domingo, 17 de diciembre de 2017
 
 
Total de artículos: 43 mostrando: 31 - 40

página 4 de 5   1  2  3  4  5  
Titulares

Violencia intrafamiliar

Aunque la expresión se revelaría por sí misma ?violencia intrafamiliar o doméstica? considero conveniente definirla para enmarcarla en el ámbito de esta consulta.  Con visión sintetizadora diría que está dada cuando uno de los miembros de la familia comete un acto de abuso con ?el otro?, casi siempre sustentado por su poder o jerarquía.

El tema reviste actualidad mundial y, para su abordaje, he invitado a la doctora Raisa Ruiz Estrada, Jefa del Servicio de Psiquiatría del Hospital Calixto García de esta capital, y Jefa del Grupo Provincial de la especialidad en Ciudad de La Habana.

?Doctora, ¿se podría afirmar que este es un fenómeno exclusivamente masculino, o incluye también al femenino?

?Incluye a ambos sexos, pero es mas frecuente que las víctimas sean del sexo femenino. Otros grupos vulnerables a la violencia lo constituyen los niños y los ancianos. Investigaciones internacionales revelan que el 75 por ciento de estos casos corresponden a maltratos a la mujer.

?Al menos en nuestras culturas, ¿se conocen los orígenes de la violencia familiar?

?Son varias las hipótesis, pero recordaría, en una búsqueda de orígenes, que el encuentro de las culturas de Europa con América fue violento, de modo que la conquista primero y la colonización después, fueron los primeros actos de violencia que resultaron del mal llamado "descubrimiento".

?¿Cuales son las manifestaciones principales de estos impulsos destructores? ¿Incluyen la violencia física, psicológica y sexual?

?Sí. Las más comunes son el abuso psicológico, que es toda acción u omisión que inflige o intenta infligir daño a la autoestima, la identidad o el desarrollo de la persona. Incluye insultos constantes, humillaciones, amenazas, silencios prolongados, ridículos, entre otros. También el abuso físico (pegar, empujar, tirar objetos y, en casos más graves, matar), y el sexual, que comprende el abuso infantil, acoso sexual, caricias no deseadas.

?¿Es el resultado de conductas desviadas o enfermizas?

?No, es una practica aprendida, consciente y orientada. Es consecuencia de una organización  social estructurada sobre la base de la desigualdad.  En este sentido la violencia intrafamiliar es el resultado de las relaciones desiguales de poder y es ejercida por los que se sienten con mas derecho a intimidar y a controlar.  Por ello las desigualdades producidas por el género y la edad son sus principales determinantes.

?¿Esta violencia se viene incrementando al final de este siglo XX, o la globalización de la información nos ha hecho tomar mayor conciencia de ella?

?Te respondería afirmativamente a ambas preguntas. Lo que sucede es que la globalización de la información nos hace mas conscientes y conocedores de esta problemática a nivel planetario  y nos convoca también a pensar unidos en la búsqueda de soluciones para enfrentar este verdadero flagelo.

?¿Podría decirse que constituye un grave problema de salud mundial?

?Si, objetivamente por la presión que ejercen sus víctimas sobre los centros de urgencia médica, y otros servicios asistenciales, aunque casi mayoritariamente las víctimas no revelan las causas de las lesiones físicas o psicológicas que presentan, lo que obstaculiza por otra parte, el buen desempeño médico. Estos traumas causados por la violencia, que no resultan en muerte, limitan la funcionalidad individual y social de las víctimas.

?Queda claro que una de las características comunes de la violencia doméstica es su "invisibilidad" y, por tanto, el amplio subregistro de estos sucesos. ¿Se conoce la situación real en Cuba?

?Como sucede en otros muchos países, el denominador común es la inexistencia de estadísticas  sobre esta problemática que abarquen todo el país, porque, como ya expresamos, la víctima objeto de  la violencia en un alto porcentaje no lo confiesa. Datos ofrecidos por Naciones Unidas refieren que una de cada cuatro mujeres es afectada por la violencia conyugal. Estudios muy rigurosos pero parciales realizados en nuestro país indican que no estamos ausentes de la violencia doméstica, aunque hasta el momento no constituye un problema de salud.

?¿Qué padecimientos pueden acarrear para las víctimas de la violencia intrafamiliar estos abusos sistemáticos?

?Traumas físicos, desajustes de la personalidad, trastornos depresivos, ansiosos,  dolores de cabeza, temores injustificados, deterioro de la autoestima, predisposición al consumo de sustancias (alcohol y drogas), deserción escolar en los niños, gestos o intentos de suicidio, falta de motivación.

?¿Es posible establecer, mediante la educación u otras vías, medidas que contribuyan a la prevención de estos actos?

?Es importante contar con políticas y planes nacionales, y movilizar recursos para la prevención y control de la violencia intrafamiliar, con énfasis especial en los grupos más vulnerables. Es esencial, asimismo, la formación de equipos interdisciplinarios y multisectoriales orientados a la prevención de la violencia y la defensa de la vida en la propia comunidad, debidamente capacitados  para el fomento de una cultura de convivencia.

?¿Existen servicios o respuestas sociales en nuestro medio disponibles para apoyar a estas víctimas?

?Cuba, con un sistema de salud privilegiado, dispone de una estructura de salud con médicos y enfermeras de familia que ejercen en la propia comunidad acciones de promoción y prevención.  Además, prácticamente en todos nuestros municipios existen las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia,  donde se imparten programas de atención y prevención de la violencia. Igualmente, en diferentes áreas de salud funcionan consultas de Psicología y Psiquiatría que atienden esta problemática.

?Dejo a su criterio un comentario final que considere imprescindible?

?Llamar la atención en cuanto a que las víctimas del maltrato familiar son maltratantes en potencia. Es decir, que pueden llegar a ser futuros padres, madres, esposos y esposas, hermanos o hermanas, maltratantes. Por ello necesitan apoyo profesional especializado, psicológico, para que su vida posterior no se vea afectada. La defensa de la vida es también la defensa de las condiciones que hacen la vida tranquila, placentera y creativa. (2002)

Obtenido de http://www.granma.cubaweb.cu/salud/consultas/v/c02.html


 
Total de artículos: 43 mostrando: 31 - 40

página 4 de 5   1  2  3  4  5  
 
: Editora principal, Especialista de II grado en Medicina General Integral, MSc. Atención integral al niño. | Dpto. de Postgrado, Facultad de Ciencias Médicas “10 de Octubre” - MINSAP | Josefina No.112 e/ Revolución y Gelabert 10 de Octubre, Ciudad de La Habana, 10700, Cuba | Telefs: (537) 648-7154. Horario de atención: 8:30 a.m. a 4:30 p.m., de Lunes a Viernes