ESPECIALIDADES   
Otorrinolaringología
Portal de Infomed
 
Titulares

Maniobras básicas en Otorrinolaringología

Maniobra de Valsalva: Debe su creación a Antonio María Valsalava, consiste en que, a través de una coordinación de movimientos musculares, se hace una espiración forzada, mientras se mantiene la nariz y la boca cerrada, cerrando también las cuerdas vocales, y por lo tanto, la glotis. De esta manera aumenta la presión de las trompas de Eustaquio. Si estas están permeables, el aire entrará de manera forzada en el oído medio. Esta maniobra puede ser espontánea, como ocurre cuando se tose o defeca, o ser provocada. Determina además un aumento de la presión intratorácica e intraabdominal, que conlleva a la disminución de la frecuencia cardíaca, disminución del retorno venoso y aumento de la presión venosa. Inicialmente esta maniobra fue empleada para remover cuerpos extraños del oído y para mejorar la hipoacusia. Sin embargo, es ampliamente utilizada para aclarar síntomas o reacciones en el paciente, como para el tratamiento de la taquicardia supraventricular donde se persigue aumentar el tono vagal. También se emplea cuando existe bloqueo del oído durante el descenso de altura y en la investigación de hernias de la pared abdominal o de anomalías vasculares como el varicocele. También tiene aplicación en el buceo, donde se usa para contrarrestar un aumento progresivo de la presión de agua desde el exterior y evitar un barotrauma.

Maniobra de Frenzel: Diseñada por Herman Frenzel, para los pilotos alemanes en la 2da guerra mundial. Se realiza deglutiendo y oprimiendo la lengua contra el paladar y emitiendo simultáneamente el sonido "ke", de esta forma se provoca una hiperpresión en el cavum que fuerza la Trompa de Eustaquio.

Maniobra de Toybee: Es el inverso a la maniobra de Valsalva, boca cerrada, nariz pinzada, deglución. El aire del oído medio se aspira, lo cual permite la apertura de la trompa de Eustaquio.

Maniobra de Dix-Hallpike: Se realiza dejando caer rápidamente al paciente hacia atrás desde una posición de sentado en la camilla, con la cabeza girada 30º, hasta que quede con la cabeza hiperextendida. Entonces se determina la existencia de vértigo y/o nistagmo, y una vez cesan estos síntomas y signos, retornamos de forma rápida al paciente a la posición inicial, sin modificar para nada la posición de la cabeza relativa al tronco. En caso de una canalitiasis de conducto semicircular posterior (causa más frecuente de vértigo posicional paroxístico benigno), aparecerá un nistagmo mixto, horizontal y geotrópico, vertical (hacia arriba) y torsional (que se aprecia como antihorario en el caso de una lesión derecha y horario en el caso de una lesión izquierda). Este nistagmo tiene una latencia de unos segundos, se acompaña de vértigo intenso y desaparece solo (sin modificar la posición del paciente). Al reincorporar al paciente a la posición de sentado, reaparece el vértigo, pero el nistagmo tiene un sentido totalmente contrario. Cuando en una prueba posicional no se cumplen todas las características antes descritas, debemos sospechar y descartar la existencia de otras alteraciones vestibulares, e incluso de tipo central.

Maniobra de reposición de partículas de Epley: En el año 1992, Epley describió una maniobra con secuencias lógicas que permiten llevar las otoconias del canal semicircular posterior al utrículo. En su trabajo inicial Epley reportó una resolución de casi el 100%. Es una terapéutica sencilla y efectiva para el tratamiento del vértigo postural paroxístico benigno (VPPB). Se realizada de la siguiente manera: 1. Se lleva al paciente a la posición de Hallpike hacia el lado del oído sintomático. 2. Giro de la cabeza 90 grados hacia el lado contrario. 3. Decúbito lateral sobre el hombro contralateral, con la cabeza en posición prona (unos 180 grados desde la posición original). 4. Paso del paciente a la posición sentada, con la cabeza aún girada.

Maniobra de Semont: La maniobra se realiza de la siguiente manera: a. Paciente sentada, con la cabeza girada 45º a la derecha. b. Decúbito lateral izquierdo. (realizado bruscamente), con el mismo giro de la cabeza. Se mantiene así cuatro minutos. c. Decúbito lateral derecho (volteo brusco), con el mismo giro de la cabeza. Se mantiene así otros cuatro minutos. d. Incorporación lenta a la posición inicial.

Maniobra de Cottle: Consiste en la elevación de la punta nasal con el dedo índice del examinador o el desplazamiento de la mejilla lateralmente por el mismo paciente lo que aumenta el área de la válvula nasal Interna para evidenciar insuficiencia de la misma. se considera positiva si el flujo de aire mejora subjetivamente con la maniobra.

Fuente: Dr. Héctor Hernández Sánchez. Hospital "Dr.Luís Díaz Soto"

 
: Editor Principal, Especialista de I Grado en Medicina General Integral y Otorrinolaringología | Sociedad Cubana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, MINSAP| Calle 15entre 2 y 4 Plaza de la Revolución, La Habana, 10400, Cuba | Telefs: (537) 7623154, Horario de atención: 7:00 p.m. a 9:00 p.m., de Lunes a Viernes



Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios
 HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002