Infomed
Nuevo Portal
miércoles, 11 de diciembre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Memoria histórica: Dr. Nicolás José Gutiérrez

13 de septiembre, 2003

En La Habana, hace ya 203 años, ocurrió el nacimiento de una de las figuras más sobresalientes de la comunidad médica cubana, me refiero al doctor Nicolás José Gutiérrez.

El hecho ocurrió exactamente el 10 de septiembre de 1800, momento que marca el inicio de una singular trayectoria que culmina 90 años después, el 31 de diciembre, en nuestra ciudad capital, tras lo cual dejó una impresionante obra para la posteridad en el campo científico y humano.

Tengo plena satisfacción al elaborar esta nota histórica acerca del doctor Gutiérrez, cuyo objetivo es divulgar algunas de las principales acciones realizadas por este singular hombre de ciencias. En lo personal, asimismo, cumplo con un añejo anhelo.

Aventajado desde el primer nivel de enseñanza

Los primeros estudios de Gutiérrez transcurren en el colegio de Don Antonio Coello y desde ese nivel de enseñanza comienza a distinguirse entre el alumnado, cuando obtiene los primeros premios en todos los exámenes.

Su padre, Tomás Gutiérrez, deseaba que el primogénito entre 11 once hermanos fuera abogado, sin embargo, Nicolás tuvo inclinación por la medicina desde pequeño y su progenitor respetó tal circunstancia.

Estudiando filosofía se abrió un curso de anatomía descriptiva en el Hospital Militar de La Habana bajo la dirección del doctor José Antonio Tasso.

Debido al entusiasmo y aplicación de Gutiérrez por la anatomía, logró el cariño y la estimación del referido sabio italiano, quien lo llevaba de ayudante cuando practicaba alguna operación quirúrgica y después le encomendaba el cuidado del paciente.

Tras concluir el primer curso de anatomía descriptiva y práctica que se dio en La Habana, se ganó el derecho de hacer estudios médicos en España o Francia, que serían asumidos por la Sociedad Económica de La Habana.

Sin embargo, tal posibilidad quedó frustrada y Gutiérrez comenzó a estudiar medicina en la Real y Pontificia Universidad en el 1820.

Tres años después se gradúa de Bachiller en Medicina y en 1825 recibe el título de médico del Real Tribunal del Protomedicato. En ese propio año, consigue el grado de Licenciado en Medicina y luego de Doctor.

Su trayectoria como cirujano; otras prácticas médicas

Con solo 21 años Nicolás José Gutiérrez se graduó de cirujano latino, (votación unánime del Real Tribunal del Protomedicato) el primer escalón en su carrera como médico, y en 1838 es el cirujano mayor del Hospital Militar de La Habana.

Un año después, organiza un curso de grandes operaciones de cirugía, (demostraciones en cadáveres) el primero que tenía lugar en la capital del país.

Simultáneamente se encargaba de otro curso de clínica quirúrgica (también sin precedentes en La Habana) y en sesiones nocturnas de trabajo, dos veces por semana, conducía un curso de partos.

En 1841 ejecuta la ligadura de dos arterias femorales en un soldado aquejado de aneurismas en las corvas. Es la primera ocasión que se empleaba en La Habana el procedimiento de Anel para resolver los aneurismas.

Ese mismo año emplea la tenotomía para la curación de un pié deforme y hace igualmente una intervención de talla hipogástrica. Ambos procederes sin referencias anteriores en la ciudad capital.

En iguales crcunstancias, doce meses después, lleva a cabo una operación de la ilíaca interna para solucionar un aneurisma.

Gutiérrez igualmente inició la aplicación de la tintura de yodo para curar el hidrocele y la utilizacion del tratamiento de Ricord contra la sífilis. También, el vendaje inamovible para las fracturas.

Se le atribuye asimismo, la introducción en Cuba del estetoscopio y la anestesia mediante el cloroformo.

Fundador de la Real Academia de Ciencias Médicas

La destacada trayectoria del doctor Gutiérrez no solo se circunscribe al área puramente asistencial, sino que también hizo otros aportes al sector de las ciencias médicas, ya que fundó, el 19 de mayo de 1861, la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, de la cual fue su primer presidente.

Con anterioridad ya había concebido esa idea, pues en 1826, conjuntamente con el doctor Francisco Alonso y Fernández (médico cirujano de la armada española) propuso a las autoridades españolas tal objetivo pero no fue contestada la petición.

En 1841 insiste en esa encomienda que tampoco es atendida, hasta que se confecciona un nuevo reglamento y en unión del doctor Zambrana repite la exposición, la cual fue finalmente aprobada el 6 de noviembre de 1860.

En 1833 se produce en Cuba, una fuerte epidemia de cólera. Gutiérrez redacta conjuntamente con el doctor Abreu una memoria acerca de esta enfermedad la que, en opinión del doctor Eduardo Pla, fue el mejor documento de todos los escritos en aquel momento.

De acuerdo con lo expuesto por Pla, El estudio médico de la afección y el tratamiento empleado en Cuba, están indicados con claridad y sencillez.

Este meritorio trabajo fue publicado ulteriormente en el Repertorio Médico Habanero, primer periódico que con estas características circuló en la principal ciudad de la nación.

Gutiérrez también fue el gestor de tal iniciativa en la cual trabajaron bajo su dirección Ramón Zambrana y Luis Costales.

En 1822 escribió, de igual forma, otra memoria, esta vez vinculada con la Utilidad e importancia del estudio de la química y si es o no necesaria para la medicina.

Tras la elaboración de este escrito, fue admitido en la Sociedad Económica de La Habana, en la cual se distinguió por una intensa y activa participación.

Pla definió al doctor Gutiérrez como uno de los hombres que con más constancia, con más desprendimiento, y con más entusiasmo trabajó por el adelanto de las ciencias médicas en Cuba.

Agregó que conquistó los laureles de la gloria y con ellos el amor de sus conciudadanos y la veneración de la posteridad.


Notas anteriores
- Cuba tiene llamativos resultados en supervivencia de cáncer
- Oncología: tema de atención esta semana
- Cuidar equivale a mantener
- Destacado experto opina de la esclerosis lateral amiotrófica
- Un entonces y un después
- Exitoso encuentro sobre enfermedades visuales y neuromusculares
- La validez de una idea
- Memoria histórica: Dr. Nicolás José Gutiérrez
- El sueño, ¿ una función vital olvidada?
- Sigmund Freud, creador del método y la teoría psicoanalítica
- ¿Quién fue Asclepios?
- Inauguración de la primera sociedad médica cubana
- Tres momentos en la vida del profesor Llanio
- Bibliotecarias se preparan para ofrecer un mejor servicio
- Métodos de activación: mejoran eficiencia del electrodiagnóstico
- Preservemos nuestro patrimonio documental médico
- Reabiertas las puertas al conocimiento
- Hipotermia, eficaz método para batallar contra la muerte
- Información y sitios web en punto de mira
- Quisieron matarte, pero no pudieron

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002