Infomed
Nuevo Portal
domingo, 20 de octubre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Terapia celular: una buena herramienta, pero...

12 de diciembre de 2004

Hace unos años un grupo de investigadores encabezado por Piero Anversa llamó poderosamente la atención de la comunidad científica internacional.

Se publicó en Nature, que células indiferenciadas de médula ósea inyectadas en áreas infartadas de animales provocaban la repoblación del tejido del miocardio.

Otro colectivo de investigadores, dirigido por el experto francés Philippe Menasché, también publicó trabajos en ese sentido desde 1998 y en el 2001 presentan los primeros casos de implantes de mioblastos.

En ese mismo año y sin utilizar trabajos experimentales previos, dos grupos de Alemania anuncian la utilización de esta terapéutica en seres humanos.

En este 2004 y también en Nature, en el número correspondiente a abril-mayo, utilizando también células provenientes de médula ósea, se indica que los resultados del grupo de Piero Anversa no eran correctos en un cien por cien de probabilidades.

En fecha reciente y durante la realización de la Primera Jornada Nacional de Investigadores de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, escuché llamativos criterios de esta temática.

Fueron expuestos por el profesor y Doctor en Ciencias, Julio Alvarez, investigador del laboratorio de electrofisiología del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Alvarez, de 53 años, (32 dedicados al estudio de la fisiología) manifiesta en Salud, es el Tema sus puntos de vista en torno a esta herramienta.

La califica de promisoria aunque, en su opinión, se ha puesto en práctica sin conocer suficientemente los pro y los contra de su aplicación.

En muchos aspectos de la medicina y en particular de la cardiología, asegura, se ha marchado muy deprisa con la aplicación de la terapia celular.

No hay un nivel suficiente de datos experimentales que apoye la idea de aplicarla ya en la clínica.

Voy a citar un ejemplo que salta a la vista y que casi nadie ha investigado: se procede a un implante de células con las cuales se pretende, que en algún momento, restauren la capacidad contráctil del miocardio.

Estas células tienen que excitarse si se han diferenciado correctamente, para dar lugar a una respuesta contráctil y contribuir al bombeo cardíaco.

Nadie, afirma, se ha preocupado por estudiar a fondo cuáles son las características electrofisiológicas de estas células, ni siquiera en animales.

Hay que saber cómo se excitan esas células, y si son arritmogénicas o no.

Solo muy recientemente empiezan a salir algunos estudios de células madres, provenientes de médula ósea, en cultivos, no en su medio, con distintos períodos de diferenciación, y se han empezado a observar cuáles son los cambios.

La diferenciación electrofisiológica y contráctil de este tipo de células, al menos en el período estudiado, tiende a dar un patrón fetal.

No se diferencian con un patrón de adultos, que es lo requerido, y eso es lo primero que salta a la vista.

Yo no estoy en contra de la terapia celular, es una herramienta promisoria, pero se ha ido demasiado rápido en su aplicación clínica, sin tener todos los conocimientos requeridos.

Este no es el único error que ha ocurrido en la cardiología a escala mundial.

¿Por qué se va a escoger un tipo de células u otro?, ¿cómo lo vas a realizar?, ¿qué ventaja te puede ofrecer hacer el implante directo por una inyección, o por un catéter o por vía coronaria? O hay quien inclusive ha pensado por vía sistémica. ¿ Por qué?.

Estos estudios se han enfocado fundamentalmente en animales pequeños, por razones económicas, pero ellos no reproducen exactamente ni siquiera lo que puede ocurrir en los grandes mamíferos.

Se conoce de una indagación reciente, con este tipo de terapia, en animales grandes, que no reproduce lo observado en los pequeños.

La capacidad de implante es muy limitada, por tanto la diferenciación no es clara, las células no se diferencian como se pretendía, por tanto qué puedes esperar entonces en humanos.

Hay gente que tomó un rumbo equivocado con este procedimiento, me refiero al grupo de Menasché. Se lanzaron con la idea de utilizar el mioblasto proveniente del músculo esquelético.

Son células indiferenciadas, satélites, que las colocan en cultivo y tienen una enorme capacidad de reproducción, pero no se van a diferenciar en el miocardio en miocitos cardiacos.

Van a formar mioblastos, con ciertas características contráctiles, pero que no se asocian al músculo cardíaco.

Ellos empezaron con tales ideas pero tuvieron dificultades, como señalé en la conferencia.

Casi la mitad de los pacientes desarrollaron arritmias severas y las evidencias claras de que aquello era lo que estaba beneficiando a los enfermos no las pudieron aportar nunca.

Ellos no tuvieron un grupo de control y sin dar marcha atrás ahora están rectificando ese procedimiento.

Van a integrar un grupo de 300 pacientes para saber qué sucede con las acciones de control.

Insisto en que hay que conocer a fondo esta herramienta para evitar echarla a un lado, como sucedió en un momento determinado con los antiarrítmicos

Otras alternativas terapéuticas para un corazón infartado

Hay todavía discusión de que si no hay tejido viable para qué hacer la trombolisis.

Pienso que sí porque de la misma manera que aún no se conocen muchos factores a los que hemos hecho referencia, es muy difícil saber si tu tienes tejido no viable.

Este grupo de Piero Anversa en el 2002-2003 empezó a dar evidencias de que puede haber células madres indiferenciadas en el propio corazón que con cierto apoyo de factores de crecimiento, de diferenciación, etc.,pudieran dar origen a nuevos cardiomiocitos.

Pero yo no pienso tanto en los cardiomiocitos como en algo que ya está más o menos definido y es la creación de nuevos vasos sanguíneos.

Desde ese punto de vista pienso que sí, que siempre que uno pueda hacer la trombolisis, la revascularización o la angioplastia, es un proceso terapéutico que siempre es válido.

Siempre que uno pueda, con ausencia o no de tejido viable, en humanos es muy difícil saber qué cantidad de tejido viable tu tienes, siempre que se haga esa terapia hay rescate.

Tratar de lisar el trombo, tratar de permeabilizar nuevamente la arteria, es lo que hace acertadamente el grupo de hemodinamia de aquí, del Instituto.

Reitero: tratamiento trombolítico y permeabilización de los vasos, siempre es beneficioso y estoy plenamente de acuerdo con eso.


Notas anteriores
- Reflexiones en torno a la alergia
- Realizaremos las actuales transformaciones de forma exitosa
- Dar adecuada respuesta a los criterios de Fidel en la atención primaria
- En salud, todos estamos involucrados con la ética médica
- Perpetuar justa y merecidamente esa existencia
- Barcas que salvan vidas
- Prevenir, identificar e intervenir, tareas claves sobre cuerpos extraños
- Propagador de información, conocimientos y superación
- Venezuela me hizo más joven
- Un sí por la vida y un no por la guerra
- Cuestionar, un pensamiento clave en la investigación
- Diciembre 3 de 1833: ¿por qué es una fecha gloriosa en la medicina universal?
- Terapia celular: una buena herramienta, pero...
- Prevenir, la alternativa que no debemos desaprovechar
- Llamativo ejemplo de creación y expansión del conocimiento
- La acción ideal: cambiar estilos de vida
- La imagen de un gran crimen
- Atienda, prevenir es tarea del presente
- Rompen la angustia del silencio
- Cooperar, razón de ser de Greenstone

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002