jueves, 9 de diciembre de 2021
Portal de Infomed
 Página Inicial
Medicina Natural y Tradicional



Extracto de Gingko biloba: Mecanismos de Acción e Indicaciones Clínicas

Bruce J. Diamond. *

* PhD. Center for Research in Complementary and Alternative Medicine. Kessler Medical Rehabilitation Research and Education Corporation. West Orange. New Jersey (USA).

Fuente:http://www.plantasmedicinales.org


ginkgo bilobaINTRODUCCION:

Una importante cantidad de productos herbales han despertado el interés dentro de los llamados tratamientos alternativos, siendo el Gingko biloba (G.B) uno de los más prominentes. El interés en el árbol del ginkgo tiene ya una larga historia. Considerado fósil viviente, su presencia en la tierra data de unos 250 millones de años. La palabra ginkgo deriva del chino Yin-kuo, que significa apricot dorado; en tanto biloba hace referencia al aspecto bilobular de las hojas.

En China, el ginkgo ya había despertado interés desde hace unos 5.000 años, cuando Chen Noung (2767 a 2687 a.C.) describió por primera vez las propiedades medicinales de este árbol en la primer farmacopea conocida: el Pen Tsao. Sus indicaciones incluían mejorías en problemas cardíacos y pulmonares. La inhalación de la corteza y la toma de infusiones eran paliativos de cuadros bronquíticos y asmáticos.

A pesar de su antigüedad, el Ginkgo biloba es hoy por hoy la hierba medicinal más prescripta en toda Alemania y una de las más comúnmente empleadas dentro de las conocidas prescripciones libres OTC (Over The Counter) en Estados Unidos 1. En 1964, un extracto de Ginkgo biloba conocido como EGb 761 fue desarrollado en Alemania por una compañía farmacéutica, y a partir de allí cientos de estudios permitieron evaluar los efectos de esta especie en modelos animales y en humanos. La Comisión E de Alemania (equivalente a la Food and Drug Administration = FDA, en Norteamérica) ha aprobado el G.B. para el tratamiento sintomatológico de déficits de memoria, concentración y depresión, a partir de patologías orgánicas cerebrales 2.

El extracto de G.B o alguno de sus componentes han sido extensamente estudiados en términos de sus efectos en el área cognitiva, fisiológica y psiquiátrica posteriores a secuelas de procesos vasculares y neurológicos. Las funciones y condiciones específicas incluyen: memoria de reconocimiento, poder de recordar, reflejos, atención, concentración, funciones psicomotrices, fatiga e información de velocidad de procesamiento de ideas.

G.B ha sido extensamente experimentado en el tratamiento de síntomas asociados con enfermedad de Alzheimer, demencia senil, arteriosclerosis cerebral, insuficiencia cerebral, edema cerebral, inflamaciones, toxicidad glutámica, tinitus, necrosis, apoptosis, disfunción sexual y degeneración macular. Este review proveerá una síntesis de los mecanismos de acción, indicaciones clínicas y seguridad del extracto de Ginkgo biloba.

DATOS Y DEFINICIONES:

El presente trabajo consiste en la revisión de artículos, conferencias y capítulos relevantes de libros incluyendo un número de artículos traducidos del alemán. Las fuentes fueron identificadas utilizando varias estrategias: 1) Búsqueda computarizada en la National Library of Medicines de la base de datos Medline (1966 a 1998); PsychoInfo y la base de datos de la British Librarys Research Council for Complementary Medicines. 2) Citas extraídas de referencias en artículos y textos.

El presente review contiene un número de estudios referidos a condiciones geriátricas patológicas conocidas como "insuficiencia cerebral". En Alemania, ésta representa una frecuente indicación clínica del G.B. Aunque esta categoría diagnóstica no está universalmente reconocida, podemos decir que está caracterizada por 12 síntomas primarios: confusión, ausentismo, pérdida de memoria, zumbidos, tinitus, cefalea, fatiga intelectual, escasa concentración, ansiedad, humor depresivo y disminución de la actividad o energía general 4.

Un total de 188 estudios llevados a cabo en animales, in vitro y humanos fueron inicialmente analizados. En el presente trabajo se evaluó un listado de 24 trabajos (randomizados, doble ciego, controlados por placebo) enlistados alfabéticamente de acuerdo a sus autores. Má adelante se hará referencia de dosis y rangos terapéuticos, duración del tratamiento y relación síntomas/indicación, efectos y reacciones adversas. Los estudios en animales e in vitro citados en este review están basados en técnicas y criterios analíticos bien establecidos.


EFECTOS EN HUMANOS:

Los estudios que a continuación se citan proveen evidencias sobre la utilidad general, y en algunos casos selectiva, de los extractos de G.B. Se hace mención a trabajos tanto en individuos sanos como en pacientes portadores de patologías.

Estudios en Individuos Sanos

Actividad electroencefalográfica: En un estudio5 empleando mediciones electroencefalográficas, se observó un mayor voltaje de ondas alfa de manera dosis-dependiente después de la administración de 240 mg versus 120 mg de Egb 761 por día. Seguidamente a una dosis de 600 mg, el incremento en la onda alfa fue observado en las regiones frontal y occipital bilaterales del encéfalo, acompañado de un incremento en el tono de alerta. En otro estudio 6, el EGb 761 administrado en una única dosis diaria de 80-160 mg a 15 sujetos jóvenes, demostraron un incremento de las ondas alfa (absoluto) y beta (relativo), con un concomitante descenso en los niveles relativos de la onda tetha. En síntesis, la actividad cortical y el ERP (Event-Related Potential) mostraron una significativa disminucuón en el período de latencia (espacio de tiempo para una nueva activación).

Memoria e información procesada: En un estudio doble-ciego en diseño cruzado, diversos tests psicométricos fueron empleados para evaluar el procesamiento de información y otras funciones cognitivas en respuesta a una dosis oral aguda del extracto de G.B. a personas voluntarias sanas. Una hora después de una dosis única de 600 mg, se demostró un incremento en la velocidad de búsqueda mnésica 7.

Reflejo retino-muscular: Para evaluar el efecto de EGb sobre el reflejo retino-muscular, diferentes sujetos fueron expuestos a condiciones de hipoxia en sus tareas. Al finalizar el ensayo se observó que el tiempo del reflejo y la tasa respiratoria se redujeron significativamente después de la administración de EGb 761, lo cual hace de soporte al papel de dicho extracto en la regulación del oxígeno y como activador cerebral. Los cambios en la latencia del P300 a nivel cortical estarían en relación con incrementos en los procesos cognitivos y de memoria 8.


Estudios en Individuos con Patologías Cerebro-Vasculares

Insuficiencia cerebro-vascular, Demencia Senil y Enfermedad de Alzheimer: Las mismas fueron evaluadas a través de estudios de actividad EEG, memoria y vigilancia. Un estudio doble-ciego controlado con placebo evaluó los efectos del EGb 761 en parámetros neurofisiológicos y psicométricos sobre 36 pacientes con insuficiancia cerebrovascular 9. La mitad de los sujetos recibieron EGb 761 en una dosis de 120 mg por día durante 8 semanas. Luego de 4 a 8 semanas de tratamiento se pudo observar un incremento de la actividad alfa únicamente en el EEG de los sujetos que habían tomado el EGb 761.

En otro estudio 10, el suministro a 31 pacientes con pérdidas entre leves y moderadas de memoria (de + 50 años de edad) de 120 mg de EGb 761 durante 12-24 semanas, evidenció un aumento en la capacidad mnésica y una disminución del voltaje y amplitud de los componentes de baja frecuencia (1 a 3 Hz). Respecto a esto último, el grupo que llegó a la semana 24 de tratamiento evidenció las mayores reducciones, respecto al grupo que llegá a la semana 12.

Estos resultados no pudieron reiterarse en otro ensayo similar 11, aunque sí se observó un incremento de la capacidad de vigilancia en los sujetos tomadores de EGb 761. En otro estudio no controlado 12 que abarcó a pacientes con probable enfermedad de Alzheimer, la asociación de una dosis oral diaria de 240 mg de un extracto seco estandarizado de hojas de Ginkgo biloba junto a una dosis oral simple de 40 mg de tacrine (tetrahidroaminocrina), conocido como "activador cognitivo", evidenció mejoras EEG respecto a tacrine solo. Asimismo, ambas sustancias demostraron inducir un incremento de la actividad alfa (7,5 a 13 Hz) y un leve descenso en la actividad de las ondas delta y theta similar a la observada en sujetos jóvenes.

Funciones Cognitivas, Neurológicas, actividad motora, humor: En un estudio doble-ciego, 50 pacientes portadores de insuficiencia cerebral crónica de origen vascular, divididos en dos grupos, fueron tratados con 120 mg diarios de EGb o placebo. Al finalizar la prueba, el grupo Ginkgo demostró incrementar la actividad motora y la capacidad de comprensión, al tiempo que redujo los mareos 13. En otro trabajo a doble ciego controlado con placebo que abarcó 60 pacientes con insuficiencia cerebral, el EGb administrado oralmente en dosis de 160 mg diarios durante 6 semanas demostró incrementar la concentración y reducir la fatiga mental 14.

Pacientes con moderada insuficiencia cerebral y con diagnóstico de depresión fueron evaluados en un nuevo estudio doble ciego bajo control con placebo15. Todos los pacientes continuaron tomando la medicación antidepresiva (tricíclicos, tetracíclicos) en la misma dosis y frecuencia. Luego del estudio, el grupo G.B + antidepresivo incrementó significativamente el test en la Escala de Depresión de Hamilton logrando reducciones de 9.5 puntos en el grupo tratado. En tanto, el Test de Inteligencia General logró incrementos de 15 puntos en dicho grupo. Estos trabajos evidencian el rol benéfico del G.B con antidepresivos (respecto a estos últimos dados como única medicación) en pacientes depresivos con insuficiencia vascular cerebral.

En otro estudio doble ciego bajo control con placebo sobre 40 pacientes externos diagnosticados con leve a moderada insuficiencia cerebrovascular, y a los que se les suministró 120 mg diarios de EGb durante 12 semanas, mostraron incrementos sobre los parámetros que evalúan tinitus, cefalea, mareos y pérdida de memoria 16. En un ensayo doble ciego controlado con placebo, 80 pacientes con cuadros de insuficiencia cerebrovascular fueron divididos en dos grupos17. El grupo A recibió inicialmente EGb en los primeros 45 días y luego continuó un lapso similar con placebo. El grupo B inicialmente recibió placebo y luego continuó con EGb. El trabajo fue evaluado con la escala WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale) determinando que a medida que entraba a jugar la medicación con placebo, los índices de mejoría en dicha escala eran menores.

Recientemente en un extenso ensayo clínico, la eficacia y seguridad del EGb 761 fueron evaluados en pacientes con enfermedad de Alzheimer y con demencia senil por múltiples infartos18. El grupo de profesionales encabezado por Le Bars y col. condujeron un ensayo multicéntrico doble-ciego a lo largo de 52 semanas, con extractos de EGb 761 (120 mg/día) versus placebo sobre un total de 309 pacientes. En la semana 52 (al finalizar el ensayo) se evaluaron los datos obtenidos de 202 pacientes sobre el total de 309. De ellos, el 27% de aquellos que habían recibido EGb demostraron cambios positivos en la escala cognitiva ADAS (Alzheimer Disease Assessment Scale) comparado con un 14% de mejoría en el grupo placebo. Incluso en un trabajo similar el EGb 761 demostró ser superior a la droga tacrine.

La eficacia del EGb fue comparada con dihidroergotoxina en el tratamiento de trastornos cerebrovasculares a lo largo de seis semanas en pacientes mayores de 80 años, demostrándose en este caso que el EGb no ejercía mayores beneficios que la droga dihidroergotoxina 19. En tanto, en casos de demencia de origen vascular, extractos de G.B (150 mg/día) fueron evaluados en 52 pacientes ambulatorios a lo largo de 3 meses. Al finalizar el ensayo, no se pudo detectar aumentos de la perfomance psicométrica en los tomadores de EGb respecto al grupo placebo 20.

Memoria y Procesamiento de Información: En un estudio doble-ciego controlado con placebo sobre 18 hombres y mujeres que sufrían de pérdida de memoria en grado moderado, la administración de EGb en dosis de 320 a 600 mg una hora antes de la realización de un test sobre velocidad de procesamiento de información verbal y visual, evidenció mejorías significativas, evidenciadas a través de una mayor actividad EEG 21.

Accidentes Vasculares: En un trabajo clínico que duró entre 7 y 42 meses y que abarcó 50 pacientes con edad promedio de 48 años que sufrían de hemorrragias por aneurisma subaracnoideo (la mitad recibió 150 mg/día de EGb y la otra mitad placebo), se pudo establecer a las 12 semanas que el grupo con EGb demostró evidenciar cambios significativos vislumbrados a través de una mayor velocidad de reacción y de memorización comparado con la terapia previa y con el grupo placebo 22.

Desórdenes Vestibulares: Extractos de G.B fueron evaluados en un ensayo doble ciego controlado con placebo en diferentes cuadros de pacientes con Sindrome de Menière, neuropatía vestibular y vértigo postraumático. Entre los síntomas vestibulares más relevantes figuraron: vértigo, nistagmo y pérdida de equilibrio. En el ensayo todos los pacientes (35 en total) recibieron entrenamiento vestibular, en tanto 17 de los 35 recibieron 4 gotas de EGb, dos veces al día (160 mg de EGb) durante 4 semanas 23.

Finalizado el ensayo, la combinación entrenamiento + EGb resultó más efectiva que cuando se aplicó unicamente entrenamiento vestibular. En un estudio similar (doble ciego, controlado con placebo) que abarcó 50 personas que padecían de vértigo de origen vascular y cervical, la administración de EGb (120 mg, 3 veces al día durante 4 meses) evidenció mejorías estadísticamente significativas (86 %)24.

Conclusiones: Tomando el conjunto de trabajos presentados se puede deducir que el EGb ejerce una acción benéfica en cuadros cognitivos, alteración del humor, función vestibular, demencia, envejecimiento prematuro y varios desórdenes neurológicos, a lo cual se suma una modulación del flujo de sangre cerebral y una mayor actividad en las ondas cerebrales EEG. Al parecer, el tiempo de acción del G.B. sería corto: entre 1-3 horas.


SEGURIDAD:

El Ginkgo biloba por lo general es bien tolerado y en dosis usuales no registra prácticamente interacciones medicamentosas con otras drogas. Podría existir una sinergia de acción con drogas IMAO, ya que el G.B. tendría propiedades inhibitorias sobre la enzima mono-amino-oxidasa. También, debido a su actividad inhibidora del PAF (Factor Agregante Plaquetario), no conviene su uso simultáneo con drogas anticoagulantes 18-25-26.

Los índices hemáticos y renales no sufren alteraciones con EGb27. En raros casos, algunos pacientes evidenciaron padecer reacciones en piel, cefalea, insomnio e intolerancia gástrica 3. En un metanálisis que involucró 25 estudios controlados (con 739 pacientes), sólo el 4.4% de ellos experimentaron reacciones adversas (2.6% de tipo digestivo, 0.9% cefaleas; 0.4% alteraciones del sueño y 0.3 % erupciones en piel)28.

Al parecer, la presencia de ácido ginkgólico en hojas de productos no estandarizados vendidos como OTC (no presente en el EGb 761) ha sido señalado como causal de dichos secundarismos.29


MECANISMOS DE ACCION BIOLOGICOS

Constituyentes:

El EGb 761 está estandarizado en 24% de ginkgo-flavón-glicósidos y 6% de terpenoides. Los mayores constituyentes (> 0.1%) son: flavonol monoglicósidos (ej: quercetin-3-0-glucósido, quercetin-3-0-rhamnósido y 3-0-metil-miricetin-3-0-glucósido), flavonol diglicósidos, flavonol triglicósidos, ésteres cumáricos de flavonol diglicósidos, flavonoides, terpenos (bilobálido, ginkgólidos A, B, C y J), ácidos orgánicos y esteroides 30-31-32.

Farmacocinética: Absorción, Distribución y Excreción:

Luego de una administración oral de extractos de Ginkgo biloba en ratas (marcado con radioisótopos), el 21% de la dosis administrada fue excretada en orina y 29% fue excretado en heces. La absorción fue calculada en un 60% 33. En un estudio que involucró dos voluntarios sanos, los flavonol glicósidos fueron absorbidos en intestino delgado con picos de concentración plasmáticos alcanzados entre las 2-3 horas. La vida media de los flavonol glicósidos fue estimada entre 2-4 horas 34. Otro ensayo realizado sobre pacientes con probable enfermedad de Alzheimer, los cambios E.E.G. fueron evidenciados a las 3 horas aproximadamente, lo cual indica una buena absorción, distribución y penetración del producto a través de la barrera hemato-encefálica 12.

Efectos Periféricos:

• Efectos Vasomoduladores: El EGb ha demostrado ejercer, en modelos experimentales sobre conejos, efectos constrictivos o dilatadores sobre los vasos sanguíneos, dependiendo de diferentes situaciones, en especial si la vasculatura previamente se encontraba dilatada o constrictiva 35-36.

En estos ensayos se ha observado que el EGb potencia la concentración de norepinefrina, la cual ejerce constricción Ca2+ dependiente sobre aorta y vena cava aisladas. Además de esta actividad estimulante simpática, en el efecto constrictor podría estar involucrado una disminución de la enzima Catecol-Oxi-Metil-Transferasa (COMT) y/o parcial inhibición de la recaptación 37.

En contraste con el efecto constrictor, la actividad vasodilatadora parece ser de tipo endotelio-dependiente. Alternativos mecanismos podrían tener ingerencia tales como: inhibición de la MAO, liberación de PGI2, agonismo beta-adrenérgico, incremento del secuestro intracelular de Ca2+, incremento de la actividad de la oxido-nítrico sintetasa o disminuición de la peroxidación lipídica 30-38-39-40

En un estudio empleando modelos de vasoespasmo cerebral en conejos, el EGb ha demostrado reducir el vasoespasmo, el cual podría tener ampliación en la aplicación clínica de pacientes con traumatismos cerebrales, aterosclerosis sistémica y cerebral, shock cardiogénico y endotóxico, anafilaxia, migraña y claudicación intermitente41. Esta conducta dual del EGb podría responder, de hecho, a la situación previa generada. Es decir, si el organismo requiere dilatar el G.B va a dilatar, y si requiere constreñir va a constreñir (efecto vasomodulador).


• Efectos metabólicos: El EGb ha demostrado incrementar la glucemia y la síntesis de glucógeno en células pertenecientes al músculo liso, de manera dosis-dependiente42. En estudios sobre células endoteliales hipóxicas, se pudo comprobar que el EGb y el bilobalide (la fracción terpénica) pueden retrasar el inicio de la glicólisis hipóxica por prolongación de la generación de ATP. El mecanismo íntimo, sin embargo, no está del todo dilucidado 43.

• Inhibición de la Agregación Plaquetaria: El EGb aparece como un agente inhibidor de la agregación plaquetaria, por incremento en la concentración de derivados trombolíticos endoteliales (óxido nítrico o prostaciclina, por ejemplo)44. El ginkgólido B (un componente de la fracción terpénica) demostró poseer propiedades de PAF (Factor de Agregación Plaquetaria). Incluso en casos de preincubación in vitro de PAF junto a plaquetas, el ginkgólido B produce una casi total disociación de la unión del PAF. Esta actividad es importante dada la ingerencia del PAF en procesos de edema, inflamación y estados de hipercoagulabilidad 45.

• Propiedades Antioxidantes: El EGb ha demostrado inducir la destrucción de varios tipos de radicales libres, tales como anión superóxido, difenil-picril-hidracilo y adriamicilo. Asimismo, reduce los niveles de nitratos de manera dosis-dependiente40-46. Por ejemplo, estudios in vivo e in vitro demostraron el rol que cumplen los componentes flavónicos en la inhibición de la peroxidación lipídica y agregación plaquetaria47-48-49. En ese sentido los componentes flavónicos tendrían la capacidad de proteger los sistemas fisiológicos de las diferentes especies de oxígenos reactivos.

Esto resulta particularmente útil cuando se desea tratar los efectos de la oxidación de lipoproteínas en sangre que facilitan el depósito y agregación de placas ateroscleróticas seguidas de hipoperfusión-reperfusión en condiciones hipóxicas. Asimismo, se ha señalado que el descenso de lipoperoxidación contribuye a disminuir la tasa de lipoproteinas LDL50 El hecho que el EGb inhibe la oxidación de cobre mediado por LDL, puede tener implicancias favorables en enfermedades cardíacas.

Por último, cabe señalar que el EGb está asociado con incrementos de la síntesis de prostaciclinas e inhibición de radicales libres producidos a partir de la cascada del ácido araquidónico. El EGb ha demostrado inhibir dicha cascada de secuencias relacionadas con la muerte programada de células en cultivos de neuronas del cerebelo de ratas. En ese sentido, protegería del estrés oxidativo de dichas células 51.

Efectos Centrales:

Distintas evidencias sugieren que el EGb puede alterar y restaurar una variedad de situaciones y condiciones que envuelven al SNC. Ello se realiza a través de efectos trasmisores y receptores, modulación hemodinámico-metabólica, PAF antagonismo, MAO y COMT inibición, alfa-agonismo y síntesis/inhibición de ácido nítrico.

• Flujo Circulatorio Cerebral: En un estudio no controlado realizado sobre 6 pacientes con antecedente de infarto arterial en un hemisferio cerebral, se evaluó el flujo sanguíneo regional de una zona del cerebro y la unión con 123-yodo-anfetamina. Durante el primer mes post-infarto se les administró EGb, evidenciándos en 3 de ellos descensos en el flujo circulatorio cerebral regional y retraso en la unión de la anfetamina yodomarcada 52. Este resultado negativo se contradice, por ejemplo, con otro que demostró incrementos en el flujo circulatorio cerebral, e incluso mejorías clínicamente significativas inmediatamente después de la toma de EGb tras un episodio vascular cerebral 53.

• Efectos sobre Receptores: EGb demostró inducir incrementos en el turn-over de nor-epinefrina en ratas, aumento en la densidad de receptores alfa-2, acetilcolina-muscarínicos (mACh) y serotoninérgicos (5-HT), paralelo a descensos de beta-adrenoceptores54-55. Cabe señalar que el EGb inhibe, de manera no específica, la actividad de MAO y COMT37-38. Al EGb se le atribuye la facultad de ejercer efectos sobre alfa-2-adrenoceptores y sobre la involución cerebral asociada a la edad (evidenciado a través de la máxima unión de la droga rauwolscina, un alfa-2-agonista), particularmente evidenciado en áreas del córtex e hipocampo de ratas añosas versus ratas jóvenes 55.

El EGb 761 y el Cp 202 (un extracto de ginkgo desprovisto de terpenos) demostraron inducir incrementos en sinaptosomas de 5-HT en corteza de ratas (un efecto inhibido por clomipramina). En cambio, el BN 52063 (gingko desprovisto de flavonoides) y quercetina (un flavonoide constituyente del EGb) no evidenciaron incrementos sinaptosómicos. De esta manera, el componente flavonoide parece mediar sobre la 5-HT, lo cual podría resultar en un incremento en la biodisponibilidad de serotonina en el S.N.C.56

Está bien demostrado que después de 4 semanas de tratamiento con EGb, ocurre un marcado incremento en el número de receptores (mACh) en ratas añosas. De todos modos en ratas jóvenes, incrementos en los receptores mACh y disminución de receptores de ácido-kaínico-glutamato no revistieron importancia estadísticamente significativa 57. Por otra parte, aumento en la sobrevida y en la síntesis de dopamina en cerebro a partir de una ligazón bilateral carotídea, ha sido observada en ratas tras la administración de EGb 76158.

Empleando modelos animales, Ramassamy y colaboradores59 examinaron los efectos de la neurotoxicidad inducida por N-metil-4-fenil-1,2,3,6-tetra-hidropiridina (MPTP), lo cual sirve como modelo experimental para el estudio del Mal de Parkinson. Los animales no tratados mostraron descensos en los sinaptosomas, paralelo a una reducción del 25% en las terminaciones nerviosas estriadas dopaminérgicas. A la vez se pudo observar en ratas, que el EGb ejerce efectos regulatorios sobre receptores periféricos benzodiacepínicos 60. A la vez, un descenso en la concentración en los niveles de corticosterona sérica e incremento en la concentración hormonal de adenocorticotrofina fueron también observados 60.


CONCLUSIONES

El Ginkgo biloba ha demostrado ejercer efectos neuroprotectores e incrementos del área cognitiva a través de múltiples trabajos clínicos. La perfomance cognitiva pudo ser observada tanto en sujetos jóvenes sanos como en personas ancianas con deterioro cognitivo. Generalmente una dosis de entre 120-300 mg diarios, administrados durante 3-12 semanas son necesarios para evidenciar los resultados favorables del ginkgo. Entre las semanas 4-6 el EGb comienza a evidenciar mejorías en el área de la memoria, humor y otras funciones fisiológicas.

El Ginkgo biloba ejerce sus efectos de varias formas: como antioxidante, anti PAF, modulador del tono cerebrovascular, sobre neuroreceptores, en el metabolismo glucídico y en la actividad electroencefalográfica. Los beneficios reportados (de manera dosis-dependiente) responden a las siguientes patologías: insuficiencia cerebro-vascular, tinitus,
hipoxia, desórdenes vestibulares, involución senil y diversos desórdenes cognitivos. La mayoría de los trabajos doble-ciego, cruzados y randomizados fueron realizados con EGb 761, un producto estandarizado proveniente de las hojas de este árbol.

Es justo señalar que, a pesar de sus múltiples beneficios, existen estudios que no arrojaron mayores diferencias respecto a otras drogas, tal lo reportado con nicergolina y dihidro-ergotoxina en casos de patologías cerebrovasculares. Asimismo, dos estudios no hallaron mejorías en los síntomas asociados a demencia de origen vascular y vértigo. En reportes de efectos adversos del EGb por medio de dosis entre 80 a 150 mg/día a lo largo de 1 semana hasta 1 año de tratamiento, en la gran mayoría de los casos los pacientes estaban tomando simultáneamente otras medicaciones, de acuerdo a las condiciones premórbidas que padecían.
_____________________________________________________________________________


Referencias:

1. Landes P.: Market Report. HerbalGram 40: 52 (1997).
2. Blumenthal M. (Ed): The Complete German E Commission Monographs. Amer. Bot. Council. 1998
3. Kleijnen J.; Knipschild P.: Ginkgo biloba for cerebral insufficiency. British J. Clin. Pharmacol. 34: 352-8 (1992).
4. Chang J. et al.: Medicinal Use of G. biloba. Todays Theapeutic Trends. 15 (1997).
5. Krauskopft R. et al.: Beaufor-Schwabe International Report. 1983.
6. Luthringer R. et al. Effect of Ginkgo biloba extract (EGb 761) on aging and age-related disorders. Paris. Elsevier. P. 107-18 (1984).
7. Subhan Z. & Hindmarch I. The Psichopharmacological effects of Ginkgo biloba extract in normal healthy volunteers. Int. J. Clin. Pharmacol. Res. 4: 89-93 (1984).
8. Schaffer K.; Reeh P.: Long-term drug administration effects of G. biloba on the perfomance of healthy subjects exposed to hipoxia. John Libbey & Co. Ltd. 1985.
9. Hofferberth B. The effect of Egb 761 on neurophysiological and psychometric measurement results in patients with psychotic organic brain syndrome. Arzneimittelforschung. 39: 918-22 (1989).
10. Rai G. et al.: A double-blind, placebo controlled study of Ginkgo biloba extract in elderly outpatients with mild to moderate memory impariment. Curr Med. Res. Opin. 12: 350-5 (1991).
11. Gebner B. et al.: Study of the long term action of a G. biloba extract on vigilance and mental perfomance as determined by means of quantitative pharmaco-EEG and psychometric measurements. Arzneimittelforschung. 35: 1459-65 (1985).
12. Itil T. et al.: Natural substances in psychiatry: G. biloba in dementia. Psychopharmacol. Bull. 31: 147-58 (1995).
13. Eckmann F. et al.: Kontrollierte Doppelbind-Studie zum Wirksamkeitsnachweis. Fortschung Med. 100: 1474-8 (1982).
14. Eckmann F.: Cerebral insufficiency-treatment with G. biloba extract. Fortsch. Med. 100: 1474-8 (1982).
15. Schubert H.; Halama P.: Depressive episode primarily unresponsive to therapy in elderly patients. Ginkgo biloba in combination with antidepressants. Geriatic Forschung. 1: 45-53 (1993).
16. Halama P.: Münch Med. Wochenschr. 133: 190-4 (1991).
17. Arrigo A.; Cattaneo S.: Clinical and psychometric evaluation of G. biloba extract in chronic cerebrovascular disease. John Libbey & Co. Ltd. Pp. 85-90 (1985).
18. Le bars P.; Katz M.; et al.: A placebo-controlled, double blind, randomized trial of an extract of G. biloba for dementia. JAMA. 278: 1327-32 (1997).
19. Gerhardt G. et al.: Forstchr. Med. 108: 384-8 (1990).
20. Hartmann A.; Frick M.: Effectiveness of a G. biloba special extract on psychometrics parameters in patients with vascular demential. Münch. Med. Worch. S23-5 (1991).
21. Allain H. et al.: Effect of two doses of G. biloba extract on the dual-coding test in elderly subjects. Clin. Ther. 15: 549-58 (1993).
22. Maier-Hauff K.: Münch. Med. Wochenschr. 133: S34-7 (1991).
23. Hamann K.: Physikalische therapie des vestibulären schwindels. Therapiewoche. 35: 4586-90 (1985).
24. Schwerdtfeger F.: EEG und klinish dokumentierte. Therapiewoche. 35: 4586-90 (1985).
25. Kleijnen J.; Knipschild P.: Ginkgo biloba. Lancet. 340: 1136-9 (1991).
26. Hofferberth B.: Münch Med. Wochenschr. 133: S30-S33 (1991).
27. Mancini M. et al.: Clinical and Therapeutic effects of Ginkgo biloba extract vs. placebo in senile demential or artheriosclerotic origin. Gazz. Med. Ital. Arch. Sci. Med. 152: 69-80 (1993).
28. Letzel H. et al.: Nootropics: efficacy and tolerability of products from three active sustance classes. J. Drug Dev. Clin. Pract. 8: 77-94 (1996).
29. Jaggy J.; Koch E.: Chemistry and biology of alkylphenols from G. biloba leaves. Pharmazie. 52: 735-8 (1997).
30. De Feudis F.: G. biloba extract: pharmacological activities and clinical applications. Paris. Elsevier. 1991.
31. De Feudis F.: From chemistry to clinic. Ullstoin Medical. 1998.
32. Li C.; Wong Y.: The bioavailability of ginkgolides and G. biloba extracts. Planta medica. 63: 563-5 (1997).
33. Moreau J. et al.: Absortion, distribution and excretion of tagged G. biloba leaf extract. Springer-Verlag. Pp. 37-45 (1988).
34. Nieder M.: Pharmacokinetic der Ginkgo-flavonole in plasma. Münch. Med. Wochenschr. S61-2 (1991).
35. Auguet M.; Clostre F.: Effects of an extract of G. biloba and diverse substances on the phasic and tonic components of the contraction of isolated rabbit aorta. Gen. Pharmacol. 14: 277-80 (1983).
36. Hellegouarch A. et al.: Comparission of the contractile effects on an extract of G. biloba and some neurotransmitters on rabbit isolated vena cava. Gen. Pharmacol. 16: 129-32 (1985).
37. Borchardt R.; Huber J.: COMT structure activity relationships for inhubitions by flavonoids. J. Med. Chem. 3: 59-62 (1975).
38. White H.: Extracts of G. biloba leaves inhibit MAO. Life Sci. 58: 1315-21 (1996).
39. Chaterjee S.: Effects of G. biloba extract on cerebral metabolic process. John Libbey. London. Pp. 5-14 (1985).
40. Kobuchi H. et al.: EGb: inhibitory effect on nitric oxide production in the macrophage cell line Raw 264-7. Biochem. Pharmacol. 53: 897-903 (1997).
41. Reuse-Blom S.; Driew K.: Effects of G. biloba extract on arteriolar spasm in rabbits. Springer-Verlag, berlin. Pp. 162-8 (1988).
42. Bruel A. et al.: Effects of G. Biloba extract on glucose transport and glycogen synthesis of cultured smooth muscle cells from pig aorta. Pharmacol. Res. 21: 421-9 (1989).
43. Janssens D. et al.: Protection of hypoxia-induced ATP decrease in endothelial cells by G. biloba extract and bilobalide. Biochem. Pharmacol. 50: 991-9 (1995).
44. Coeffler E.: PAF-acether analogs, platelet activation and BN 52021. Ginkgolide. JR. Prous. 1988.
45. Braquet P. et al.: ¿Is there a case for PAF antagonists in the treatment of ischemic disease?. Trends Pharmacol. Sci. 10: 23-30 (1989).
46. Marcocci L.; Maguire J.: The nitric oxide scavening properties of G. biloba extract. Biochem. Biophys. Res. Comm. 201: 748-55 (1994).
47. Barth S. et al.: Influences of G. biloba on cyclosporin A induced lipid peroxidation in human liver cromosomes in comparison to vitamine E, glutathion and N-acetylcisteine. Biochem. Pharmacol. 21: 421-9 (1989).
48. Robak J.; Gryglewski R.: Flavonoids are scavengers of superoxide-anions. Biochem Pharm. 37: 837-41 (1988).
49. Braquet P. et al.: Recent progress in ginkgolide research. Med. Res. Rev. 11: 295-355 (1991).
50. Yan L. et al.: EGb 761 protects human low density lipoproteins against oxidative modification mediated by cooper. Biochem. Biophys. Res. Comm. 212: 360-6 (1995).
51. Braquet P. et al.: Oxidative damages induced by cerebral ischemia. J. Cereb. Blood Flow Metab. Suppl. 1564-5 (1983).
52. Rancurel G. et al.: Effects of G. biloba extract on Xenon 133 CBF and I123-anphetamine distribution in human brain acute infarctation. John Libbey & Co. Ltd. London. Pp. 101-6 (1985).
53. Krieglstein J. et al.: Influence of an extract of G. biloba on cerebral blood flow and metabolism. Life Sci. 39: 2327-34 (1986).
54. Brunello N. et al.: Effects of an G. biloba extract on noradrenergic systems of rat cerebral cortex. Pharmacol. Res. Comm. 17: 1063-72 (1985).
55. Huguet F.; Tarrade T.: alfa-adrenoceptor changes during cerebral aging. J. Pharmacol. Pharm. 44: 24-7 (1992).
56. Ramassamy C. et al.: EGB 761 increase synaptosomal uptake of 5-HT. J. Pharm. Pharmacol. 44: 943-5 (1992).
57. Taylor J.: Binding of neuromediators to their receptors in rat brain. Springer-Verlag, Berlin. Pp. 103-8 (1988).
58. Le Poncin-Lafitte M. et al.: Effects of G. biloba changes induced by quantitative cerebral microembolization in rats. Arch. Int. Pharmacodyn. Ther. 243: 236-44 (1980).
59. Ramassany C. et al.: Prevention by a G. biloba extract on the dopaminergic neurotoxicity of MPTP. J. Pharm. Pharmacol. 42: 785-9 (1990).
60. Amri O. et al.: Regulation i.v. of the peripheral-type benzodiazepine receptor and glucocorticoid synthesis by EGb 761. Endocrinology. 137: 5707-17 (1996).

 

Imprimir Artículo
: Editor principal, Lic. en Bioquímica DrCs en Ciencias de la Salud | Dirección de Ciencia y Técnica, Vicerrectoría de Postgrado, Universidad Médica de La Habana | Ave. 25 y 146, Cubanacán, Playa, Ciudad de La Habana, CP 11300 Cuba | Teléfs.:(537) 2084115 y (537) 2083995, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002