Infomed
Nuevo Portal
miércoles, 12 de agosto de 2020
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Cuarenta años

6 de marzo, 2004

La cita es en el Ministerio de Salud Pública a las 12 del día. Como de costumbre, llego antes de la hora fijada. Hay personas esperando, también puntuales, quebrando la falsa imagen de que los cubanos somos inexactos...

Debo contactar a la doctora Norma Castañón. Me dan otras señas: es rubia, encantadora; sigue siendo bonita a pesar del paso de los años. La información preliminar coincide con la realidad: es hermosa.

Subo al ómnibus, me agrada el ambiente circundante: ¡Qué bien te mantienes!, ¡los años no pasan por ti!, ¡viejo es el Morro!, ¡joven es quien lo quiera ser!...

40 añosEstas doctoras y doctores marchan a una celebración; hace 40 años iniciaron estudios de medicina y estomatología en Victoria de Girón.

Apenas percibo la duración del viaje: hay risas, saludos, comentarios por doquier. Hay, claro está, ambiente de fiesta, de recuerdos...

Al llegar al lugar indicado, La Jícara, una sorpresa: varios automóviles y guaguas ya estaban en el sitio; al jolgorio asiste una buena cantidad de personas.

Uno de los organizadores del encuentro, el doctor Fernando Verdecia, les da la bienvenida; lo hizo antes con otros asistentes. Otros abrazos, otros apretones de manos, otras muestras de cariño y bienestar.

Doctor Verdecia, le comento, usted me habló de una graduación de médicos y estomatólogos ocurrida en 1969, pero no han transcurrido 40 años de aquel suceso.

Es cierto, mi estimado periodista, hoy, 28 de febrero, celebramos los 40 años de comenzar a estudiar medicina, aunque el festejo tiene como protagonistas a los egresados de medicina y estomatología de 1969.

40 añosLos cálculos se despejan: alrededor de 450 personas ocupan asientos en un área techada, que se aprecia vistosa, confortable. El ambiente es distendido; prosiguen las risas, los saludos, la euforia es desbordante...

Alguien solicita a los homenajeados que ocupen sus asientos para servir el almuerzo. Cuesta trabajo que esto pase, pues la gente no quiere renunciar a una muestra de cariño, a un beso, a un abrazo después de c u a r e n t a años...

Muchos llegaron a Girón muy jóvenes; otros no tanto. Sin embargo, todos irradian alegría, satisfacción, por el empeño concluido.

Sus mentes viajan velozmente al pasado, aparecen los recuerdos de aquella época: los amores, los desamores; la exigente disciplina, el alto rigor de los estudios...

Hay un nuevo llamado a que ocupen sus asientos para servir el almuerzo. Este lo hace Verdecia, el flaco Verdecia, como todos lo recuerdan. Dice una frase a lo cubano: sin orden esto se j...

La gente es receptiva. Por fin aparecen los comestibles; agradables, suficientes. No pocas cámaras fotográficas son utilizadas en el amplio salón, quieren tener las imágenes que perpetuarán aquel momento.

Surge, me imagino que no estaba previsto, un anecdotario espontáneo. Verdecia lidera la ocasión; rememora la labor de Luis Carbonel, de Goyito.

Es imposible, dice, olvidar a este eficiente secretario docente. Estaba pendiente de todos nuestros asuntos; nos alertaba y aconsejaba frecuentemente.

40 añosGoyito, emocionado, se dirige nuevamente a los estudiantes; (no es una incorrección, es una licencia para dar marcha atrás al tiempo) recuerda valiosos datos de entonces.

Es muy visible el afecto que le profesan a este hombre de nueve décadas, que dedicó 56 años de su existencia a ser secretario docente.

Atesora imborrables recuerdos de aquellos hombres y mujeres a los que califica de hijos; conoce, al detalle, qué cantidad matricularon, qué cantidad aprobaron...

Un total de 702 alumnos, dice, se graduaron de médicos y estomatólogos el 28 de diciembre de 1969. Otros también se dirigen al auditorio, que se mantiene alegre, bullicioso.

Alguien, expresándose en verso, relata el paso de la vida; resalta su alto ímpetu (creo que es el de muchos) en el duro bregar diario, deja claro, pese a todo, que se siente como un cañón.

El doctor Juan Vela también interviene; manifiesta su felicidad por el reencuentro. Los congratula a todos, los menciona también como importantes protagonistas de singulares faenas entonces y ahora.

En el recinto están profesores, investigadores, especialistas, directivos, la mujer y el hombre, de batas blancas, que cotidianamente resuelven un problema de salud, disminuyen o eliminan el sufrimiento de las personas...

Están también los ausentes, los que ahora colaboran noblemente en tierras de América y de África; los que dieron su vida indicando cuál es el camino en cada momento...

A mi lado pasa una hermosa niña, qué pena, no recuerdo su nombre; no importa, recuerdo su imagen, su peculiar imagen.

En un momento de la velada ya me había ofrecido su juguete, su hermoso juguete; lo hizo igualmente con otros de los presentes.

¡Qué bueno que recordé su nombre, María Victoria!. ¿También salvará vidas?, ¿Contribuirá a la risa de sus semejantes? Quiero pensar que sí; se formó, nació, ha vivido a partir de aquella estirpe.


Notas anteriores
- Internacionalistas exponen sus experiencias (II)
- Internacionalistas exponen sus experiencias (I)
- Funcionarán novedosos centros de oftalmología en Ciego de Ávila
- Bailar con el corazón, una experiencia inolvidable
- Exitosa realización del Tercer Congreso de ALAPSA
- Psicólogos latinoamericanos abren un espacio para la meditación y el análisis
- "La atención preventiva en estomatología es una necesidad"
- Estomatología 2005: una gran fiesta científica
- Los felicito por el aporte brindado en beneficio de Cuba y del mundo
- Ustedes nunca dejarán de ascender como profesionales
- Después de 40 años, un sostenido y prolongado aplauso
- Un pediatra que cumplió bien la obra de su vida
- Diccionario médico
- Perduran los momentos de Pediatría 2005
- Es el momento de Pediatría 2005
- ¿Me cuido? no me cuido...
- Soy un amante de la naturaleza
- Anticoncepción de emergencia: eficaz terapéutica para evitar un embarazo
- Debatida terapia hormonal y su vinculación con los riesgos cardiovasculares
- Aparición de la primera revista cubana dedicada a la Estomatología

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002