Infomed
Nuevo Portal
jueves, 12 de diciembre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Hipotermia, eficaz método para batallar contra la muerte

28 de junio, 2003

El doctor Calixto Machado (de pie, el primero a la izquierda) participa en la evaluación neurofisiológica de un paciente en la unidad de cuidados neurocríticos del Instituto de Neurología y Neurocirugía Hace unas décadas una parada cardíaca llevaba irremisiblemente a la muerte a una persona, por eso durante siglos se defendió una visión cardiorrespiratoria de la vida.

Posterioremente, la aplicación de terapias intensivas demostraron que esas funciones aparentemente vitales podrían ser suplidas por métodos tecnológicos: soportes cardiocirculatorios, máquinas de circulación extracorpórea, marcapasos, corazones mecánicos, etc.

Por eso uno de los dilemas más trascendentales de las ciencias médicas en la actualidad es cómo proteger el cerebro (recordemos que tras cinco minutos con ausencia de sangre y oxígeno éste queda destruido, en condiciones de normotermia y sin ningún tipo de neuroprotección) partiendo del criterio de que él es el órgano d i a n a del cuerpo humano.

Considerando esa realidad, los laboratorios de neurociencias trabajan en la búsqueda de nuevas formas, en métodos farmacológicos o de otro tipo, buscando soluciones para el mencionado objetivo.

Uno de esos procedimientos es es la utilización de la hipotermia como herramienta de neuroprotección.

En la presente edición de Salud, es el tema inserto los criterios del doctor Calixto Machado, presidente de la Sociedad Cubana de Neurofisiología Clínica, quien expone sus puntos de vista acerca de este novedoso recurso asistencial.

Hay dos tipos de hipotermia: la llamada accidental y la controlada. La primera es la que ocurre en países fríos, cuando una persona ha caído en aguas congeladas o ha sido víctima de una avalancha de nieve.

Debido al enfríamiento ocurren, primero, arritmias del corazón, luego una parada cardíaca y respiratoria y este sujeto, según los criterios cardiorespiratorios está muerto.

Pero cuando llegan los equipos de rescate y aplican maniobras de reanimación artificial y luego se dirigen a instituciones que poseen máquinas de circulación extracorpórea que posibilitan el recalentamiento, ya pasaron 35 o 40 minutos y esta persona recupera la actividad cardíaca, y presenta muy pocas o ninguna secuela de tipo neurológico.

Entonces me pregunto –asegura el doctor Machado- si aplicamos las indicaciones cardiorrespiratorias ese individuo estaba muerto; sin embargo, que definió que este individuo no muriera pues el efecto de la hipotermia como elemento neuroprotector sobre el cerebro.

La hipotermia también se está aplicando como terapéutica contra los infartos cerebrales.

Cuando ocurre una isquemia cerebral existe un área en el mismo infarto nombrada área de penumbra, que si se logra recuperar ese tejido salvable, las posibles secuelas del infarto son mínimas o nulas.

De tal manera existen varios protocolos utilizándose en varias universidades del mundo, que cuando un paciente llega con un infarto cerebral en etapas tempranas y son empleadas la hipotermia moderada y otras opciones terapéuticas, se consigue la neuroprotección de esta área y por tanto puede ser salvable.

Es lo que se desea siempre con este tipo de pacientes, que cuando se produzca el alta hospitalaria tenga mejores perspectivas desde el punto de vista de su calidad de vida.

Desde luego, hay que recordar siempre que las enfermedades cerebrovasculares son las afecciones más invalidantes en la edad adulta.

En los traumas craneales –prosigue el doctor Machado- también se puede aplicar la hipotermia.

Estos pacientes tienen muchas áreas con edemas cerebrales y al emplear este método se protege al cerebro y entonces se pueden utilizar medidas antiedemas, para así lograr que los daños sean mínimos.

Esto es una línea de trabajo en progresión, con ello se consigue el equilibrio del ácido básico del individuo, se mantiene también una adecuada composición de gases sanguíneos y que no exista ninguna desestabilización metabólica durante la aplicación de la hipotermia moderada.

Yo quiero referirme finalmente –precisa el doctor Machado- a un tema que ya se trató en esta entrevista y guarda relación con el razonamiento de la actividad cerebral y de la utilidad de emplear, entre otros recursos, la citada hipotermia.

Estoy aludiendo a las llamadas experiencias cercanas a la muerte, cuando surge una parada del corazón y el cerebro está en una situación crítica pero no muere.

Mientras no ocurre el deceso cerebral y esto me parece muy lógico, la persona es capaz de recordar determinadas cuestiones e incluso darse cuenta de que está en una situación muy compleja.

En mi opinión este individuo está teniendo vivencias, está recordando, está vivo. Y si las maniobras de reanimación son satisfactorias él vuelve a la vida, lo cual, a todas luces, es una contundente confirmación acerca de la v i s i o n cerebral de la vida.

Vale agregar que recientemente (el 7 de abril de este año) el doctor Calixto Machado obtuvo el título de Doctor en Ciencias, al defender exitosamente la tesis Definición y diagnóstico de la muerte en el ser humano.

Según la secretaría de grados científicos, el doctor Machado se convirtió en el profesional de la salud de menor edad con tal alta distinción.

El doctor Machado es especialista de segundo grado en neurofisiología clínica y neurología, investigador titular y obtuvo en 1994 el título de Doctor en Ciencias Médicas.

Es presidente de la Comisión Nacional para la Determinación y Certificación de la Muerte. Igualmente es trabajador del Instituto de Neurología y Neurocirugía.


Notas anteriores
- Cuba tiene llamativos resultados en supervivencia de cáncer
- Oncología: tema de atención esta semana
- Cuidar equivale a mantener
- Destacado experto opina de la esclerosis lateral amiotrófica
- Un entonces y un después
- Exitoso encuentro sobre enfermedades visuales y neuromusculares
- La validez de una idea
- Memoria histórica: Dr. Nicolás José Gutiérrez
- El sueño, ¿ una función vital olvidada?
- Sigmund Freud, creador del método y la teoría psicoanalítica
- ¿Quién fue Asclepios?
- Inauguración de la primera sociedad médica cubana
- Tres momentos en la vida del profesor Llanio
- Bibliotecarias se preparan para ofrecer un mejor servicio
- Métodos de activación: mejoran eficiencia del electrodiagnóstico
- Preservemos nuestro patrimonio documental médico
- Reabiertas las puertas al conocimiento
- Hipotermia, eficaz método para batallar contra la muerte
- Información y sitios web en punto de mira
- Quisieron matarte, pero no pudieron

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002