Infomed
Nuevo Portal
domingo, 20 de octubre de 2019
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Llamativo ejemplo de creación y expansión del conocimiento

Lunes, 22 de noviembre 2004

Siento un enorme respeto por aquellos seres humanos que tienen un renovado interés por aprender cada día, por aumentar sus conocimientos en una actividad determinada de la vida.

Y si ese interés luego se transforma en vías o medios de superación para las demás personas, entonces ese comportamiento merece no solo la gratitud sino el reconocimiento permanente de todos los beneficiados por aquel quehacer.

Un visible ejemplo de lo que estoy expresando lo acabo de encontrar durante la realización del Tercer Congreso Nacional de Historia de la Medicina, cuyas sesiones de trabajo transcurrieron del 18 al 20 de noviembre en el Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón.

Llega con la ponencia de un colega nuestro, el Licenciado en Información Científicotecnica y Bibliotecología, José Antonio López Espinosa, quien es igualmente investigador de la Universidad Virtual de Salud de Cuba.

La bibliografía médica cubana de la época colonial al alcance del médico del siglo XXI, fue la exposición escogida por López Espinosa.

A continuación, el disertante menciona y comenta los detalles fundamentales de su trabajo en Salud, es el Tema, lo que se constituye, sin duda alguna, en una provechosa ocasión para difundir un valioso ejemplo en favor de la creación y expansión del conocimiento.

A principios de la década de 1990, señala, apareció la polineuropatía en Cuba y un grupo de especialistas comenzó a buscar información sobre los antecedentes de esa enfermedad en nuestro país.

Los medios disponibles para esa búsqueda, prestigiosas fuentes de información, ofrecían muchos datos de actualidad pero ninguna referencia acerca de los antecedentes.

Entonces hubo que indagar en épocas anteriores y para nuestra sorpresa en un artículo publicado en 1898 por el doctor Juan Santos Fernández y Hernández, ya se mencionaba la aparición de este mal y su incidencia en la oftalmología.

Pero en ese documento encontramos otro detalle significativo: y es lo escrito por el médico matancero Domingo Madan, en 1896, quien elaboró un texto mucho más abarcador en relación con el tema.

Fue en la época de la tristemente célebre reconcentración ordenada por Valeriano Weyler, donde la enfermedad tomó un mayor auge precisamente por las condiciones en que se hallaba la población cubana de entonces.

Ese hallazgo, precisa, fue una de las motivaciones principales que me condujo a realizar este estudio.

Por tanto, desde el inicio de los 90 con ahínco, con dedicación, con consagración, y no como un plan de trabajo, sino como algo que necesitaba saber, que necesitaba aprender, acometí esta investigación.

Después de acumular una serie de conocimientos al respecto me dije: esta labor tiene que tener utilidad para otras personas, en este caso, por supuesto, para todo el personal de la salud.

De tal manera redacté varios artículos para las Revistas Cubanas de Salud Pública, de Medicina General Integral, y en Acimed.

El propósito es contribuir a la educación y a una mejor preparación de los usuarios, sobre las revistas médicas publicadas en el siglo XIX.

Sin embargo, aclara, el empeño fue más allá cuando comencé a trabajar con el profesor José López Sánchez en el año 2000 y tuve acceso a su amplia y diversa biblioteca.

Allí observé muchos libros que son un tesoro para la bibliografía médica cubana, como la famosa disertación de Tomás Romay, editada y publicada en Cuba en 1797, acerca de la fiebre amarilla.

El próximo paso fue abordar a la directora de la Biblioteca Médica Nacional, la Licenciada Bárbara Lazo Rodríguez, quien acogió la idea con mucho entusiasmo y me brindó un gran apoyo.

Actualmente hay 80 documentos de este tipo, presentados en monografías, libros, artículos, etc., que ya están disponibles para los usuarios en formato digital.

A manera de ejemplo puedo citar el Tratado de Fisiología, en dos tomos, elaborado por el doctor Julio Jacinto Le Riverend en 1844 o 1845.

Le Riverend era un médico francés radicado en Cuba que impartía clases de fisiología en la Real y Pontificia Universidad del Máximo Doctor de San Jerónimo de La Habana.

A lo anterior se añadió la creación de una base de datos, nombrada RECU, en la que se ofrecen los datos bibliográficos de las revistas médicas que se van procesando.

Hay cerca de 1000 registros en esa base de datos que no contienen solamente las referencias bibliográficas, sino que tienen el valor añadido de presentar la ubicación de estas publicaciones.

Ahora lo más importante, indica, es continuar adelante con este trabajo y que el creciente sector de la salud puede hacer un correcto uso de la información a la cual nos hemos referido.

Hoy se concentran notables esfuerzos para que nuestros profesionales dominen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y se actualicen debidamente sobre las más recientes publicaciones.

Aunque pudieran conocer igualmente los antecedentes de la especialidad que profesan o de la enfermedad que necesitan tratar o quieren tratar u otros objetivos que requieran de su interés y no sean de la actual época.


Notas anteriores
- Reflexiones en torno a la alergia
- Realizaremos las actuales transformaciones de forma exitosa
- Dar adecuada respuesta a los criterios de Fidel en la atención primaria
- En salud, todos estamos involucrados con la ética médica
- Perpetuar justa y merecidamente esa existencia
- Barcas que salvan vidas
- Prevenir, identificar e intervenir, tareas claves sobre cuerpos extraños
- Propagador de información, conocimientos y superación
- Venezuela me hizo más joven
- Un sí por la vida y un no por la guerra
- Cuestionar, un pensamiento clave en la investigación
- Diciembre 3 de 1833: ¿por qué es una fecha gloriosa en la medicina universal?
- Terapia celular: una buena herramienta, pero...
- Prevenir, la alternativa que no debemos desaprovechar
- Llamativo ejemplo de creación y expansión del conocimiento
- La acción ideal: cambiar estilos de vida
- La imagen de un gran crimen
- Atienda, prevenir es tarea del presente
- Rompen la angustia del silencio
- Cooperar, razón de ser de Greenstone

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002