Infomed
Nuevo Portal
jueves, 6 de agosto de 2020
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Perpetuar justa y merecidamente esa existencia

Domingo, 13 de febrero de 2005

Hoy es un día feliz para mí. Y la satisfacción viene por dos caminos: porque voy a referirme a la realización de la Feria Internacional del Libro de La Habana y al lanzamiento de un texto vinculado con la historia de la medicina en Cuba.

Penetrar en el mundo científico y humano del doctor Tomás Romay y Chacón siempre va a constituir un loable empeño y ello es válido para cualquier época, para cualquier tiempo.

La meritoria oportunidad nos llega a través de ese formidable "hacedor" de historias que fue el también doctor José López Sánchez, en su libro: Vida y obra del sabio médico habanero Tomás Romay y Chacón.

El suceso ocurre en la sala Fernando Ortiz y la sede, naturalmente, la fortaleza San Carlos de la Cabaña, que ahora resulta pequeña para un numeroso público que no quiere perderse una ocasión especial en favor de la lectura, del conocimiento.

Al referirse al autor del texto Pedro Pruna, del Museo Histórico de las Ciencias Carlos J. Finlay, lo califica como un apasionado polemista y un notable historiador de las ciencias y de la medicina.

Menciona, también, el vínculo amistoso de López Sánchez con Luis Díaz Soto y cómo esto provocó el marcado interés del primero por la historia de la medicina.

Pruna destaca igualmente cómo López escribió tres libros sobre Romay en 15 años y ejemplifica, brillantemente, el fuerte protagonismo del sabio en la introducción y propagación de la vacuna contra la viruela en nuestro país.

También se refiere, desde luego, al conjunto de documentos elaborados por Romay en 1797, entre ellos uno relativo a la fiebre amarilla, el cual se considera el punto de partida de la bibliografía médica en Cuba.

El doctor Gregorio Delgado, médico-historiador del MINSAP, señala que la mayor importancia de esta obra es que sitúa históricamente al doctor Romay.

Lo ubica, aclara, junto a las dos grandes figuras de la ilustración cubana de aquella época, Francisco Arango y Parreño y Agustín Caballero y Rodríguez de la Barrera.

No solo aparece, apunta Delgado, lo que significa la figura de Romay desde el punto de vista médico, también su pensamiento económico, social y político.

La puedo calificar como una joya, agrega, aquí hay reflejadas 407 bibliografías y otros documentos; es un texto que aborda no solo la vida de Romay sino igualmente los orígenes del pensamiento científico cubano...

Decía al principio que es un día feliz y no me equivoco al valorarlo, cuando se trata de acercarnos, de tocar con nuestras manos, la existencia misma de un gran hombre.

Decía, también, que cualquier empeño por plasmar su paso por la vida es, fue y será un loable propósito; eso se lo agradeceremos siempre a López...

Y digo, además, que darle vida a un gran ejemplo mediante un conjunto de páginas, es perpetuar justa y merecidamente esa existencia.


Notas anteriores
- Cuba tiene llamativos resultados en supervivencia de cáncer
- Oncología: tema de atención esta semana
- Cuidar equivale a mantener
- Destacado experto opina de la esclerosis lateral amiotrófica
- Un entonces y un después
- Exitoso encuentro sobre enfermedades visuales y neuromusculares
- La validez de una idea
- Memoria histórica: Dr. Nicolás José Gutiérrez
- El sueño, ¿ una función vital olvidada?
- Sigmund Freud, creador del método y la teoría psicoanalítica
- ¿Quién fue Asclepios?
- Inauguración de la primera sociedad médica cubana
- Tres momentos en la vida del profesor Llanio
- Bibliotecarias se preparan para ofrecer un mejor servicio
- Métodos de activación: mejoran eficiencia del electrodiagnóstico
- Preservemos nuestro patrimonio documental médico
- Reabiertas las puertas al conocimiento
- Hipotermia, eficaz método para batallar contra la muerte
- Información y sitios web en punto de mira
- Quisieron matarte, pero no pudieron

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002