Infomed
Nuevo Portal
sábado, 15 de agosto de 2020
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Un brillante oftalmólogo nombrado Carlos J. Finlay

Miércoles, 05 de noviembre de 2008 
   

Dr. Carlos Juan Finlay BarrésCuando se piensa en el quehacer científico del sabio cubano Carlos Juan Finlay Barrés no pocas personas lo relacionan con su universal hallazgo acerca de la trasmisión de la fiebre amarilla a través del Aedes Aegypti.

Sin embargo, el bien llamado Benefactor de la Humanidad tuvo encomiables desempeños en otras áreas de la Medicina como clínico, higienista y oftalmólogo.

A esta última especialidad quiero referirme ahora, esencialmente a lo que se define como el método cubano para la operación de catarata, concebido por Finlay Barrés. 

Para ello incluyo algunos de los contenidos que aparecen en la aleccionadora obra de la doctora Rosaralis Santiesteban Freixas denominada "Historia de la Oftalmología en Cuba," texto de impostergable lectura para los oftalmólogos y el resto del personal especializado del sector en nuestro país.

Tras su graduación como médico en el Jefferson Medical College, de Filadelfia, en 1855, Finlay Barrés viajó a París en 1860 para adquirir nuevos conocimientos en medicina y en oculística con el afamado profesor Luis Augusto Desmarres. Allí alcanza notoriedad como oftalmoscopista. 

En 1872 Finlay Barrés accede a la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana. Expone asiduamente traducciones de artículos interesantes, noticias, y otros trabajos para mantener al día a sus colegas de lo que acontece con respecto a la salud ocular.

Tres años más tarde de su ingreso a la Academia, presenta "Consideraciones generales sobre la extracción de catarata y descripción de un nuevo método operatorio" y a continuación "Extracción de la catarata" en 1876.

El mundo oftalmológico dividido en dos tendencias

Luego de la propuesta de extracción lineal de la catarata a cargo de Von Graefe a finales de la década de 1860, el procedimiento quirúrgico en relación con esa afección quedó dividido en dos tendencias, la escuela francesa de Daviel y la alemana ya mencionada de Graefe, donde aparecían inflamaciones uveales, cataratas secundarias y sinequias.

La propuesta de Finlay Barrés en 1875 por sus ventajas en relación con las técnicas anteriores pudo considerarse el método cubano, si se hubiera difundido internacionalmente y aceptada por sus colegas cubanos. Consistía en: doble apertura de la cámara anterior, corneal y en el limbo, e iridectomía periférica en el mismo acto quirúrgico.

Sin embargo, esto no ocurrió sobre todo por la fuerte crítica practicada por el doctor Juan Santos Fernández y Hernández, único médico que ejercía con exclusividad la oftalmología en Cuba, el cual defendía la alternativa de Von Graefe.

Al analizarse ulteriormente en la Academia el doctor Fernández no admite la originalidad en la técnica de Finlay añadiendo que se reduce a muy poca cosa: es una fusión de la iridectomía en el tratamiento del glaucoma y la extracción de la catarata.

La innovación, agrega, carece de importancia y sostiene que lo que al él le preocupa en una operación es dar vista sin cuidarse de que sea un poco más o un poco menos. 

En la respuesta a su interlocutor, Finlay indica que la diferencia en la visión es muy importante porque es la que posibilita a los operados volver a sus ocupaciones y ganar su subsistencia con el trabajo.

Cuando el doctor Fernández opina que la primera incisión periférica debe promover a ciclitis, al igual que la de Von Graefe, Finlay responde que esto no es posible, pues su técnica no llega a la zona sobre el cuerpo ciliar como la de Graefe, ya que su incisión se hace sobre el limbo y es de 4 mm y no de 11 como la del cirujano alemán y la segunda es practicada sobre la córnea.

"Dado el resultado satisfactorio en un caso tan complicado como el doctor Cordovez, es una prueba patente de que el método está bien fundamentado y que al menos en casos especiales reúne ventajas de consideración.

(...) "Sólo la experiencia dirá si al lado de los métodos francés, alemán, belga e inglés, el nuevo método operatorio nacido de las exigencias especiales de nuestro clima, merece que se le mencione como el método cubano", refutó finalmente el doctor Finlay.

En el primer número de la Revista cubana de Oftalmología, en 1919, el doctor Fernández acota: "fue cosa curiosa la reintroducción de la iridectomía en la cirugía de la catarata, en ese caso de tipo periférica, que grandes cirujanos de la época comenzaron a hacer en una primera intervención, para después en una segunda ocasión tener más facilidad para extraer el cristalino."

Tal procedimiento era realizado por Finlay Wilson (el padre de Carlos Juan) 50 años antes y que Finlay Barrés ejecutó en 1876 en un mismo acto operatorio, resaltando la doble entrada corneal que propuso por primera vez en el mundo y que fue descalificada por Fernández. Algunas de estas innovaciones, sin embargo, les fueron reconocidas a otros oftalmólogos ya en el decursar del siglo XX.


Notas anteriores
- Concluyeron sesiones de trabajo del Proyecto Magisterio
- El primer caso de cáncer registrado en La Habana
- Mejoran las perspectivas de información en el sector farmacéutico
- Martínez Páez, una ejemplar existencia ligada a la ortopedia
- Inaugurado Doctorado Curricular en Salud en la Universidad de Adén
- Otorgan la categoría de Profesora Invitada a la doctora Annette Gupton
- Infomed convence tras 15 años de existencia
- Una prueba de sangre podría detectar el cáncer mamario
- Positiva experiencia en niños y adolescentes asmáticos
- Realizan artroplastias en hospital avileño
- Cancelación de sellos por aniversario 15 de Infomed
- Sesiona Vll Jornada Científica de Profesores Consultantes
- Finlay, el investigador más sobresaliente del ámbito cubano
- Ejercitación física, eficaz herramienta de la rehabilitación cardíaca
- Ponce de León, la semilla de un ejemplo a seguir
- Concluyeron sesiones de trabajo en congreso de la ALAD
- Vivir más tiempo con mejores condiciones de salud
- Prevención de diabetes, prioridad de salud mundial
- Un buen control, frase de orden en diabetes
- Inaugurada muestra pictórica Caprichos de Verano

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002