Cruz Roja NacionalCruz Roja NacionalCruz Roja NacionalCruz Roja NacionalCruz Roja NacionalCruz Roja Nacional
domingo, 5 de diciembre de 2021

 Página Inicial
Cruz Roja Nacional


Derecho Internacional Humanitario

Reunión sobre Derecho Internacional Humanitario

Dra. Maria de los Angeles de Varona Hernandez.

Telf: 206-1056.

Especialista Principal de DIH Cruz Roja Cubana:

Esta actividad en la Sociedad Nacional Cubana de la Cruz Roja resulta uno de los sustentos fundamentales de la accion humanitaria en el plano ideologico y tributa su accion a todos los demas frentes de trabajo, por lo que se identifica como un eje transversal.

Responde por dar a conocer los principios fundamentales del movimiento, por transmitir los valores humanitarios que resultan de su accion y por difundir el Derecho Internacional Humanitario entre el voluntariado de Cruz Roja y el publico externo.

Para la realizacion de esta importante actividad cuenta con una Red Nacional de difusores, que formando parte del voluntariado tienen su actividad centrada en esta especialidad desarrolandola en cada estructura territorial y en la Sede Nacional.

La Especialidad tiene constituido Consejos asesores que funcionan en la Sede Nacional y en las Provincias con el objetivo de colaborar y apoyar la difusion del DIH, dichos consejos estan integrados por compañeros de reconocido prestigio e influencia, lideres de opinion de diferentes sectores profesionales e institucionales.

Los difusores en su actividad trabajan tambien asesorando a todas las especialidades de la Cruz Roja y a su voluntariado en general, para que sean respetados y aplicados los principios fundamentales del movimiento, propician la formacion de valores, trabajan por garantizar el uso adecuado del emblema y por dar a conocer el DIH.

En su labor externa utilizan alianzas estrategicas con asociaciones profesionales y circulos academicos, perticipando con ellos en la ejecucion y promocion especialmente del DIH, a traves de post grados, diplomados- seminarios y talleres.

A continuacion les proponemos este editorial sobre los Principios y Valores:

LOS PRINCIPIOS Y VALORES DEL MOVIMIENTO INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA Y MEDIA LUNA ROJA  Y DEL DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO

Autora: Dra. Maria de los Ángeles de Varona

Desde el mismo momento en que surge el movimiento en 1863 se establecen los principios referenciales que constituyen la doctrina del movimiento internacional de la Cruz Roja.

Toda institución define las normas que van a sustentar sus acciones las que se mezclan con el propio objetivo y las misiones que cumplen. Siempre estas normas o principios resultan obligatorias porque no sólo expresan la propia razón de ser de la institución, sino que trazan pautas en el desarrollo de sus acciones identificando de esta manera la imagen institucional.

Los principios fundamentales del movimiento internacional de la Cruz Roja han forjado su identidad y su historia, guían la acción y le otorgan su dimensión ética única.

Los miembros del movimiento internacional de la Cruz Roja se forman y actúan acorde a los principios del movimiento cuyo propósito es prevenir y aliviar en todos las circunstancias el sufrimiento humano; proteger la vida y la salud, y hacer respetar a la persona humana en tiempo de conflicto armado y otras situaciones de urgencias; tratar de prevenir las enfermedades y promover la salud y el bienestar social; fomentar el trabajo voluntario y la disponibilidad de los miembros, así como un sentimiento universal de solidaridad para con todos los que tengan necesidad de su protección y asistencia (preámbulo de los Estatutos del movimiento).

En esta definición de principios se expresan las esferas y limites de la acción de la Cruz Roja que es universal y en todas las circunstancias.

Si analizamos esta declaración comprendemos que en cualquier lugar y en las más disímiles situaciones de paz, de guerra, de desastres, para el movimiento es el objetivo primordial aliviar el sufrimiento humano.

El movimiento internacional de la Cruz Roja tiene una responsabilidad, que hoy resulta más necesario que nunca y que se enmarcan en los principios fundamentales del movimiento, los que deben ser conocidos, respectados y aplicados por los miembros de la Cruz Roja en su actuar cotidiano.

Hoy no podemos aceptar ese límite situando solo en las personas integrantes de la Cruz Roja los valores que proporcionan nuestros principios fundamentales.

La promoción de los principios fundamentales y los valores del  movimiento adquiere una excepcional importancia en el mundo de hoy, en el que aumenta, la violencia el aislamiento, la discriminación las enfermedades el deterioro ambiental. Un mundo en el que cada vez son más las personas imposibilitados de satisfacer sus necesidades más esenciales por diversas y múltiples causas.

Nuestros principios fundamentales confieren el desarrollo de valores individuales y comunitarios que propician el respecto por los seres humanos y  que influyen y determinan en su comportamiento de ahí su vital importancia.

Desde el propio surgimiento de la Cruz Roja en 1863 se reconoce la necesidad de establecer un marco referencial que constituyera la doctrina de este movimiento.

Los principios fundamentales resultan la carta ética de la Cruz Roja y Media Luna Roja siendo de extraordinaria importancia el deber de todos los componentes des movimiento de respetarlos y difundirlos.

La Cruz Roja por respeto a sus principios y a través de sus múltiples actividades, tiene como importantes cometido que desempeñar, la promoción universal a todos los públicos y especialmente a la juventud de sus valores para alcanzar un espíritu de compresión mutua y de amistad entre los hombres y los pueblos constituyendo así al establecimiento de una paz duradera,

Los principios fundamentales inspiran y guían todas las actividades humanitarias del movimiento y le dan unidad, su fuerza su orientación y perduración. Los principios fundamentales representan un ideal frente a la violencia. El lema oficial del movimiento “Inter.: Armas Caritas, Per  Humanitaten adpacen” (entre armas caridad, por la humanidad y la paz) es también expresión de ese ideal.

Desde que Henry Dunant,  abogara por la creación, de las sociedades de socorro lo que fue plasmado en su libro testimonio “Recuerdos de Solferino” se plantea principios rectores que se mezclan con los propios objetivos de la institución.

A través de la historia se fueron proclamando analizando y desarrollando diversos principios éticos. Pero es en 1965 en el XX Conferencia Internacional de la Cruz Roja donde se proclaman los 7 principios fundamentales que hoy rigen al movimiento. Ellos son el fruto de sintetizar los ideales y valores que animan al movimiento.

 Los principios son:

1- Humanidad

2- Imparcialidad

3- Neutralidad

4-Independencia

5-Carácter voluntario

6-Unidad

7-Universalidad

 Los cuatro primeros representan y resumen los ideales y son su razón de ser y los otros resultan de aplicación institucional.

Humanidad

El movimiento internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la compresión mutua, la amistad la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

Este principio es esencial: porque va a la naturaleza misma de la institución de la Cruz Roja Ayuda al ser Humano.

La mención incluida en este principio de auxiliar a los heridos en el campo de batalla, nos recuerda la génesis de nuestro movimiento: La Batalla de Solferino por lo que en sus inicios y durante muchos la misión de la Cruz Roja era asistir a los heridos en la guerra.

En el resto del enunciado aparece la propia evolución de la acción del movimiento pues al expresar prevenir y aliviar el sufrimiento del hombre en todas las circunstancias se plantea no solo la respuesta ante el sufrimiento, sino la acción previa para evitarlo o disminuirlo.

Asimismo la expresión de en todas las circunstancias, traspasa los limites iniciales del campo de batalla o de la guerra por así decirlo y expresa lo que hoy es nuestro campo de acción, guerra, desastres naturales o tecnológicos, situaciones de crisis, programas de salud y cualquier otra circunstancia por lo que el ser humano sufre.

Aliviamos cuando entregamos alimentos, medicinas, cuando entregamos agua y ropa, cuando proporcionamos techos, cuando damos apoyo psicológico al afectado, cuando reunimos a las familias dispersas y otras innumerables acciones que tratan de dar respuesta en la medida de nuestras posibilidades al ser humano que sufre.

En el elemento prometer la vida y la salud se resumen uno de los objetivos supremos, la protección. Por último al enunciar este principio de humanidad respetar a la persona humana nos estamos refiriendo a la dignidad en todas las circunstancias y todos los aspectos que encierra la persona.

Hoy es más importante que nunca, tener presente el respecto de cada hombre, en sus creencias, en su integridad física y moral, no realizando actos denigrantes o discriminatorios hacia aquellos que pueden ser diferentes o encontrarse en situaciones de desventajas.

La declaración final indica que la Cruz Roja favorece la compresión mutua la amistad la cooperación y la paz se refiere al interés del movimiento en lograr la paz mediante el respeto a la libertad, la independencia, la soberanía, la igualdad, el respecto a los derechos humanos a la distribución equitativa de recursos y la atención a las necesidades de los pueblos.

Imparcialidad:

Significa tratar a todos por igual sin distinguir, sin discriminar. Es prestar socorro a todos de forma similar teniendo en cuenta solo necesidad y urgencia.

Neutralidad:

Su razón fundamental es la de conservar loa confianza de todos absteniéndose de tomar parte en las hostilidades en todo tiempo así como en las contravención políticas racionales religiosas de tipo ideológicas o de otros tipos que implique tomar una posición a favor de una de las partes.

Es en base a esa neutralidad por lo que el movimiento internacional Cruz no formula denuncias u opiniones a favor o en contra, de manera que pueda entenderse que se afilia a un bando, partido, creencia u otra cuestión. La neutralidad es un principio que debe ser respetado por los miembros de la Cruz Roja durante su actuación como parte de la institución sin que en lo individual pueda o no tener filiación religiosa  política o de otra índole.

Independencia:

Cuyo significado resulta de la posibilidad de ejercer su acción de acuerdo a los principios del movimiento de forma independiente aunque se reconozca que es auxiliar de los poderes públicos y que debe cumplir y respetar las leyes nacionales su autonomía debe permitirle a las Sociedades Nacionales actuar acorde a los principios del movimiento.

Los otros principios de voluntariado, Unidad y Universalidad corresponden al desarrollo interno de la institución. El carácter voluntario se expresa en el ingreso voluntario a la institución animado sólo por el espíritu de humanidad en el servicio, hacia los necesitados de asistencia, labor que se realiza acorde a los principios fundamentales. La unidad significa que en cada país solo pueda existir una sociedad nacional garantizando la unidad de acción.

Universalidad:

La Cruz Roja es una institución universal, brindando su asistencia a todos los seres de la tierra sin límites ni fronteras. También este principio establece que en el movimiento todas las Sociedades Nacionales tiene los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente.

LOS PRINCIPIOS DE DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO:

El movimiento internacional de la Cruz Roja, como ya hemos dicho, nació en la guerra por ello resulta lógico que las primeras normas éticas y humanitarias del movimiento se expresaran en los principios del Derecho internacional Humanitario, derecho que resulta el de vigencia y aplicación en los conflictos armados.

El 22 de Agosto de 1864 se aprobó convenio de Ginebra (El 1ro del Derecho Internacional Humanitario) en sus 10 de artículos, se elaboró un principio humanitario de asistencia, que abarcó no solo la atención a la persona victima de guerra, si no que estableció normas de conducta, respeto y neutralidad para garantizar esa asistencia, al proteger a las personas y los medios que se dedicaban a esa acción de socorros.

Se dice que el DIH tiene la finalidad primordial de tratar de hacer escuchar la voz de la razón en situaciones en que las armas acallan la conciencia de los hombres, recordarles que un ser humano, incluso enemigo, sigue siendo una persona digna de respeto y compasión. La conocida cláusula enunciada en 1899 por Frederic Mantins del derecho de la guerra presentan un principio general humanitario cuando expresa “la personas civiles y los combatientes quedan bajo la protección y el imperio de los principios del derecho de gentes derivados de los usos establecidos, de los principios de humanidad y los dictados de la conciencia pública”.

Considerando necesario reproducir los principios humanitarios generales del Derecho de la guerra resumidos por el CICR. ¿Cuáles son las normas fundamentales del derecho humanitario?

1-Las personas puestas fuera combate y las que no participan directamente en las hostilidades tienen derecho a que se respete su vida y su integridad física y moral. Dichas personas serán, en todas las circunstancias,  protegidas y tratadas con humanidad, sin distinción alguna de índole desfavorable.

2-Se prohíbe matar o herir a un adversario que haya depuesto las armas o que esté fuera de combate.

3-Los heridos y los enfermos serán recogidos y asistidos por la parte  en conflicto en cuyo estén. El personal sanitario, las instalaciones, los medios de transporte y el material sanitario serán protegidos. El emblema de la Cruz Roja o el media luna sobre fondo blanco es el signo de dicha protección y ha de ser respetado.

4-Los combatientes capturados y las personas civiles que se hallen bajo la autoridad de la parte adversario tiene derecho a que se respete su vida, su dignidad, sus derechos individuales y sus condiciones (políticas, religiosas u otras). Serán  protegidos contra cualquier acto de violencia o de represalias. Tendrán derecho a intercambiar correspondencia con  sus familiares y a recibir socorros.

5-Toda persona se beneficiará de las garantías judiciales fundamentales.

6-Nadie será considerado responsable de un acto que no haya cometido.

7-Nadie será torturado física o mentalmente, ni sometido a castigos corporales o a tratos cueles o degradantes.

8-Las partes en conflicto y los miembros de sus fuerzas armadas no gozan de un derecho ilimitado por lo que atañe a la elección de los métodos y medios de hacer la guerra. Queda prohibido emplear armas o métodos de guerra que puedan causar pérdidas inútiles o sufrimientos excesivos.

9-Las partes en conflictos harán, en todas las circunstancias, la distinción entre la población civil y los combatientes, con miras a respecto a la población y los bienes civiles. Ni la población civil como tal ni las personas civiles serán objeto de ataques. Estos objetivos militares.

En 1868 en la llamada declaración de San Petersburgo, se expresa hacia la protección a la persona victimas de los conflictos armados y la limitación de los medios y métodos de combate en ella se plantean.

1-Principios de distinción entre objetivos militares y bienes civiles, entre combatientes y civiles por lo que las operaciones se dirigen solo a objetivos militares.

2-El principio de la necesidad militar en la que se valora la verdadera ventaja que ofrece destruir el objetivo para propósito de la victoria.

3-La prohibición de los males superfluos o innecesarios.

4-La proporcionalidad o equilibrio entre la necesidad militar y los dictados de humanidad.

Desde luego las exigencias militares serán siempre compatibles con el respecto a la persona humana. Las partes en conflicto no causaran a su adversario males desproporcionados con el objetivo de la guerra que es destruir o debilitar al enemigo y a su potencial militar. El derecho humanitario plantea tres deberes con las victimas de la guerra. Respetarlas y Protegerlas, Tratarlas con humanidad: 

Los principios del derecho humanitario al igual que los Principios del movimiento internacional de la Cruz Roja constituyen un poderoso sustento ideológico y expresa normas éticas y de conducta que incorporados a la conciencia del hombre le proporcionan la fortaleza para la acción humanitaria, aspiramos a promover estos principios universalmente para lograr un mundo mejor.

 

Imprimir Artículo
Dr. Alí José Arbid Mas
Editor Principal. Medico Especialista Medicina General Integral. Cruz Roja Cubana, Sede Nacional Calle 20 No. 707 e/ 7ma y 29. Miramar Cuba.
Telef: 537 2061405 y 206-1055. Horario de atención: 8:00 a 5:00 p.m.