GericubaGericubaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y GeriatríaRed Cubana de Gerontología y Geriatría
martes, 22 de septiembre de 2020

 Página Inicial
Red Cubana de Gerontología y Geriatría





Anticoagulación oral en adultos mayoresAnticoagulación oral en adultos mayores

La anticoagulación oral es un tratamiento principalmente prescrito para prevenir fenómenos embólicos y empleado fundamentalmente cuando existen enfermedades o factores predisponentes como la fibrilación auricular, trombosis venosas profundas, trombos intracardiacos, entre otras. Los adultos mayores son, en general, el grupo que más se beneficia de estos fármacos pues ellos presentan mayor prevalencia de enfermedades tributarias de anticoagulación, aunque también es el que más efectos secundarios puede desarrollar como consecuencia del mismo.

 Es de un valor inestimable en la práctica clínica cotidiana, sin embargo su uso debe ser evaluado adecuadamente y de forma individualizada pues presenta ciertos inconvenientes, como las molestias derivadas del control de los tiempos de coagulación y efectos secundarios, entre los que se encuentra el sangrado que puede ser desde leve, como el producido por pérdidas en encías, hasta muy grave como las hemorragias digestivas severas. La pluripatología, fenómeno muy frecuente en el paciente geriátrico, las discapacidades o factores socio-familiares (adulto mayor solo, dificultades con la accesibilidad a los servicios de salud por cualquier causa, barreras arquitectónicas que dificulten el traslado del paciente para su control, etc.), impiden en ocasiones la prescripción del anticoagulante, por lo que debe ser minuciosamente analizada la situación de cada caso que requiera dicho tratamiento

El riesgo de sufrir enfermedades graves, como el caso de embolismos cerebrales, está asociado en un porcentaje elevado a la fibrilación auricular. Esta arritmia crece a medida que la población envejece y su asociación con embolia cerebral se potencia. Sin embargo, este proceso no se acompaña de un incremento paralelo en la prescripción de anticoagulantes que es el tratamiento más eficaz. Dos son los motivos aducidos para no prescribir anticoagulantes: el temor a los fenómenos hemorrágicos, lógico en buena parte de los pacientes y el considerar que “el paciente ya es muy mayor como para tratarlo”.

Distintos estudios (AFASAK, BAATAF, SPAF, CAFA, SPINAF) encuentran reducciones entre el 55% y el 75%, de sufrir un infarto cerebral si el paciente con fibrilación auricular se anticoagula. A pesar de ello en ancianos el número de pacientes anticoagulados es muy inferior al que teóricamente lo debía estar. En el trasfondo de ello hay causas de diferente índole, desde argumentos científicos hasta meras impresiones.

Estos estudios, realizados hasta la fecha, demuestran que en adulto/as mayores la anticoagulación es tan eficaz como en pacientes más jóvenes y bien llevada no tiene un riesgo mucho mayor de problemas secundarios. Es un tratamiento de elección en varias patologías y debe prescribirse en función de cada paciente, basándose en la evidencia científica y no en simples impresiones del médico de asistencia.

 

Imprimir Artículo
: Editora principal, Especialista I Grado en MGI y en Gerontologia y Geriatria | CITED - MINSAP | 27 y G Plaza, Ciudad de La Habana, 10400, Cuba | Teléfs.: (537) 8337427 y (537) 8337204, Horario de atención: 8:00 a.m. a 4:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002