Infomed
Nuevo Portal
domingo, 20 de octubre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

¿Me cuido? no me cuido...

 Lunes, 03 de octubre de 2005


NECESARIA INTRODUCCIÓN.  El siguiente material publicado en Juventud Rebelde, el 24-09-2005, (sección Sexo Sentido) se relaciona con el inicio de las relaciones sexuales de los jóvenes y el correcto enfoque educativo que este tema debe tener en el seno familiar.

Igualmente se realiza una amplia exposición sobre métodos anticonceptivos y la requerida información que se debe poseer sobre ellos.

En resumen, nos parece un coherente acercamiento a una problemática de total actualidad, si no perdemos de vista la vinculación existente entre las relaciones sexuales de nuestros hijos, las enfermedades de transmisión sexual y su pleno desarrollo como mujeres y hombres en nuestra sociedad. 

Mileyda Menéndez; Betsis Barcia, María de los Angeles Martínez y Meybel Vega, estudiantes de Comunicación Social 

Una preocupación común a casi todas las familias es el inicio de las relaciones sexuales de sus integrantes más jóvenes: ¿cómo decirles que se protejan de las infecciones de transmisión sexual y los embarazos indeseados sin que interpreten tales elementos como los únicos a tener en cuenta?

Lisa Rodríguez, profesora y madre de dos adolescentes, considera resuelto este asunto en su hogar: “Lo más valioso es el amor y el respeto por uno mismo, para no llegar al coito como una moda o por falta de alternativas para distraerse.

“De todo eso hablo con mis hijos desde que eran pequeños, pero una vez que dieron el ‘primer paso’, mi prioridad pasó a ser el cuidado de su salud sexual. No los estimulo, pero tampoco cierro los ojos ante sus intenciones”.

El “por qué” y el “cómo” de las relaciones sexuales son temas independientes —aunque relacionados— de la enseñanza familiar. Aun cuando haya discrepancias sobre el primero, obviar el segundo puede ser fuente de nuevos y mayores problemas, partiendo de que en el momento preciso no habrá ningún adulto para velar porque se haga lo “correcto”.

Muchos sexólogos insisten también en la necesidad de que los adolescentes acudan a consulta médica una vez iniciada su vida sexual para que conozcan su estado general de salud y tomen mejores decisiones.
Por ejemplo, las muchachas que tienen factor Rh negativo deben saber cuán valioso es su primer embarazo, y no correr riesgos inútiles.

No se trata de educar para los anticonceptivos, como han escrito varios lectores de esta sección. Cristóbal Martínez, jefe del Grupo Nacional de Psiquiatría Infantil, considera que estos conflictos son fundamentalmente culturales.

Encarar los problemas sexuales con “criterio realista, en función de una información exacta y una higiene personal sana”, es su propuesta en el libro Salud Familiar

DESHACER OBSTÁCULOS

Para conjurar los riesgos sexuales en estas edades, la fórmula sugerida por muchos expertos es la combinación de anticonceptivos orales con métodos de barrera, como el preservativo, lo cual coincide con que son estos también los más conocidos y aceptados por los jóvenes.

Solo que, una vez convencidos de su utilidad, los más jóvenes chocan con diferentes obstáculos, entre los que mencionan su obtención en el mercado. Ya sea porque el producto esté en falta, o porque algunos expendedores los importunan con sus comentarios.

Tal actitud denota desconocimiento y falta de seriedad en una labor que, como en todo servicio de salud, precisa de un trato ético y confidencial hacia el cliente. Por suerte, no se trata de la generalidad de los casos.

En el caso de las tabletas femeninas, llaman la atención sobre el hecho de que las jóvenes cambien de un tipo a otro sin previa consulta con un especialista, e incluso algunas las toman sin contar con los padres.

Para el Centro Nacional de Prevención de ITS/VIH/SIDA, los farmacéuticos deben ser promotores de una mayor salud reproductiva. Es por eso que han diseñado una campaña educativa dirigida a dicho personal, eslabón esencial en el cuidado de las nuevas generaciones.

En cuanto a la disponibilidad de los métodos, pudimos comprobar que existe una amplia comercialización de los condones —ya sea en farmacias, centros recreativos o de la gastronomía—, aunque no siempre bien identificados, pues el título de “profilácticos de goma” fue calificado por muchos entrevistados como confuso y desagradable. 

Por otra parte, los anticonceptivos orales ya están garantizados en la cantidad y calidad necesarias a partir de la reciente remodelación de la planta que los produce, según explicó a JR Fidel Montiel, director general de los Laboratorios Reynaldo Gutiérrez.

La demanda anual es de cien millones de tabletas en todo el país, y se cubre ampliamente con una gama de cinco combinaciones hormonales, cada una con sus peculiaridades de acuerdo al segmento poblacional a que se destina.

Esa es otra razón por la que las jóvenes deben acudir al médico para realizar una elección personalizada del método

RAZONES SUBJETIVAS 

El hecho de que las relaciones sexuales en estas edades suelan ser esporádicas, no planificadas, bajo presión del grupo y casi siempre en un ambiente poco propicio —como las “descargas” de fin de semana—, influye en que muchos no vayan “preparados” para protegerse.

Las muchachas, además, reconocen que es difícil andar con una tirilla de tabletas si aún no le han contado a sus padres la verdad, y muchas veces para ellas el condón es una fuente de problemas con sus compañeros sexuales.

“En una cultura tan machista aún como la nuestra, este es un conflicto que exige mucha madurez: por un lado se considera a las mujeres las máximas responsables de no embarazarse, pero por otro se las tilda de transgresoras o ‘ligeras’ si toman la iniciativa en el tema de la protección”, opina el doctor Jorge Peláez, jefe de la Sección Infanto-Juvenil de la Sociedad Cubana de Ginecología y Obstetricia.

Yaquelín Sánchez, especialista del Centro Nacional de ITS/VIH/SIDA, aconseja a las adolescentes que aprendan “a pensar en sí mismas, en su futuro, y enseñen a sus parejas que protegerse es también una prueba de amor, y es responsabilidad de ambos”.

Al decir del doctor Héctor Machado, reconocido ginecólogo cubano, en los jóvenes influye también el falso concepto de que “promiscuidad” es solo tener varias parejas a la vez.

“Algunos tienen una relación estable con una única pareja y no se protegen, pero luego ese noviazgo se rompe —cosa común en esa etapa de la vida— y en un lapso breve empiezan otro en idénticas circunstancias.

Es lo que se ha dado en llamar monogamia secuencial, que es otra forma de ser promiscuos”, asegura el doctor Machado.

El doctor Peláez hace referencia a otros dos fenómenos que llevan al “descuido” ante un posible embarazo. El primero es el deseo inconsciente de algunos varones y muchachas de probarse a sí mismos si son o no fértiles, aunque después “desechen” el resultado  

El segundo abarca a esas jóvenes que paren a conciencia para mantener ocupados a sus padres con un nuevo “juguete”, y garantizar que no las agobien a ellas tomándolas por “niñitas indefensas” cuando ya se sienten capaces de actuar por su cuenta y riesgo.

“Tales actitudes son una prueba de la gran discrepancia entre madurez física y cognoscitiva, propia de esas edades”, valora el doctor Peláez.

Por eso los padres y los profesionales a cargo de su educación deben adoptar actitudes más adecuadas respecto a la anticoncepción, y al cuidado de la juventud en general, para ayudarlos a tomar decisiones correctas de cara al futuro


Notas anteriores
- Internacionalistas exponen sus experiencias (II)
- Internacionalistas exponen sus experiencias (I)
- Funcionarán novedosos centros de oftalmología en Ciego de Ávila
- Bailar con el corazón, una experiencia inolvidable
- Exitosa realización del Tercer Congreso de ALAPSA
- Psicólogos latinoamericanos abren un espacio para la meditación y el análisis
- "La atención preventiva en estomatología es una necesidad"
- Estomatología 2005: una gran fiesta científica
- Los felicito por el aporte brindado en beneficio de Cuba y del mundo
- Ustedes nunca dejarán de ascender como profesionales
- Después de 40 años, un sostenido y prolongado aplauso
- Un pediatra que cumplió bien la obra de su vida
- Diccionario médico
- Perduran los momentos de Pediatría 2005
- Es el momento de Pediatría 2005
- ¿Me cuido? no me cuido...
- Soy un amante de la naturaleza
- Anticoncepción de emergencia: eficaz terapéutica para evitar un embarazo
- Debatida terapia hormonal y su vinculación con los riesgos cardiovasculares
- Aparición de la primera revista cubana dedicada a la Estomatología

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002