jueves, 5 de diciembre de 2019
Portal de Infomed
 
 
Total de artículos: 18 mostrando: 1 - 10

página 1 de 2   1  2  
Titulares

Logran identificar, dos siglos después, la cepa de la bacteria del cólera que causó millones de muertes

nejm_logo2011Trabajando con una muestra de casi 200 años de un intestino preservado, unos investigadores han rastreado el origen y la identidad de la cepa bacteriana culpable de una pandemia de cólera que mato a millones de personas.

Utilizando técnicas sofisticadas, estos científicos de la Universidad McMaster en Canadá y la Universidad de Sídney en Australia, han mapeado el genoma completo de esta escurridiza cepa bacteriana de principios del siglo XIX. Lo descubierto en la investigación es significativo porque, hasta ahora, los científicos no habían conseguido identificar las cepas más antiguas de cólera responsables de epidemias con este alcance geográfico. El descubrimiento mejora significativamente el conocimiento científico sobre el origen del patógeno y aporta esperanzas de que se puedan desarrollar mejores tratamientos y técnicas de prevención.

Los autores del nuevo estudio han confirmado la identidad de la cepa de cólera que, según todos los indicios, fue la culpable de cinco de las siete epidemias que asolaron a la humanidad en el siglo XIX y que con casi toda probabilidad comenzaron en las aguas del Golfo de Bengala.

Esta cepa del cólera había permanecido envuelta en el misterio debido a la imposibilidad de encontrar muestras tomadas de las primeras víctimas y analizarlas debidamente. El patógeno se desarrolla en el intestino, y nunca alcanza los dientes o los huesos, por lo cual no es posible hallar vestigios de su ADN en los restos óseos, los que más tiempo perduran tras el fallecimiento de una persona. Por eso, aunque se sabe de muchas tumbas en las que fueron enterradas personas fallecidas de cólera en tales epidemias, el acceso al ADN histórico del cólera se consideraba imposible, ya que solo se puede encontrar tal ADN en los restos de tejidos blandos.

El equipo de Alison Devault, Hendrik Poinar, Brian Golding y Eddie Holmes supieron de la existencia de una notable colección de muestras de tejido conservada en el Museo Mutter, en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos. Este museo fue establecido por el Colegio de Médicos de Filadelfia en 1858, después de que la población de la propia ciudad fuera diezmada años antes.

Los investigadores tomaron muestras de tejido intestinal conservado en dicha colección. El tejido perteneció a un hombre que falleció por causa de la enfermedad durante la pandemia de 1849. Los análisis de las muestras permitieron extraer información, a partir de diminutos fragmentos de ADN, para reconstruir el genoma de esa cepa de la bacteria Vibrio cholera.

Los resultados podrían conducir a un mejor conocimiento del cólera y de su cepa actual, la cual reemplazó a la cepa clásica en la década de 1960 por razones desconocidas, y que es responsable de epidemias recientes, incluyendo la que se desencadenó tras el último gran terremoto de Haití.

La Organización Mundial de la Salud estima que hay de tres a cinco millones de nuevos casos de cólera cada año. De las personas enfermas, entre 100.000 y 120.000 fallecen a causa de esta enfermedad.

Fuente: Second Pandemic Strain of Vibrio cholerae from the Philadelphia Cholera Outbreak of 1849. NEJM [Internet]. [citado 12 de febrero de 2014]. Recuperado a partir de: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1308663#t=article



 
Total de artículos: 18 mostrando: 1 - 10

página 1 de 2   1  2  
 
: Editora principal Especialista de I Grado en Pediatría | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 e/ N y O. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8330274, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios
 HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002