viernes, 7 de agosto de 2020

 Página Inicial
Centro Provincial de Información ISCM - Camagüey



Impacto sosial

 Volver VIH/SIDA

 

 

El padecer una enfermedad implica, en sí misma, un sufrimiento físico, un deterioro orgánico pero además en el caso del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (S.I.D.A.) el mayor dolor que soportará el paciente no será físico sino por el contrario será netamente social. Ningún habitante de todo el planeta se encuentra a salvo de la infección por el virus HIV.

 

 

 

Algunas de las razones que justifican analizar el impacto social del S.I.D.A. son:

* Reconocimiento de los grupos de mayor riesgo de infectarse.
* Importancia de conocer los países con mayor incidencia de S.I.D.A.
* Disminuir el Turismo Sexual hacia países con alta incidencia de S.I.D.A.
* Evaluación de los altísimos costos que implica el mantener con vida a un paciente con S.I.D.A., tanto económica como humanamente.
* Realizar análisis prospectivos sobre las tendencias del S.I.D.A. y sus repercusiones futuras sobre la población mundial.

El virus del S.I.D.A. no respeta ubicación geográfica, idiomas, nivel económico, grado cultural ni sexo. Absolutamente todos somos personas que corremos riesgo de infección por el virus HIV. La transmisión del virus HIV es posible a través de productos sanguíneos, drogadicción intravenosa, vía transplacentaria y relaciones sexuales.

Las relaciones sexuales son; sin lugar a dudas, la forma de contagio más difundida en todo el mundo. De ser una enfermedad inicialmente limitada a hombres homosexuales se ha convertido actualmente, gracias al comportamiento bisexual, en una enfermedad de heterosexuales; es decir, de relaciones hombre con mujer, y también se ha cambiado el grupo de mayor suceptibilidad al contagio siendo hoy en día las mujeres prostitutas el grupo de mayor riesgo.

Bastará que alguien se entere que una persona se encuentra infectada con S.I.D.A. para que, al igual que la mecha de una dinamita provoque una reacción en cadena, y los comentarios se diseminen incontrolablemente.

Así el paciente con S.I.D.A. ante la sociedad sufre los siguientes castigos sociales:

* La segregación: Comienza a perder a sus amigos, se alejan de él sus compañeros de trabajo e incluso los familiares.
* Los familiares del enfermo con S.I.D.A. sufren también las discriminación.
* La sociedad desprecia y juzga a personas homosexuales y prostitutas, sin tomar en cuenta los valores y sentimientos que ellas puedan tener.
* Los enfermos de S.I.D.A. son aislados y rechazados por el personal médico,
de laboratorio y las enfermeras en los Hospitales; nadie quiere acercárseles.
* En una palabra el paciente con S.I.D.A. perdió su privacidad y el derecho a constituir una familia.

 Así el paciente con S.I.D.A. ante la sociedad sufre los siguientes castigos sociales:

* La segregación: Comienza a perder a sus amigos, se alejan de él sus compañeros de trabajo e incluso los familiares.
* Los familiares del enfermo con S.I.D.A. sufren también las discriminación.
* La sociedad desprecia y juzga a personas homosexuales y prostitutas, sin tomar en cuenta los valores y sentimientos que ellas puedan tener.
* Los enfermos de S.I.D.A. son aislados y rechazados por el personal médico,
de laboratorio y las enfermeras en los Hospitales; nadie quiere acercárseles.
* En una palabra el paciente con S.I.D.A. perdió su privacidad y el derecho a constituir una familia.

El enfermarse es triste pero resulta llevadero si se cuenta con el apoyo de otros seres humanos que comprendan y apoyen el momento difícil que vivimos. El infierno o el apocalipsis social es el mayor daño que se puede realizar a un ser humano, uno no escoge sus enfermedades, nadie intencionalmente se infecta. Entonces porque juzgar y sentenciar en vida a los que irremediablemente tienen los días contados.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida es una enfermedad que actualmente no tiene cura, solo disponemos de la educación para hacerle frente. Cuanta más información tengamos a disponibilidad de la sociedad más posibilidad hay de disminuir su incidencia. El condón de latéx es nuestra única arma disponible para evitar el contagio por vía sexual

Por un instante imaginémonos que somos ese paciente con S.I.D.A. discriminado, humillado y despreciado que aislado en los hospitales espera el momento de su muerte. Como reaccionaríamos ante una sociedad que nos juzga y castiga por un daño que no hemos cometido.

La misericordia, el amor al prójimo, la solidaridad y la comprensión se necesitan más que nunca.

Que actitud piensas tomar al respecto ?...

 

Fuente: http://www.medspain.com/n3/sidaFeb99.html

 

 

Imprimir Artículo
: Editora principal, Centro Provincial de Información de Camagüey. | Instituto Superior de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay" | Carretera Central s/n. Camagüey, Provincia de Camagüey, CP 70700, Cuba | Teléfs.: (53) 32-292110, Horario de atención: biblioteca sala de lectura de lunes a viernes: 8:00 a.m. a 11:00 p.m.
y punto de presencia de lunes a viernes 8:00am a 11:00 p.m.