domingo, 19 de noviembre de 2017
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina de Rehabilitación en Cuba


¿Es bueno combinar carbohidratos y proteínas?

En los últimos 15 años he encontrado numerosos libros en librerías, bibliotecas y ahora en tiendas de productos naturales, que hablan las contraindicaciones o "peligros" para la digestión al combinar ciertos tipos de alimentos en una misma comida.
Algunos ejemplos de esta literatura son el Libro de Herbert Shelton publicado en 1951: "Fácil Combinación de Alimentos" (Food Combining Made Ease), Judy Mazel "Dieta Beberly Hills" (Beberly Hills Diet) y el popular libro de los anos 80s "Salud para toda la Vida" (Fit for lLife) de los autores Harvey y Marylin Diamond.
El hecho que un libro llegue a imprimirse o sea popular, no significa siempre que los conceptos anotados son reales o han sido probados científicamente. Mucha de la literatura publicada en temas de salud, es "pseudo-ciencia", que trata de explicar en una forma simplista la increíble complejidad y milagro que es el cuerpo humano. Cabe anotar aquí la verdad de la frase popular: "el papel aguanta lo que le pongan".
El tiempo que el ser humano ha habitado este planeta, no es suficiente para cambiar nuestra respuesta genética a las necesidades de nutrientes o la "combinación" de los mismos en una sola comida. Hasta hace 10 mil años, que se inició la era de la agricultura, fuimos cazadores y recolectores, combinado toda clase de alimentos, como proteínas con carbohidratos. La dieta estaba basada en más de 120 diferentes especies de plantas, incluyendo frutas, hojas, tallos raíces y flores, no contando la carne de animales. Hasta el presente, no he encontrado ningún estudio científico que anote que nuestros ancestros comían plantas "separado" de las carnes, para no tener "problemas digestivos".
Algunos autores aseguran que "la digestión utiliza más energía que cualquier otra función del cuerpo humano". Si este concepto fuera cierto, no habría una sola persona en este planeta con sobre peso, ya que la digestión "consumiría las calorías" en la absorción y metabolismo de los alimentos. El hecho es: el cerebro y el sistema nervioso central por sí solos, consumen dos tercios de la glucosa total utilizada por el cuerpo cada día.
Otro de los conceptos popularizados es que los alimentos con una "mala combinación", evitan la absorción de nutrientes por el aparato digestivo, ya que son metabolizados por diferentes enzimas. De nuevo, si la "mala combinación" trastorna la digestión al punto de que "casi ningún nutriente se absorbe", nadie tendría problemas de sobrepeso.
La "contraindicación" de combinar carbohidratos con alimentos acídicos ( tomate, naranjas, vinagre), no tienen ningún fundamento científico. Si bien es cierto la enzima que inicia la digestión de los carbohidratos se encuentra en la saliva y es efectiva solo en un medio alcalino, la digestión continua en el intestino delgado, con las enzimas pancreáticas e intestinales que terminan el trabajo. El análisis de laboratorio de heces de individuos, después de comer diferentes combinaciones de alimentos, ha fallado en demostrar la "mala digestión" de los carbohidratos en estas condiciones
Los seguidores de la combinación "adecuada" de alimentos, aseguran que no se debe de combinar las proteínas con los carbohidratos en una misma comida, porque la enzima pepsina, encargada del metabolismo de las proteínas, requiere un medio alcalino y si se ingieren los citados alimentos juntos, los jugos digestivos se "neutralizan" uno al otro y trastornan la digestión.
De hecho, los ácidos secretados en el estómago, inactivan la enzima de la saliva que metaboliza los carbohidratros. Sin embargo, los alimentos ingeridos, por lo general toman hasta 1 hora, antes de tener contacto con los ácidos del estómago y los carbohidratos ya han sido trabajados en este momento por las enzimas de la saliva. Cuando los alimentos se mezclan con el ácido del estómago y pepsina (enzima), la digestión de las proteínas se inicia y la digestión de los carbohidratos se suspende temporalmente. Finalmente, cuando los alimentos pasan al duodeno (primera porción del intestino delgado), el páncreas y los intestinos secretan soluciones neutralizantes, que proveen un medio perfecto para continuar la digestión de las proteínas y carbohidratos en conjunto.
El concepto de la "mala combinación de alimentos" se derrumba, al analizar estudios con el "Gastrograma de Heildelberg", aparato con la capacidad de medir niveles de ácido en el estómago e intestino delgado, antes, durante, después de la ingestión de los alimentos y 2 horas después de la comida. La respuesta del organismo a la combinación de proteínas y carbohidratos es normal, confirmado que el cuerpo humano está diseñado para digerir alimentos "combinados". 

Fuente: www.solomujeres.com

Imprimir Artículo
: Editor Principal, Especialista de I Grado en Medicina Física y Rehabilitación . | Hospital ¨Julio Díaz¨, MINSAP| Fontanar Ave.243 #19815. Boyeros, La Habana, 10800, Cuba | Teléfs.: (537)76468648, Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002