Instituto de Hematología e InmunologíaInstituto de Hematología e InmunologíaInstituto de Hematología e InmunologíaInstituto de Hematología e InmunologíaInstituto de Hematología e InmunologíaIHI
jueves, 22 de abril de 2021
 
 
Total de artículos: 235 mostrando: 111 - 120

página 12 de 24   11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  
Titulares

Hematología.

Es la rama de la medicina que estudia el proceso químico y fisiológico de la sangre y sus componentes, los llamados órganos hemopoyéticos o hematopoyéticos (médula roja de los huesos, ganglios línfáticos, bazo, etc), así como las enfermedades sanguíneas.

En los últimos años se han realizado diversos estudios con la finalidad de investigar nuevas alternativas de anticoagulantes que permitan efectuar diversos análisis en una sola muestra de sangre, con el propósito de disminuir el volumen final de esta, lo que representa un beneficio para los pacientes oncológicos; asimismo, en niños prematuros, lactantes menores y recién nacidos, dado que la extracción de importantes volúmenes de sangre en estos pacientes, con la finalidad de realizar múltiples valoraciones en el laboratorio clínico, puede ser en ocasiones traumática.

Sin embargo, la mayoría de los compuestos con propiedad anticoagulante estudiados hasta ahora, han dado lugar a importantes alteraciones en algunas de las determinaciones analizadas, por lo que su uso ha sido limitado. Consecuentemente, hoy en día en los laboratorios de hospitales y clínicas, se continúan tomando muestras en diferentes tubos cuando es necesario realizar estos estudios.

En la última década, se ha descubierto que el tripolifosfato de sodio (TPF) posee un potente efecto anticoagulante, debido a la propiedad que tiene de unirse con iones metálicos tales como el calcio, evitando que este catión divalente intervenga en el proceso de coagulación de la sangre, característica que ha permitido su uso eficiente como anticoagulante en la obtención de plasma animal, con el propósito de ser empleado para la elaboración de diversos tipos de alimentos para consumo humano.

¿Qué estudia la Hematología?

La hematología se dedica al estudio de las células sanguíneas y de la coagulación. Comprendidos en su campo se encuentran los análisis de concentración, la estructura y función de las células de la sangre, los precursores en la médula ósea, los componentes químicos del plasma o suero íntimamente unidos con la estructura y función de la célula sanguínea y la función de las plaquetas y proteínas que intervienen en la coagulación de la sangre. Las técnicas de biología molecular, de uso cada vez más generalizado, facilitan la detección de las mutaciones genéticas subyacentes a la alteración de la estructura y función de las células y proteínas que producen trastornos hematológicos.

La sangre y sus componentes

La sangre es un tejido líquido que circula dentro del sistema cerrado de los vasos sanguíneos, y que se compone de células (eritrocitos, leucocitos, y plaquetas), también llamados elementos figurados de la sangre, y del plasma, que es la parte líquida de la sangre que mantiene en suspensión las células. Las células constituyen el 45% del volumen total de la sangre humana y el plasma el 55% restante. Resumiendo, los constituyentes de la sangre total son:

  • Células

Globulos Rojos (eritrocitos o hematies): Tienen como función transportar el oxigeno a los tejidos eliminando el anhidrido carbónico. Proceden a la regulación del equilibrio ácido / base de la sangre. Están compuestos por el 65% de agua y el 35 % de sustancias sólidas ( 95% de hemoglobina y 5% de lìpidos). Poseen en su superficie el antígeno que determina el grupo sanguíneo llamado aglutinina. Un mm cúbico de sangre contiene un número de glóbulos rojos que va de 4.2 a 6 millones.

Globulos Blancos (Leucocitos): Tienen la función de defensa del organismo. Algunos sirven para destruir las sustancias extrañas a este; otros sirven a la creación de anticuerpos. Se dividen en granulocitos, linfocitos y monocitos. Los valores normales van de 4 000 a 10 000 por mm cúbico de sangre.

Plaquetas: Son los elementos mas pequeños de la sangre. En un mm cúbico hay cerca de 300 000 plaquetas. Tienen una vida muy corta, de 3 a 5 días y su función es importante en la coagulación de la sangre.

Plasma: Representa el componente líquido de la sangre gracias al cual las células sanguíneas pueden circular. El plasma está formado principalmente por agua (90 %) en la cual se encuentran disueltas y circulan muchas sustancias como proteínas, azúcar, grasas, sales minerales, hormonas, vitaminas, anticuerpos y factores de la coagulación.

El plasma, al cual se le ha extraído el fibrinógeno después de haberse formado el coágulo, se conoce con el nombre de suero.

Plasma y Suero

El plasma es la parte liquida de la sangre total menos sus células. En el laboratorio, la sangre total se centrifuga para obtener el plasma. Consiste en un proceso de centrifugación rápida que precipita a las células sanguíneas en el fondo del tubo de centrifuga. Por encima de estas mismas células se obtiene un líquido claro de color amarillento, el plasma sanguíneo. El plasma también lleva los alimentos que hemos ingerido y el agua que bebemos cuando tenemos sed y las medicinas que nos dan cuando estamos enfermos. La sangre llega a todas partes a través de unas tuberías muy especiales, las arterias y las venas. Todas las células se producen continuamente, de día y de noche sin parar, dentro de los huesos, en lo que los científicos llaman la medula ósea.

  • Agua. Es el medio principal en el cual se llevan a cabo todas las reacciones químicas de la célula.

Las funciones de este líquido son: hidratante, regulación de la temperatura corporal y balance hídrico.

  • Elementos sólidos. Proteínas: Las seroalbúminas, las seroglobulinas y el fibrinógeno mantienen la presión oncótica. Estas mismas proteínas (en especial las primeras) confieren la viscosidad a la sangre y, por lo tanto, intervienen en el mantenimiento de la presión arterial. Además, intervienen en el equilibrio ácido-básico. Las seroglobulinas tienen actividad como anticuerpos (mecanismo de defensa). El fibrinógeno y una albúmina llamada protrombina participan en la coagulación de la sangre. Sustancias inorgánicas: las sales (sodio, potasio, calcio, etc.) son llevadas a las células por el plasma para mantener el equilibrio del medio interno. Sustancias orgánicas que no son proteínas: son producto del metabolismo celular, sustancias con poder alimenticio. El plasma recoge los desechos metabólicos y los lleva a los riñones, la piel, y al intestino para su eliminación. Secreciones internas de las glándulas: el plasma se encarga de transportar las hormonas secretadas por las glándulas.

Si desea conocer de cualquier otro tema, visite el sitio http://www.ecured.cu/


 
Total de artículos: 235 mostrando: 111 - 120

página 12 de 24   11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  
 
: Editor Principal, Instituto de Hematología e Inmunología | Instituto de Hematología e Inmunología, MINSAP | San Francisco y Perla. Altahabana, Boyeros, Ciudad de La Habana, 10800, Cuba | Teléfs.: (537) 6438268, (537) 6438695 y telefax: (537) 6442334, Horario de atención: 8:00 a.m a 4:00 p.m., de Lunes a Viernes