Tuesday, 16 de September de 2014
Portal de Infomed
  Página Inicial



Pólipos sesiles

En pólipos sésiles de pequeño tamaño se puede crear un “pedículo” con una inyección submucosa de solución salina, epinefrina diluida, por debajo de la base de implantación produciéndose la elevación del pólipo y su separación del resto de la pared, facilitando la maniobra y reduciendo el riesgo de perforación.

Posteriormente se pasa el asa y se procede a cerrarla para comenzar a realizar la polipectomía (como alternativa se puede extraer en forma fraccionada con mayores riesgos de complicaciones).

Inyección en el tallo

La inyección de los pedículos gruesos, o la esclerotera­pia, antes de la sección con el asa, ha revolucionado el tratamiento endoscópico de los grandes pólipos, ya que elimina prácticamente el riesgo de hemorragias incon­trolables precoces o tardías. La técnica es muy sencilla y sólo es preciso saber cuándo debe inyectarse adrenalina sola, o bien adrenalina más solución esclerosante. La adrenalina (1-10 mI de dilución al 1:10.000 en suero sa­lino al 0,9-1,8%) empleada sola es completamente se­gura, pero sus efectos son breves y se utiliza para pedícu­los cortos y gruesos, algunos pólipos sésiles o cualquier punto hemorrágico.

 

inyección de un pólipo

En los pólipos de pe­dículo más largo hay que añadir solución esclerosante a partes iguales con una dilución de adrenalina al 1:10.000; se empleará únicamente 1 mi, y el resultado es una in­tensa coagulación vascular y edema en el tallo, con efectos que a largo plazo debieran eliminar los riesgos de he­morragias tardías. No obstante, el empleo de solución es­clerosante añadida a la adrenalina introduce un posible riesgo de lesión de la pared intestinal, peritonismo o perforación; esta solución está indicada sólo para los ta­llos largos, de diámetro igual o superior a 1 cm., en donde los riesgos de hemorragia serían, de otro modo, significativos. Si se emplea adrenalina sola, la solución se inyectará en uno o más lugares de la base del pólipo; con intervalos de 1 min, aproximadamente, se produce un blanqueamiento visible, por la vasoconstricción; cuando se emplea suero salino isotónico o ligeramente hipertó­nico se enlentece su desaparición del lugar inyectado.

 

Debido a la frecuencia con que se producen fugas, con­viene añadir una gota de azul de metileno a la solución inyectable, de modo que estas fugas sean evidentes y se pueda volver a colocar la aguja de modo más adecuado. La inyección eficaz es lenta, y el ayudante nota la resis­tencia de los tejidos a la entrada del líquido, lo que con­trasta con la falta de resistencia si hay fugas. El endoscopista observará un tinte azulado (si se emplea azul de metileno); luego, blanqueamiento y tumefacción del tallo y, finalmente, coloración malva de la cabeza isqué­mica. A continuación puede llevarse a cabo la sección a partir de la zona superior del tallo, o por encima del área inyectada, sabiendo a ciencia cierta que no se va a produ­cir hemorragia; por tanto, es adecuado y seguro emplear una corriente de alta intensidad. La técnica de inyección esclerosante es útil en todos los pacientes con trastornos de la coagulación a quienes deba practicarse una poli­pectomía.


Bibliografía:

  • Cotton PB, Willians CB, eds. Tratado práctico de Endoscopia Digestiva. Barcelona: Masson-Salvat, 1992

Compilación: Dra. Mirtha Infante Velázquez. Doctora en Ciencias Médicas. Especialista de 2do. Grado en Gastroenterología

Fecha: 13 de noviembre del 2007

Imprimir Artículo
: Editora Principal, Especialista de II Grado en Gastroenterología, | ISMM “Dr. Luís Díaz Soto”, MINSAP | Avenida Monumental Km 2½ La Habana del Este, Ciudad de La Habana, 11700 Cuba | Teléfs.: (537) 7664280 al 83, Horario de atención: 8:30 a.m. a 5:00 p.m., de Lunes a Viernes


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002