Infomed
Nuevo Portal
sábado, 21 de septiembre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Me siento feliz y realizada profesionalmente

Otorgan la orden Carlos J. Finlay a destacada especialista de la salud animal.

23 de abril, 2003

Momento en que se le entrega la orden Carlos J. Finlay a la Dra. María Teresa Frías Detalles preliminares acerca de un singular reconocimiento acontecido en fecha reciente, propiciaron que conociera a una de nuestras científicas más destacadas en el área de la salud animal.

Me refiero a la doctora María Teresa Frías, quien lleva 34 años laborando como microbióloga primero y viróloga después en el Centro Nacional de Salud Animal, CENSA, de la provincia La Habana.

A la hora convenida, 3.00 pm, coincidimos en la Biblioteca Médica Nacional; a primera vista, sobresalen su jovialidad y sencillez. Después supe de sus amplios conocimientos en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades vinculadas con la referida especie.

Atendiendo a esa trayectoria, en la que no han faltado intensas y prolongadas jornada de trabajo (en cualquier fecha, a cualquier hora) la doctora Frías fue galardonada, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, con la orden Carlos J. Finlay.

“Te confieso que fue una agradable sorpresa. Es la máxima distinción que puede recibir un científico cubano y por ello me siento muy feliz y completamente realizada en el orden profesional”.

“Hay otras personas que también han trabajado arduamente y durante muchos años. Observo en este hecho el éxito de un colectivo de especialistas que se consagraron a una labor, a una obra”.

Comentó que participó en el control de los brotes de fiebre porcina africana, acontecidos en Cuba en 1971 y 1980, sobre los cuales hay pruebas documentadas de que se trató de una agresión biológica por parte de Estados Unidos.

Acerca de este hecho y conjuntamente con la doctora Rosa Elena Simeón participó en la redacción de un capítulo de un libro denominado Enfermedades Emergentes, el cual incluyó citas bibliográficas de expertos estadounidenses.

En ese propio libro, publicado el pasado año, escribió junto a otro grupo de autores otros dos capítulos de la peste porcina clásica, una de las 13 enfermedades más importantes que ocurren en animales.

Esa afección apareció en Cuba en 1975 y luego reemergió en 1993. En ambas ocasiones estuve incorporada al equipo de trabajo del CENSA que afrontó positivamente tal problemática, lo cual fue reconocido por la Academia de Ciencias de Cuba en 1998.

Ese propio año obtuve el premio por el mejor trabajo científico y la Distinción Especial del Ministro de Educación Superior.

El diálogo retorna al momento de la condecoración y la doctora Frías mencionó una situación curiosa...

“Es que en el acto también fueron homenajeados otros colegas, también doctores en medicina, que hoy se desempeñan en otros perfiles científicos. Son los casos de la doctora Lidia Tablada, directora del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria; el doctor Carlos Gutiérrez, director del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, CENIC, y la directora Libertad García, quien recibió el significativo pergamino representando al Instituto de Ciencia Animal.

Cabe destacar que esos colegas integraron un grupo de más de 50 personas que a un llamado de Fidel, luego de terminar sus estudios, pasaron al CENIC para apoyar y potenciar las investigaciones científicas en la rama animal, lo cual influyó e influye positivamente en la salud humana.

De forma pausada y amena, agregó que hace un año intervino en un proyecto de la FAO destinado al control y la erradicación de la peste porcina clásica en Cuba.

Considerando los resultados de esas acciones, la aludida institución de Naciones Unidas otorgó al CENSA (hace 15 o 20 días se recibió esta noticia) la condición de centro colaborador de enfermedades emergentes, lo cual representa al mismo tiempo un alto reconocimiento en el ámbito regional e internacional.

Esas referencias, asimismo, facilitaron la aprobación de otro proyecto, este de carácter regional, que involucra a República Dominicana, Haití y Cuba y el cual es sufragado por la Unión Europea.

Conducido por especialistas del Instituto de Medicina Veterinaria y por el CENSA en funciones de coordinador, persigue el objetivo de controlar y erradicar la peste porcina clásica en las naciones mencionadas.

En el caso de Cuba, se prevé establecer un sistema de vigilancia a escala nacional y realizar programas de eliminación de la enfermedad en dos zonas del país.

Los objetivos de trabajo se extenderán hasta el 2005, en tanto España y Francia aportarán la ayuda profesional.

Desde hace una semana, asimismo, participo en un proyecto francés para el área caribeña que se relaciona con el aseguramiento de la calidad en los laboratorios de diagnóstico en peste porcina clásica.

Esa serán, entre otras, mis principales tareas en un plazo inmediato y en los próximos años.


Notas anteriores
- Imagen positiva, esperanzadora, provechosa
- Sólo hemos saldado una deuda de gratitud con la humanidad
- Compartimos recursos y esperanzas
- Brigada en Argelia: marcó inicio de ayuda internacionalista
- Nos interesa mucho tener un alto nivel de satisfacción entre especialistas de MTN
- Eficaz medio de diagnóstico
- Me siento feliz y realizada profesionalmente
- Reapertura del pabellón de la salud
- Toque a la puerta del conocimiento
- Sueños plasmados en imágenes
- Un hecho poco conocido
- Cumed, una valiosa herramienta de trabajo
- "Estamos en fase de perfeccionamiento"
- Cooperación e Intercambio: palabras claves
- Reflexiones acerca de sexología
- Dos resultados sobresalientes
- Novedosa técnica quirúrgica alivia un doloroso mal
- Mensajes por la vida
- Cuba, la tasa de prevalencia más baja del continente

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002