Infomed
Nuevo Portal
miércoles, 18 de septiembre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Personal de enfermería, baluarte en la atención oncológica

30 de octubre, 2003

Simultáneamente con el Noveno Congreso Cubano de Oncología transcurre el Cuarto Encuentro Internacional de Enfermería de esa especialidad.

En la segunda jornada de este evento múltiple, en el cual sesiona también la Segunda Conferencia Internacionalde Física Médica, propongo a los lectores de S a l u d, e s e l T e m a un acercamiento al espacio laboral de este insustituible personal de la salud.

Se conoce que la superación continuada en cualquier rama del saber humano es una necesidad imprescindible. Tal nivel de conciencia llegó a los predios de la enfermería oncológica y el licenciado Armando Moret Montano, de Cuba, expone sus criterios sobre...

La necesidad de una especialidad en enfermería oncológica

Si hacemos una revisión de las estadísticas, nos damos cuenta que las tumoraciones malignas van a ocupar el primer lugar de incidencia y mortalidad en Cuba en los próximos años.

Por tanto, debemos tomar algunas medidas que permitan que el personal de enfermería esté acorde con esas demandas.

Cuando se hace una revisión de los programas de estudios, vemos que son muy escasos los temas que se refieren a la enfermería oncológica y además no hay una integración de esos conocimientos.

Se tratan las afecciones oncógicas por separado y necesitamos una integración de temáticas para enfrentar este reto.

Esto no quiere decir que el personal de enfermería oncológica no esté respondiendo correctamente a sus acciones asistenciales, pero lo que pretendemos es afrontar, con mayor capacitación, una problemática que se avecina.

Por otro lado, la progresión asistencial en oncología marcha aceleradamente y nosotros no podemos quedarnos rezagados. Nuestros programas de estudio adolecen de esa actualización y además no contamos con la literatura suficiente.

De todos es conocido la importancia de acciones de salud en el nivel primario en el área educativa. En especial, si se trata de disminuir la incidencia y la mortalidad de los diferentes tipos de tumores malignos en nuestra población.

La enfermera es educadora por excelencia y pensamos que debe de tener una serie de habilidades comunicativas que en ocasiones carece.

Sabemos que no usamos las mismas técnicas comunicativas en todos los lugares. No es lo mismo tratar un tema con adolescentes en una escuela que en un centro de trabajo donde se labora con productos químicos que pueden producir cáncer.

En el caso del tumor maligno de próstata, de una alta mortalidad en la población masculina, lo primero es convencernos a nosotros mismos. La importancia de persuadir a una persona con determinada edad y con una sintomatología específica de realizarse un tacto rectal, es muy importante.

Con el hábito de fumar ocurre algo llamativo: un gran porcentaje del personal de la salud tiene ese mal hábito incluso, a veces, más que los propios pacientes.

En el caso de los tumores de mama es muy importante que las mujeres conozcan cómo se realiza el autoexamen, y eso es función del binomio médico-enfermera de la familia.

La enfermera puede relacionarse muy bien por dos razones: por su condición de mujer y porque está cerca del paciente, en cualquier institución de salud, a cualquier nivel.

Cirugía oncológica de alto riesgo. Experiencia de enfermería.

El paciente de alto riesgo vinculado con la especialidad de oncología, interviene el doctor Rafael Fernández, jefe del servicio de terapia intensiva del INOR, requiere de un tratamiento multidisciplinario donde se emplean distintas opciones terapéuticas, entre ellas la cirugía.

La cirugía de alto riesgo se hace a personas con tumores malignos o que ya han sido reintervenidas previamente, como es la cirugía de rescate.

También tratamos a pacientes con edad avanzada o con más de una afección, por ejemplo, un cáncer y una cardiopatía isquémica que por una cirugía puede peligrar su vida debido a complicaciones posoperatorias.

Para otro grupo de enfermos, con tumores cráneos-faciales, se hace necesaria también una vigilancia intensiva, con la utilización de una tecnología de avanzada y con enfermeros y enfermeras adiestrados para emplear estos medios.

Nosotros en nuestro servicio tenemos capacitado al personal de enfermería en las distintas herramientas de la oncología, de manera que puedan realizar exitosamente diferentes y complejas acciones asistenciales.

Por eso cuando uno de esos pacientes de alto riesgo se marcha de alta nosotros felicitamos a nuestros enfermeros y médicos por la significativa labor que ejecutan.

Nuestros enfermeros y enfermeras además de tener los conocimientos básicos de oncología son especialistas en terapia intensiva, por tanto pueden manejar los ventiladores mecánicos artificiales, los desfibriladores, bombas de infusión, etc. que son tan importantes en mantener la vida a este grupo de enfermos.

Significa tanto el personal calificado que prácticamente no hay desarrollo de las grandes técnicas quirúrgicas, en este caso la ciriugía de áreas vitales, sin un personal totalmente persuadido y entrenado para enfrentar las distintas complicaciones primeros diagnosticadas y luego tratadas.

Por eso decimos que nuestra unidad vigila intensivamente al paciente, cuida intensivamente al paciente y aplica la terapia intensiva al paciente.

Ello se relaciona directamente con los licenciados Rafael Corrales, Lázaro Bonne, Yanet Solano y Danarys Hernández, participantes en la mesa redonda dedicada a este tema en el Cuarto Encuentro Internacional de Enfermería Oncológica.


Notas anteriores
- Síndrome del niño sacudido (I)
- El mérito de ser un médico cubano
- El Asesino de Blanco
- Las verdades de Cuba y las mentiras del Imperio
- Prolongar la vida más allá de nosotros (II)
- Prolongar la vida más allá de nosotros (I)
- Una mirada actualizada a la BVS de Cuba
- Pedro Antonio cayó por los humildes de ayer y de hoy
- Contrastes
- Un día dedicado a los que preservan y cuidan la salud
- Un aplauso sostenido para la Ensap
- Un ejemplo para todas las épocas
- Vale la esperanza de este encuentro
- Doctor Gutiérrez: presencia indeleble en las ciencias médicas de Cuba
- Realización de la primera operación de talla hipogástrica en Cuba
- Extracción múltiple de órganos vitales en hospital avileño
- Donar sangre: eleva a una gran escala al ser humano
- ¿Cómo se inició la enseñanza de la medicina en Cuba?
- Donación avileña salva a un niño en Paquistán
- Internacionalistas exponen sus experiencias (III)

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002