Infomed
Nuevo Portal
jueves, 13 de agosto de 2020
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

El Dr. Finlay en su entorno familar y profesional

sábado, 05 de diciembre de 2009 

Dr. Carlos Juan Finlay Barrés, catalogado como Benefactor de la Humanidad por su destacada actividad en favor de la salud humana Tras su graduación como médico en 1855 el Dr. Mitchell le pidió al Dr. Carlos Juan Finlay Barrés que se estableciera en Nueva York. Sin embargo, Finlay decidió regresar a Cuba y ejercer en su patria debido a la notable escasez de médicos.

Con esta decisión, rechaza "las doradas perspectivas económicas que le ofrecía el ejercicio médico en Nueva York", de acuerdo con lo expresado por su hijo, el Dr. Carlos Eduardo Finlay Shine, en el libro biográfico de su padre, publicado en 1942 por la editorial Minerva.

Al cumplirse el aniversario 176 del natalicio del insigne sabio cubano, (el 3 de diciembre de 1833) que descubrió el agente trasmisor de la fiebre amarilla y con ello logró la inmortalidad científica en el ámbito universal, este espacio incluye una selección de textos de la aludida obra que revelan significativos detalles del entorno familiar, personal y profesional del Dr. Finlay Barrés. 

La caridad constituía su virtud cardinal

En atención a lo relatado por el Dr. Finlay Shine (... la caridad constituía su virtud cardinal y no solo la prodigaba en el campo profesional sino que la aplicaba a los juicios que le merecían las debilidades y flaquezas del prójimo...)

(... un sentido muy estricto del deber gobernó su vida; una veneración apasionada por la verdad dirigió todas sus aspiraciones y esfuerzos y jamás permitió que los intereses personales influyesen o torciesen las rectas directrices en que había orientado su existencia...)

(... su vida profesional estimada desde el punto de vista económico no fue otra cosa que generosidad y desinterés. Cumplió estrictamente las reglas de la ética profesional y en ocasión alguna permitió que la escasez de recursos de sus enfermos les privase del auxilio de su ciencia...)

(... la modestia del Dr. Finlay no le permitió en ocasión alguna tratar de imponer sus opiniones, sino únicamente por el camino ordenado y lento de la persuación...)

Su poderosa y tenaz facultad de observación

(... entre 1867-1868 en la ciudad de La Habana hay una grave epidemia de cólera. La poderosa y tenaz facultad de observación que en él era característica le permitió confirmar el hecho, entonces desconocido, de que el cólera se trasmitía por vía oral, sirviendo como vehículo de infección el agua...)

(... en 1848, en Francia, ingresó en el Liceo de Rouen. Allí adquirió la educación completa de la docencia superior francesa. Aprendió con facilidad el inglés, francés y alemán y los clásicos literarios latinos, griegos y franceses y simultáneamente Geografía, Historia, Matemática, Química y Física...)

(... esas lecturas clásicas desarrollaron en él su admirable facilidad para interpretar los idiomas, que tanto le sirvió en sus posteriores estudios filológicos y médicos...) 

Costumbres personales extremadamente ordenadas

(... las costumbres personales de mi padre eran extremadamente ordenadas. La única indulgencia que se permitía era la del tabaco que acostumbraba a fumar en cigarrilos... )

(... por las noches nos sentábamos en la sala a estudiar nuestras lecciones. Le producían gran regocijo los triunfos escolares de sus hijos y le movían a prodigarnos emocionado frases de congratulación y aliento... )

(... nos aconsejaba reiteradamente la práctica del ejercicio físico. Era él un apasionado de todos los deportes al aire libre y sobre esta materia escribió varios trabajos en los que demostraba la necesidad imperiosa de modificar favorablemente el hábito físico de los cubanos. El tiempo transcurrido ha demostrado plenamente la razón de sus advertencias... )

Nota adicional: agradezco al Dr. Gregorio Delgado, médico-historiador del Ministerio de Salud Pública, por las facilidades ofrecidas para la confección de este trabajo. 


Notas anteriores
- Exitosa realización del taller para directivos de información
- Destacan eficiencia del trabajo de equipo virtual
- Bibliotecas de policlínicos dispondrán de la información necesaria
- Sesionará taller nacional de directores de centros de información
- Arte y terapia marcan un camino
- Concurso sobre Historias de Mujeres
- Incesante afán de luchar contra la muerte
- Coloquio en casa propia
- Facilitemos vía a la vida
- Secimed, mejor con el paso de los años
- VI CONGANAT, un congreso exitoso
- Seguridad vial, propósito del presente y del futuro
- Paisajes campestres toman vida en los pinceles de Izquierdo
- Cuarenta años
- La poliomielitis por estos días
- Helicobacter Pylori, polémico tema de actualidad
- Construir sueños y hacerlos realidades
- Ecografía del aparato locomotor un texto de impacto mundial
- Analizan qué hacer y cómo liderar las transformaciones en la APS
- Ponderable acción de Cuba en su programa nacional contra la lepra

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002