Wednesday, 23 de April de 2014
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina Natural y Tradicional



¿Medicina alternativa o Medicina Tradicional?

Por: Dr. Silvio E. Veitía Mora

* Dr. en Ciencias Psicológicas. Jefe de la Cátedra de Medicina Tradicional y Natural. Profesor auxiliar. ISCM-VC.

 

Las expresiones de Medicina Alternativa y Medicina tradicional, a pesar de que se originan a partir de esquemas conceptuales diferentes, son en esencia equivalentes. Ellas se asemejan a otras definiciones, tales como: Medicina Complementaria, Medicina Natural, Paralela, Suave, No Clásica, etc., cuyo denominador común es el de constituir una serie de sistemas diagnóstico-terapéuticos que basan su acción en la estimulación de los mecanismos naturales del organismo y en acciones de carácter preventivo, a diferencia de lo predominante en la Medicina Clásica o Alopática.

En nuestro caso, preferimos utilizar el término de Medicina Tradicional o natural, por considerarlo más cercano a la esencia y carácter de los métodos que utiliza.

Variados son los sistemas de Medicina Tradicional o Natural desarrollados no sólo en Asia sino también en Africa y América Latina: La Medicina Tradicional Asiática, que se practica en China, Japón, Corea y Viet Nam, fundamentalmente; el Ayurveda, propio de Bangladesh, India, Nepal, Paquistán y Sri Lanka; el sistema médico Unani, de origen greco- árabe y actualmente practicado en el subcontinente Indo-paquistaní, y la Terapia Humoral, propia de la América Latina precolombina, son ejemplos de la diversidad de los sistemas médicos tradicionales que coexisten con la medicina clásica en muchos países del mundo 1.

Métodos y técnicas como la acupuntura, la moxibustión, la hipnosis, la fitoterapia, la homeopatía, el yoga, el qi-qong, el tai-chi, la colorterapia, la aromoterapia, el magnetismo, el shiatsu, la fangoterapia, la hidroterapia, y muchos más ocupan un lugar cada día más importante en el arsenal terapéutico de destacadas instituciones médicas de países como Alemania, Francia, Japón y Estados Unidos 2-5.

Este amplio número de métodos, técnicas y procedimientos que abarca la Medicina Tradicional la hace extremadamente rica en sus acciones sobre el hombre sano o enfermo.

Los sistemas médicos tradicionales mencionados poseen una teoría sobre el origen, evolución y curación de las enfermedades con sus correspondientes fundamentos filosóficos, un grupo de métodos diagnósticos y un conjunto de conocimientos prácticos sobre la terapéutica de las enfermedades que tratan.

Detengámonos brevemente en algunos de los planteamientos teóricos de la Medicina Tradicional, que por su interés y valor requieren de especial atención, aún más en estos momentos, cuando el hecho de disponer de instrumentos de diagnóstico y tratamiento muy complejos y de alta tecnología hace que la atención al hombre enfermo se realice en muchos casos en forma mecánica, y con una orientación biologicista centrada en la enfermedad.

En la Medicina Tradicional, cada sujeto enfermo es considerado en su individualidad. El hombre es su propio punto de referencia, no la enfermedad. Esto implica que sea imprescindible atender a la idiosincrasia del sujeto. Es tan importante el estilo de vida, la forma de pensar y actuar, el estado de ánimo, hábitos alimentarios, entre otros, como los signos físicos y síntomas de la enfermedad, tanto en el momento de establecer el diagnóstico como al iniciar el correspondiente plan terapéutico 5,6.

Descriptores DeCS:

MEDICINA ALTERNATIVA

MEDICINA TRADICIONAL

Subject headings:

ALTERNATIVE MEDICINE

MEDICINE, TRADITIONAL

Por otra parte, las acciones de la Medicina tradicional van dirigidas a estimular los mecanismos naturales, físicos y psíquicos de autocuración, mediante los procesos autorregulativos. Además, como el objeto de tratamiento es el hombre como tal y no su enfermedad, no pueden existir divisiones o barreras entre el soma y la psiquis que justifiquen el análisis y tratamiento por separado de ambos elementos, componentes inseparables e indesligables de una unidad viva y actuante: el hombre 7,8.

El enfoque principal de la Medicina Tradicional fue preventivo desde sus inicios, y en la actualidad continua siendo así. Se cuenta que en la antigüedad, hace aproximadamente 3 500 años, el médico tradicional asiático debía mantener saludables a los miembros del grupo poblacional que atendía, y a cambio recibía el pago o tributo de los mismos; sin embargo, cuando uno de ellos enfermaba, el médico debía restituirle la salud y cargar con todos los gastos del enfermo y su familia durante el tratamiento. Cierto o no, este hecho reafirma el carácter eminentemente preventivo de las acciones de salud en aquel entonces 5.

La utilización racional en nuestro medio de los métodos y técnicas de la Medicina Tradicional, permitiría economizar abundantes recursos materiales, evitaría la ocupación inútil de muchas camas hospitalarias, y algo muy importante, frenaría la evolución de algunas enfermedades antes de que éstas exigieran una intervención médica especializada mucho más cara y muchas veces traumatizante. Además, contribuiría a rescatar el enfoque integral y multilateral de la medicina, que toma en consideración no sólo la dimensión física sino también el psiquismo y el ambiente social del hombre enfermo.

En conclusión, de lo que se trata no es de sustituir la Medicina Clásica o Alopática por uno u otro sistema médico tradicional, sino de integrarlos y complementarlos mutuamente utilizando los elementos más positivos, valiosos y efectivos de cada uno de ellos.

Referencias bibliográficas

Bannerman RH. Traditional medicine and health care coverage.Geneva:World Health Organization, 1983:

Stanway A. Alternative medicine : Guide to natural therapies. London: Ed. Macdonal and Jones, 1980:

Leslie C. Asian Medical system. California : University Press Berkeley, 1976:6-8.

Herzog B. Quelques reflexions a propos du magnetisme. Rev Fr Vulgar GNOMA 1989;82:12-14.

Fulder S. Las medicinas complementarias. Rev El Correo 1987 ago.; 16-19.

Tsarfis PG. Acción de los factores naturales sobre el hombre. Moscú : Ed Mir, 986:272.

López Espinosa J. Quigong Rep Pop China : información factográfica. Ciudad de La Habana : CNICM, 1992:

Ihulpina NB. Posibilidades de utilización del iridodiagnóstico en la práctica clínica.Vestn Oftalmol 1986;3:63-66.

Fuente: http://capiro.vcl.sld.cu/medicentro/v2n298/alternativa.htm

Imprimir Artículo
: Editor principal, Lic. en Bioquímica DrCs en Ciencias de la Salud | Dirección de Ciencia y Técnica, Vicerrectoría de Postgrado, Universidad Médica de La Habana | Ave. 25 y 146, Cubanacán, Playa, Ciudad de La Habana, CP 11300 Cuba | Teléfs.:(537) 2084115 y (537) 2083995, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002