Infomed
Nuevo Portal
martes, 20 de agosto de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Gracias a ustedes

29 de noviembre, 2003

Tenía el antecedente de que se trataba de una significativa condecoración...

¿A quiénes? (me preguntaba, y hacía partícipe de la incógnita a mi compañero de faena, el hacedor de imágenes fotográficas Héctor Sanabria).

Al llegar al Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, INHEM, comienzan a disiparse las interrogantes.

Solícito, como de costumbre, nos recibe el doctor Mariano Bonet, director de la institución, y nos invita a a subir en busca de la sala-teatro.

Antes de llegar al recinto el doctor Bonet llama la atención de todos: tenemos la inmensa satisfacción de recibirlos en nuestro instituto.

En esta oportunidad, como parte de las celebraciones por el Día de la Medicina Latinoamericana, la Jornada de Homenaje al Trabajador de la Salud y por el aniversario 170 del natalicio del sabio cubano, Dr. Carlos Juan Finlay.

Las palabras de Bonet van dirigidas a un grupo de personalidades que en pocos minutos recibirán la distinción de Investigadores de Mérito.

También escuchan la intervención trabajadores del INHEM, directivos de los Ministerios de Salud Pública y de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, así como otros invitados.

Hoy queremos inaugurar una tarja, indica el doctor Bonet, que tiene relación con la figura de Finlay y con la edificación donde estamos realizando este acto.

Antes es necesario expresar una breve referencia (su alocución está apoyada en imágenes computarizadas) sobre cuál fue el decursar histórico de lo que es actualmente el Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, tras 101 años de existencia.

El 17 de mayo de 1902, prosigue, se crea el Laboratorio Isla de Cuba y ese mismo día el doctor Carlos Juan Finlay es nombrado Jefe Nacional de Sanidad de nuestro país.

En su exposición, Bonet menciona un importante número de detalles acerca del funcionamiento de aquella dependencia en la seudorrepública y después del advenimiento del proceso revolucionario de 1959...

Termina sus palabras (escuchadas con total atención de los participantes) y le pide al profesor Francisco Rojas Ochoa que lo acompañe en la maniobra de retirar la tela que cubre la tarja. Tras un nutrido aplauso, señala a la concurrencia trasladarse a la sala-teatro.

Allí hay mucha expectativa y mucha emoción también. La Licenciada Lina Domíguez, viceministra del CITMA, expresa que el organismo que representa confiere la distinción de Investigador de Mérito a 20 personalidades de las ciencias médicas de Cuba.

Luego, mientras dan lectura a una sinopsis de sus respectivas trayectorias, cada uno de ellos toma el certificado acreditativo con categoría especial de I n v e s t i g a d o r d e M é r i t o.

Los intervalos de aplausos se suceden hasta que el homenajeado número 20 recibe su alto estímulo.

Alguien del auditorio dice: han dedicado toda una vida a las labores de investigación. Una buena parte del desarrollo del Sistema de Salud de Cuba se debe al sostenido esfuerzo de ellos.

Yo añado que ellos saben (antes y ahora) de la importancia de la investigación para las tareas asistenciales, para las docentes...

En nombre de los homenajeados hace uso de la palabra el profesor José Manuel Ballester; confiesa su emoción, agradece el reconocimiento.

Refiere que es un premio colectivo porque son muchas personas, dice, las que participan en los objetivos de investigación.

Agrega que está convencido de aquel postulado que señala el futuro de Cuba como un futuro de hombres de ciencia; expresa también la certeza de que hay capacidades para alcanzar metas más altas en el campo de las ciencias.

Concluye sus palabras reiterando su agradecimiento y el de sus colegas; lo hace por un obvio sentido de gratitud.

Pero todos nosotros, todos y cada uno de los que habitan este querido archipiélago, debemos agradecerles a ellos.

Por los aportes de entonces y los de hoy; porque ellos fueron los gestores de los éxitos del presente, porque ellos están, como antes, en sus fértiles espacios del diario bregar.


Notas anteriores
- Funcional recurso desde la Biblioteca Médica Nacional
- El estigma de una enfermedad
- El bicentenario de la introducción de la vacuna en Cuba (2)
- El bicentenario de la introducción de la vacuna en Cuba (1)
- Expuestos temas actuales sobre el infarto agudo del miocardio
- Células madres: foco de atención en taller de rehabilitación cardíaca
- Web sobre Finlay: revitaliza certeza de sus postulados
- Destacado grupo de profesionales recibe la Orden Carlos J. Finlay
- Gracias a ustedes
- Presentan página web y disco compacto sobre la obra de Finlay
- Confieren distinción de Investigador de Mérito a personalidades de las ciencias médicas
- Otorgan condecoración de nivel mundial al profesor Márquez Guillén
- Natalicio de Finlay: revitalizar su imagen, su pensamiento, su obra
- Califican de exitoso congreso de laparoscopia
- Certero recurso contra el dolor abdominal no filiado
- Técnica laparoscópica: particular importancia ahora y en el futuro
- Laparoscopia: reafirmada su validez diagnóstica y terapéutica
- Técnica laparascópica centrará los debates
- Positiva realización de eventos vinculados a la oncología
- Personal de enfermería, baluarte en la atención oncológica

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002