Infomed
Nuevo Portal
lunes, 23 de septiembre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Web sobre Finlay: revitaliza certeza de sus postulados

6 de diciembre, 2003

Minucioso, riguroso, con total apego a la verdad histórica, son atributos que se observan al entrar en el sitio web dedicado a la obra científica del sabio cubano Carlos Juan Finlay, merecidamente catalogado como Benefactor de la Humanidad.

La feliz iniciativa fue concebida por los colegas de la sección de Humanidades Médicas de la Universidad Virtual de Salud de Cuba, para homenajear el aniversario 170 del natalicio del insigne investigador.

Asimismo, y muy importante, mostrar la indiscutida trascendencia de los postulados finlaístas sobre el descubrimiento del agente trasmisor de la fiebre amarilla.

Es conocido el reiterado objetivo de atribuir la prioridad del universal hallazgo al médico-investigador estadounidense Walter Reed, quien de forma deshonesta, se adjudicó el mérito de haber solucionado uno de los graves problemas de salud afrontados por la humanidad.

En la sección dedicada a las Comisiones Médicas Estadounidenses, se ofrecen numerosos detalles sobre el trabajo realizado por estas comitivas.

Por ejemplo, la primera, que viajó a Cuba en 1879 para iniciar estudios de la enfermedad. El sitio indica que este grupo de expertos no arribó a resultados definitorios.

En cambio para Finlay, asesor de la comisión, el trabajo fue provechoso pues profundizó en los conocimientos nosológicos de la afección y consideró que en el aire debía encontrarse el agente trasmisor de la enfermedad.

También hay referencias a la cuarta comisión que llegó a nuestro país el 24 de mayo de 1900, encabezada por Reed, con la encomienda de hacer indagaciones acerca de la fiebre amarilla a partir del bacilo icteroides.

En la página web se apuntan sus infructuosos resultados en ese y otros sentidos, por lo cual no les quedó otra alternativa que visitar a Finlay en agosto de 1900.

Nuestro sabio, generosamente, -así se resalta- les ofreció todos sus conocimientos y la situación de sus investigaciones. Incluso facilitó huevos y mosquitos criados por él.

En ese propio bloque informativo aparece cómo el grupo de investigadores de Estados Unidos decide ejecutar trabajos experimentales en humanos a partir de la sugerencia dada por Finlay en la entrevista que sostuvieron.

Igualmente señala los informes elaborados por Reed en torno a la fiebre amarilla en octubre de 1900 y en febrero de 1901. En esta última fecha y en la Revista de Medicina Tropical se habla de una traducción del segundo informe en el cual comienza el proceso de despojo hacia Finlay.

También se menciona el Tercer Congreso Médico Panamericano (4-7 de febrero de 1901, en La Habana) donde Reed, en presencia de Finlay, y con total irrespeto, asume la gloria del descubrimiento.

En este segmento se pueden leer consideraciones relacionadas con el centro de la disputa: el tiempo atribuido al período de incubación de la infección.

En este punto los investigadores estadounidenses negaron que Finlay hubiera podido reproducir la fiebre amarilla de forma experimental, pues no conocía el período de incubación extrínseca del agente causal.

Sin embargo, como reseña el web, fue Finlay el primero que habló de incubación extrínseca en su muy conocido artículo del 14 de agosto de 1881 en la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.

En este espacio electrónico también se visualiza la sección denominada Reivindicación, en la cual se mencionan importantes acciones emprendidas por Finlay para solucionar el terrible dilema que representó la fiebre amarilla.

Ahí se acota, atinadamente, que a Reed y su comisión le cabe un gran mérito: la confirmación de los postulados finlaístas.

Otros segmentos en los que igualmente vale la pena incursionar se vinculan con la fiebre amarilla (historia de la afección, aparición en Cuba...) y la Enfermedad y Trasmisión (cómo se trasmite, síntomas, incidencia y distribución).

Asimismo, una llamativa galería de imágenes donde se muestran fotos de Finlay y su familia, de Claudio Delgado (su fiel colaborador) y la correspondiente a la medalla Mary Kinsgley, de la Universidad de Medicina Tropical de Liverpool, en el Reino Unido.

Semejante valoración alcanzan las secciones de Voluntarios (listado de los 104 voluntarios inoculados por Finlay; nombre, lugar de la inoculación, domicilio, fecha) Campamento Lazear y Bibliografía Activa.

El sitio también posee una porción relativa a las preguntas más frecuentes sobre el destacado científico y su nota biográfica.

En el momento de su lanzamiento, el pasado 28 de noviembre, se dijo que es un proyecto en desarrollo, por tanto factible de incorporarle otras ideas y objetivos que lo enriquezcan.

La meta más inmediata es que los contenidos se puedan observar en inglés y posteriormente en francés.

Mención impostergable para sus editores principales, el Dr. Enrique Beldarraín y el Licenciado José Antonio Lòpez Espinosa, cuyos trabajos investigativos engrosaron los textos de alta calidad histórica y científica que se exhiben en el sitio.

Experimento, finalmente, un genuino orgullo por la existencia de este espacio revitalizador de la obra de Finlay, un ejemplo inextinguible como médico, como investigador, como ser humano.


Notas anteriores
- Debatirán sobre cáncer cérvico uterino en Holguín
- Sube la cifra de mortalidad por cáncer de mama en Cienfuegos
- Fidel, indiscutido propulsor de la formación de profesionales en la salud
- El CIREN tiene la bandera Ché Guevara 40 años de victoria
- Prevención de diabetes, objetivo esencial de reunión en La Habana
- Quisieron matarte, pero no pudieron
- Galenos cubanos a orillas del Pacífico
- Fumar equivale a tener la muerte tocando a la puerta
- Realiza Cuba importantes proyectos acerca del cáncer de mama
- Científicos estadounidenses hallan relación de la obesidad con un adenovirus
- Estudio sobre diabetes tipo 2 apunta a un mayor control del hipotálamo
- Obesidad, un visible enemigo para la salud humana
- Un pedacito de historia
- ¡Que bueno poder contar con Elaine!
- Surfacen pasa la prueba del tiempo
- Prevención de la diabetes, tema prioritario en evento de la ALAD
- Medicina Regenerativa ya tiene su web
- ¿Buena prensa?: ¡Ver para creer!
- Prestigiosa institución elige consejero-asesor al profesor Machado Curbelo
- Necesitamos crear espacios libres sin humo

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002