis con resultados satisfactorios en más del 85 % de los pacientes a los cuales desaparecieron los síntomas dolorosos inflamatorios y de limitaciones articulares.  Por intermedio de sus investigaciones han podido demostrar los efectos terapéuticos de los fangos, las “salmueras” y las “aguas madres”.  Pero a pesar de estos esfuerzos, es muy frecuente que algunos profesionales aún no conozcan las indicaciones adecuadas al respecto, y por ello la importancia de este, en relación con este recurso natural.

El componente inorgánico está formado por un grupo de elementos siendo destacable el silicio, el aluminio, el calcio, los cloruros, los sulfatos, los sulfuros, los carbonatos, los fosfatos, y los nitratos, entre otros.  Mientras que el componente orgánico contiene ácidos húmicos, humatomelánicos y fulvoácidos, además de una microflora autóctona, algas, hongos, líquenes y musgos.

La siguiente es una clasificación que existe desde 1949 y fue aceptada en la VI Conferencia celebrada en Francia por la Internacional Society of Medical Hydrology, la cual se basa en las características de sus componentes y tiene carácter internacional.  En esa reunión también aprobó que a los fangos o barros medicinales se le llamaran Peloides.

1. Fangos o Lodos: Su componente sólido es mineral con predominio arcilloso y su componente líquido es agua sulfurada, sulfatada o clorurada.  Hay que destacar de los fangos su componente orgánico integrado por sulfobacterias, ferrobacterias, algas, infusorios, protozoos, rotíferos, además restos de vegetales y residuos de seres vivos muertos descompuestos y transformados así como microorganismos del suelo.  Entre sus propiedades destacamos su temperatura indiferente que es de 37º C y su poder de enfriamiento que es relativamente bajo, lo que permite prolongar sus aplicaciones hasta 60 minutos.

2. Los Limos: Su componente sólido es mineral y está constituido por arcilla, sílice y calizas y el líquido es aguamarina o de lago salado; más rara vez agua mineral.  Generalmente el componente sólido proviene del fondo de lagunas o lagos y por ello es rico en cloruros, sulfatos, carbonatos y fosfatos.  El componente orgánico es más alto que en los fangos.  Sin embrago, las posibilidades de enfriamiento y calentamiento son menores que en los primeros.

3. Las Turbas:Su componente sólido es orgánico, procede de vegetales en vías de descomposición anaeróbica y el líquido suele ser agua mineral clorurada, sulfurada, ferruginosa; puede ser también agua salada de mar y lago e incluso agua dulce.  Por la cantidad de procesos anaeróbicos existe tendencia a la composición y alteración de sus propiedades, así como la contaminación por bacterias.  Se debe evitar su transporte a través de grandes distancias, así como su conservación por mucho tiempo y su calentamiento excesivo.  Cuando su pH sobrepasa 7 debe desconfiarse de ella.  Tienen un pH bajo y su índice de enfriamiento es menor al de los restantes peloides.  Posee un poder de absorción, astringencia revulsiva y astrigénica.  En nuestro país se encuentran en la Ciénaga de Zapata.  Su poco uso se debe a la fácil contaminación y poca homogeneización.

4. Biogleas:Tienen un componente sólido orgánico y están formados por amebas, rizópodos y el inorgánico por arena, arcilla y sales minerales.  Su constitución predominante son las algas y el componente líquido agua mineral sulfurada y se distingue del resto de los peloides por su color amarillo-rosáceo a verdoso con una consistencia gelatinosa, posee escasa plasticidad y suelen ser radioactivos.

5. Otras biogleas: Cundo el componente líquido suele ser agua no sulfurada y falta el componente azufrado, se produce esta variedad.

6. Sapropelli y Gyttja: Son peloides mixtos.  El componente sólido proviene de los fondos de lagos de agua dulce o lago salado, mas rara vez de laguna tubífera que ha sufrido procesos anaeróbicos de descomposición semejantes a los de las turbas.  Por ello su nombre de Sapropelli; que significa cieno putrefacto.  El componente líquido de los Sapropelli es agua sulfurada y en la Gyttja se encuentran aguas salinas naturales y muchas veces marinas.  Son muy parecidos a los limos pero no son radiactivos.

Propiedades:
Otro grupo de propiedades que justifican la unificación de todos bajo el nombre de peloides son:
El aspecto: Son una masa compacta más o menos homogénea.
El color: Varían de gris verdoso hasta el marrón o casi negro.
El olor: Generalmente si contienen sulfuro el olor es a huevo podrido.
El sabor: Metálico, salado, amargo.
La homogeidad y plasticidad.
La capacidad de retener agua.
La capacidad térmica, etc.    

Acciones sobre el organismo:
Como el componente de los fangos es preferentemente termoterápico se consideran los efectos locales y generales. 

 Efectos locales:
• Aumento de la temperatura en el punto de aplicación que el paciente lo traduce por picos o calor.
• Vasodilatación e hiperemia local.
• Liberación de histamina y acetilcolina.
• Por vía refleja se estimula la frecuencia respiratoria y cardiaca.
• Se inicia en el paciente la sudoración.
• Al paciente le comienza una sensación agradable de sueño.

Efectos generales:
• Elevación de la temperatura corporal.
• Aumento de la frecuencia respiratoria y del ritmo cardíaco.
• Hipotensión arterial.
• Hemoconcentración.
• Menos eliminación de orina.
• Se produce aumento de las proteínas totales.
• Se benefician las respuestas inmunológicas.
• Determina reacciones de precipitación, oxidación y reducción.
• Modificación de equilibrios coloidales y acciones catalíticas.
• Poseen cierta actividad estrogénica.
• Algunos tienen propiedades estimulantes y otros sedantes, resolutivos y reconstituyentes.

Métodos de aplicación:
La literatura recoge muchas formas ó métodos de aplicación; sin embargo, nosotros describiremos aquellos en los cuales tenemos mayor experiencia en nuestro país.

Método regional: En este método la aplicación del peloide puede ser parcial o total cuando se aplica al cuerpo completo, utilizándose a la temperatura a 40º C – 50º C.  Luego se envuelve al paciente en una manta o frazada y encimas de esa envoltura un hule o material que impida la salida del calor, generalmente la aplicación oscila entre 20 y 30 minutos.   
El peloide puede calentarse en un equipo mezclador y calentador de fango, diseñado para éste fin; después se traslada en una bandeja  hasta aplicarlo al paciente con una “palita” plástica  en la región indicada.  También puede calentarse en “baño de María”, al final se debe arrastrar el peloide de la piel, depositarlo en un cubo plástico y realizar la limpieza con agua templada del área tratada.         
   
Método egipcio: Consiste en aplicar en la región deseada el peloide y luego exponerse a la radiación solar.  Esta aplicación debe ser con una “palita” plástica o de madera, hasta conformar una capa de 2-3 mm.

Métodos combinados: Aplicarse el peloide y luego hacer incidir sobre el mismo una lámpara de luz infrarroja.  También se puede aplicar el peloide con ultrasonido.

Indicaciones:
Se indica en múltiples procesos pero fundamentalmente en afecciones osteomioarticulares como:
• Reumatismos crónicos como la artritis reumatoidea, la espondiloartritis anquilopóyetica y las artropatías endocrinas.
• En las poliartritis crónicas.
• En reumatismos musculares como fibrositis mialgias etc.
• En las neuralgias.
• En las flebitis y los espasmos vasculares.
• En síndromes dolorosos abdominales o pelvianos.
Y no podemos dejar de mencionar, aunque la literatura no habla mucho acerca de ello, que en Cuba se utiliza en algunas neuropatías con buenos resultados.

HELIOTERAPIA:

Por definición se trata de la exposición al sol con fines terapéuticos y profilácticos.

El sol, como el agua constituyen fuentes indispensables para la vida, el Astro Rey garantiza el calor sin el cual no fuera posible la existencia de las especies. Como conocemos el sol constituye también la principal fuente natural de producción de luz y otras radiaciones de interés para la vida. Su radiación es muy variada; la radiación solar que llega a la superficie terrestre está compuesta en el 59% de radiación infrarroja (IR), en el 40% de luz visible y en el 1% de radiación ultravioleta (UV), sin embargo esa pequeña porción de rayos ultravioletas es rechazada por la capa de ozono al llegar a la atmósfera, de lo contrario no existiría la vida tal y como la conocemos hoy. Para la biología la radiación solar tiene gran interés por sus efectos diversos, fototérmicos, fotoluminosos y fotoquímicos. Hoy día es posible conseguir, por medios artificiales, prácticamente todos los componentes del espectro de radiación solar.(7,8)
La radiación infrarroja (IR) incluye radiaciones cuyas longitudes de onda están comprendidas entre los 760 y los 15.000 nm. A efectos prácticos, los rayos IR suelen dividirse en IR proximales (760-1.500 nm) y rayos IR distales (1.500-15.000 nm). Estas radiaciones son las responsables del efecto térmico del sol.
Por su parte, la radiación UV ocupa la parte del  espectro electromagnético existente entre la luz visible y los rayos X de menor energía. El límite con la luz visible se sitúa en torno a los 400 nm, que es el límite de percepción visual del color violeta; puesto que este límite es fisiológico, algunos autores lo sitúan entre los 400 y los 390 nm. El sol es la principal fuente natural de radiación Ultra Violeta; emite en una amplia gama de frecuencias UV.

Efectos Biológicos de la Helioterapia:
La reacción del organismo durante la Helioterapia(8) depende de la influencia simultánea de los rayos I.R., visibles y U.V. De este modo se explican las fases de reacción que se caracterizan al principio por reacciones locales como la hiperemia (por rayos I.R. y luz visible), posteriormente, al cabo de dos horas aparece el eritema (por los rayos U.V.). Esta última reacción conlleva a la pigmentación y bronceado de la piel (acúmulo de melanina), siendo esta una reacción defensiva de la piel ante la exposición a radiación. La reacción local por la irritación de receptores de la piel, impulsa o desencadena cambios reflejos y el fortalecimiento de los procesos humorales en el organismo.
La luz visible constituye la gama del espectro perceptible por la retina humana. En condiciones normales, comprende longitudes de onda desde 780 hasta 400 nm, situados entre la radiación IR y UV. La luz «blanca» es, en realidad, una mezcla de los diferentes colores (los del espectro visible), cada uno de ellos con diferentes longitudes de onda. Normalmente, se habla de los siete colores espectrales: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Éstos son distinguibles con cierta facilidad en la descomposición de la luz blanca, tanto de forma artificial, utilizando un prisma, como natural, cuyo ejemplo más conocido es el arco iris.
Los efectos biológicos de las radiaciones ultravioletas son fundamentalmente fotoquímicos y fotobiológicos, participando en diferentes procesos metabólicos dentro de los cuales, el más destacado, es su influencia sobre el metabolismo de la vitamina D y la mineralización ósea. Estos efectos son muy variables estando en función de la longitud de onda; por esta razón, el espectro ultravioleta se subdivide en tres regiones:

UV-A: 400-320 nm
UV-B: 320-290 nm
UV-C: 290-200 nm

Los productos de disociación de proteínas coaguladas, altamente activos y formados bajo la acción de rayos U.V., ingresan en el torrente circulatorio y se dispersan por toda la economía, ejerciendo influencia sobre órganos y sistemas aislados, se estimulan procesos de intercambio, procesos fermentativos y se activan procesos inmunológicos.
De este modo las radiaciones solares constituyen un medio potente de profilaxis y tratamiento de una serie de enfermedades y estados patológicos. Aumentan la capacidad laboral, elevan la resistencia a enfermedades infecciosas, aceleran la cicatrización de heridas y úlceras, producen hiposensibilización ante estados alérgicos, capacitan los procesos de desintoxicación, son muy benéficas en edades extremas de la vida, entre otros efectos.(9-11)
 

TALASOTERAPIA:

La talasoterapia(8) como uno de los métodos de la climatoterapia, posee una variada interpretación. En esencia (del griego talaza, mar y therapeia, tratamiento) incluye el uso de diferentes factores climáticos, balneológicos, e hidroterapéuticos relacionados con la estancia a orillas del mar, todo con el objetivo de la recuperación y el restablecimiento de la salud.
Para todos es conocido que el mar trae beneficios a la salud, y en nuestro país, la variedad y belleza de nuestras playas, brindan amplias posibilidades terapéuticas. Cuando vamos de vacaciones a las playas, de modo empírico, ponemos en práctica muchos recursos de la talasoterapia. De cualquier manera la Talasoterapia es mucho más que eso, es una metodología con muchos fundamentos científicos.
En esta metodología se combinan la acción del movimiento continuo del agua (factor mecánico o hidromasaje), la acción de la temperatura del agua (siempre más fría que la del cuerpo), la acción de las sales disueltas en el agua (factor químico), la acción de aeroiones (aerosolterapia), la acción de la luz solar (helioterapia), la acción mecánica y térmica de la arena de mar, la influencia biológica de la flora bacteriana y de los fitóncidos de las algas marinas, entre otros. A todo esto se asocia el efecto psíquico del lugar por su belleza, y ambiente poco común.
La Talasoterapia está definida como el tratamiento de hidroterapia mediante el uso de agua de mar. Aplicaciones de algas, arenas, lodos, así como fangos y limos de los fondos marinos.
La aplicación de los baños de mar conllevan a entrenamiento de mecanismos neurohumorales y cardiovasculares.

Fases del tratamiento:
En la aplicación de la Talasoterapia pueden apreciarse diferentes fases del tratamiento.

Primera fase: (Fase de enfriamiento inicial): caracterizada por espasmos de los vasos sanguíneos superficiales y vasodilatación de los profundos, desencadenamiento del reflejo pilomotor que pone la piel “como carne de gallina”, escalofríos, temblor, disminuye la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Segunda fase: (Fase de reacción): se manifiesta una sensación de calor, enrrojecimiento de la piel por aumento de la irrigación sanguínea (hiperemia), se activan los mecanismos de producción de calor para la termorregulación, se acelera la respiración aumenta 3 veces el consumo de oxígeno. Si esta fase se prolonga en el tiempo aparece una:

Tercera fase: (segundos escalofríos): se produce por desgaste o fallo de los mecanismos de termorregulación. Se produce hiperemia pasiva, cianosis, y otros fenómenos patológicos.
No se realizan baños en un agua con temperatura inferior a los 20º C.

Indicaciones:
Son muchas las afecciones que pueden mejorar con la presencia del mar: afecciones respiratorias y cardiovasculares, afecciones osteomioarticulares, afecciones dermatológicas, afecciones cardíacas, afecciones infecciosas, metabólicas y reumáticas, entre otras. Niños y ancianos son quienes más pueden notar sus efectos, es útil en el tratamiento de la  tuberculosis ósea, ganglionar, articular y peritoneal (no la pulmonar), es muy útil en el tratamiento del raquitismo; el entorno del mar es ideal tanto para el tratamiento del paciente asténico como para el paciente con  estrés.(12)
Desde el punto de vista físico, los efectos más inmediatos son de tipo muscular. El movimiento de las olas contra el cuerpo es como un masaje que relaja y tonifica los músculos, una experiencia de sobra conocida por los cientos de personas que, en todas las playas, se mantienen inmóviles dentro del agua, a la altura de la cadera, durante horas, incluso. Otras prefieren, por su parte, caminar dentro del agua, tratando de endurecer sus piernas venciendo la resistencia del agua.
Los baños de mar son beneficiosos en las fases de remisión de numerosos procesos patológicos, secuelas de traumatismos e intervenciones quirúrgicas del aparato locomotor, afecciones ortopédicas, procesos reumáticos crónicos, envejecimiento condroarticular, secuelas de poliomielitis, polineuritis, enfermedad cerebrovascular, afecciones ginecológicas, trastornos cardiovasculares, trastornos respiratorios, en afecciones crónicas de piel como la psoriasis, en trastornos psicomáticos relacionados con estrés, entre otros procesos.
La talasoterapia ha alcanzado particular relevancia en los casos de pérdida o disminución del vigor físico y de la capacidad defensiva general.
Sus mejores resultados se derivan de la combinación con la cultura física terapéutica.
El clima marino ejerce una doble acción: por una parte es estimulante, y por otra sedante. Es estimulante por la luminosidad, la ionización y las sustancias salinas en suspensión. Y es sedante por su temperatura, prácticamente constante, su abundante humedad y su alta presión atmosférica.
El aire puro y rico en yodo, con vientos frecuentes, que puede encontrarse en la orilla del mar está especialmente recomendado en alergias, migrañas y fiebre del heno.(13)

Contraindicaciones:
Los baños marinos son perjudiciales ante la presencia de Fiebre, reumatismos agudos, radiculitis, insuficiencia renal, crisis aguda de asma bronquial, epilepsia, insuficiencia cardiovascular y respiratoria severa, enfermedad cerebrovascular en estadío agudo, ante la hipertensión arterial severa, no deben indicarse a pacientes con reacciones psicopáticas e hipocondríacas, estados fóbicos, en casos de neuropatía, de bronquitis crónica, hipertiroidismo, gastroenteritis, enfermedades renales, así como entidades del sistema neurovegetativo.

Resulta interesante conocer que a más de cien metros de la costa, el agua de mar está libre de gérmenes patógenos. Los mares tropicales, como el Caribe, son un recurso lleno de posibilidades para la investigación, es precisamente de este mar de donde procede la Pseudopterogorgia elisabethae, un alga con un componente proteico, el pseudopterosin, capaz de cicatrizar las heridas y reducir la inflamación. Otro de sus derivados, la metopterosina, está siendo analizada por el Centro de Biotecnología y Biomedicina Marina de la Universidad de California como un posible tratamiento contra la artritis, la psoriasis y el asma. Una empresa española fundada hace diez años por el catedrático de bioquímica José María Fernández Sousa, dispone ya de un centenar de entidades terapéuticas obtenidas a partir de organismos marinos y con interés en las áreas de oncología, trasplantes e infecciones víricas.(14)

 

Imprimir Artículo
: Editor Principal, Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación . | Hospital ¨Julio Díaz¨, MINSAP| Fontanar Ave.243 #19815. Boyeros, La Habana, 10800, Cuba | Teléfs.: (537)76468648, Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002