domingo, 17 de diciembre de 2017  
Histología
Histología
Portal de Infomed
  Página Inicial
Histología


Contenido 3

 

Aprendizaje:¿datos, información o conocimientos?

Eduardo Pomares Bory, 12 de diciembre del 2007

 

                 

Una premisa necesaria para lograr una correcta orientación del aprendizaje resulta, sin dudas, determinar qué y cómo se pretende que el estudiante aprenda y, con este propósito, resulta conveniente diferenciar tres conceptos básicos en relación con los contenidos que son abordados durante el proceso de enseñanza-aprendizaje de una disciplina académica, en este caso la Histología: datos, información y conocimientos.

En su revisión sobre el concepto de conocimiento, Friss de Kereki, G. I. (2003)[1], plantea las siguientes características que permiten diferenciar a estos tres términos:

  • Datos: es un conjunto de hechos objetivos expresados de manera que pueden  ser utilizados para su comunicación e interpretación.

A modo de ejemplo de datos relativos a la estructura del tejido conjuntivo general, podemos citar:

-          Posee abundante matriz extracelular.

-          Está vascularizado.

-          Produce líquido tisular.

-          Presenta células emigrantes, procedentes de la sangre.

  • Información: es el significado que se atribuye a los datos.

Los datos anteriormente expuestos cobran importancia para la caracterización general de esta variedad de tejido básico, lo que resulta propio de la disciplina. De esta forma se ha llegado a informar que:

La matriz extracelular del tejido conjuntivo ofrece el medio para el paso de los vasos sanguíneos, así como para la entrada y migración de células de la sangre.

  • Conocimiento: es el resultado de un proceso de análisis-síntesis de informaciones, dando por resultado una relación significativa entre las mismas, es decir, la estructuración de la información disponible, con el propósito de dar solución a un problema, mediante la explicación, interpretación y/o predicción de situaciones.

Si razonamos la información relativa al aspecto considerado en relación con el tejido conjuntivo general, estaremos en condiciones de explicar el por qué de la existencia de condiciones para la ocurrencia de la reacción inflamatoria y, con ello, interpretar el tejido, desde la perspectiva de los mecanismos naturales de defensa del organismo humano.

Es importante destacar que, los conocimientos concernientes a la Histología, en su calidad de ciencia básica biomédica, se convierten en datos e información para los estudiantes que se están formando en una especialidad de Medicina. Es por ello que, en la orientación del aprendizaje, resulta indispensable la creación de situaciones que promuevan la reflexión encaminada a buscar una relación significativa entre ésta y la disciplina rectora: Medicina General Integral, a través de la cual se prepara para desempeñar su función social, lo cual se determina como vinculación básico-clínica. 

No obstante lo anteriormente expuesto, resulta frecuente que la vinculación básico-clínica se utilice, de manera formal, para la simple motivación en la introducción de una nueva temática y no, como centro conductor que posibilite orientar el aprendizaje de nuevos conocimientos, de manera activa y considerando la estimulación del estudio analítico.  

En ocasiones, las tareas orientadas para el trabajo independiente, así como las  evaluaciones que se realizan, están encaminadas a asegurar la memorización de datos e informaciones y no, a la construcción y/o determinación de conocimientos, lo que, sin dudas, hace que se pierda la esencia del papel de la Histología como ciencia básica biomédica que tributa a la formación del profesional. 

Como referente obligado para la consideración de una orientación del aprendizaje que persiga el tributo de la Histología a la formación científica básica del futuro profesional, es necesario tomar en cuenta los objetivos generales de la disciplina/asignaturas, los cuales sirven de base para delimitar qué contenidos de la ciencia que resultan conocimientos fundamentales.

A modo de ilustración de las ideas manifestadas, se pueden utilizar algunos objetivos generales correspondientes al programa de la asignatura Histología I, del Plan de estudios Tradicional.

Dentro de los objetivos educativos del programa de la asignatura, se exponen dos (7 y 8)[2] que evidencian la necesidad de un aprendizaje basado en la elaboración de información, mediante análisis-síntesis, con la finalidad de construir nuevos conocimientos, lo cuales deben tributar a la comprensión de situaciones problémicas vinculadas al proceso de salud enfermedad (objetivo instructivo No. 4[3]).

7. Demostrar la vinculación entre la teoría y la práctica, con una actitud activa ante el aprendizaje, al integrar por métodos lógicos del pensamiento, los conocimientos y  las habilidades obtenidos al estudiar las células y los tejidos en el marco del proceso salud-enfermedad.

8. Valorar la importancia de conocer la estructura histológica normal de las células y los tejidos estudiados en la comprensión de otras asignaturas y de los cambios estructurales que se producen en las enfermedades.

4. Explicar con un enfoque morfofuncional y molecular, la estructura de las células y tejidos básicos mediante la utilización de métodos, técnicas y modelos celulares e histológicos en condiciones normales y en situaciones problémicas en el marco del proceso salud-enfermedad.

 


[1] Friss de Kereki, G. I. (2003): Modelo para la creación de entornos de aprendizaje basados en técnicas de gestión del conocimiento. Tesis Doctoral.

Imprimir Artículo
: Editora Principal, Profesor Principal de Histología del ISCM Habana, Profesor Auxiliar de Histología | Facultad de Medicina "Victoria de Girón" | Calle 35 y Avenida 146. Playa, Ciudad de La Habana, 11300, Cuba | Teléfs.: (537) 2084686 , Horario de atención: 8:30 a.m. a 12:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002