Infomed
Nuevo Portal
jueves, 6 de agosto de 2020
Mapa del SitioServiciosSoporteNuestra RedCorreoBuscar

Salud, es el tema

Punto G en los hombres también

Jueves, 03 de agosto de 2006

Necesaria introducción. 

¿Tienen los hombres un Punto G al igual que las mujeres?. Las respuestas a esta interrogante aparecen en este interesante y documentado trabajo publicado en la sección Sexo Sentido, a cargo de la colega Mileyda Menéndez, que incluyo en la actual edición de Salud, es el Tema.

En la nota, insertada en el prestigioso Juventud Rebelde digital,  se abordan apropiadas observaciones en tal dirección y se deja claro que existe una cruzada para rescatar al hombre de su prisión cultural en el tema erótico.


Observaciones empíricas, y luego estudios más profundos de diversas instituciones, han demostrado que la respuesta biológica de los seres humanos a estímulos placenteros no discrimina edad, sexo, nivel ni origen social.

Todos tenemos un mapa común de zonas erógenas —sin contar que toda la piel puede serlo en ciertas circunstancias—, solo que cada quien lo traduce de una forma muy propia, que incluso varía con el tiempo o el compañero sexual.

Ejemplo de ello es la variedad de reacciones que despiertan en los hombres las caricias en el ano y zonas cercanas, tema que puede resultar engorroso para muchas parejas, a juzgar por el número de jóvenes y adultos de uno y otro sexo que nos escriben pidiendo ayuda "para eliminar ciertas conductas restrictivas en la realización del acto sexual, que dificultan la libertad plena en el momento del coito»".

Al buscar referencias en Internet, descubrimos que más de 90 000 sitios de todo el mundo abordan de un modo u otro esta temática, pues es una práctica que despierta mucha curiosidad y pugna por salir del estigmatizado silencio a que ha sido condenada al asociársele al homosexualismo.

Muchas parejas heterosexuales practican habitualmente la estimulación de este punto G (o P, como también se le conoce por su relación con la próstata), aun cuando no lo comenten, a veces ni entre ellos mismos.

Y lo hacen no solo porque resulta placentero para ambos, sino porque se ha demostrado que un masaje erótico en la zona del perineo ayuda a enfrentar problemas con la erección y, además, al combinarse con otras técnicas, facilita el control de la eyaculación, ya sea precoz o muy retardada.

¿Por qué sí?

El área justo detrás de la raíz del pene, entre este y el ano, así como la piel que rodea al orificio, son excepcionalmente sensibles al tacto y tienen un rol bien descrito tanto en la erección como en el orgasmo.

Esta es una zona erógena por excelencia debido a su gran cantidad de terminaciones nerviosas, y agradece, como cualquier otro espacio del cuerpo, todo tipo de mimos proporcionados por el ser amado o deseado.

El sitio Terra Mujer en su página dedicada a la sexualidad, recomienda que estas caricias sean siempre suaves y abarquen toda la zona, incluidos los testículos, dando una especie de masaje circular, que además de placentero es relajante, pues actúa contra las presiones psicológicas que sienten algunos hombres, sobre todo jóvenes, cuando temen "fallarle" a su compañera.

¿Por qué no?

La capacidad de relacionar de forma consciente el placer sexual con las caricias que lo desencadenan, hace que las personas elaboren sus propias rutinas de actividad erótica, a las que no debe faltar un componente exploratorio, para avanzar y descubrir nuevas fuentes saludables de placer.

No pocos hombres se han preguntado —y también lo han hecho a sexólogos, urólogos, psicólogos y páginas como la nuestra— qué pasaría si dejaran que sus compañeras les acariciaran ese lugar.

Un lector escribía a nuestra redacción confesando que había perdido dos parejas por su negativa a esta práctica. La primera porque en un "descuido" ella había rozado su ano y él sintió que eso era agradable, así que temió que fuera un síntoma de "debilidad" de su parte y rompió de inmediato la relación.

La segunda se lo propuso abiertamente y él se horrorizó: "Estoy acostumbrado a ser dueño del cuerpo de las mujeres, no quiero que me pongan ningún límite, pero si acepto lo mismo, pierdo el control", opinó a esta redactora.

La doctora Elvia de Dios, psiquiatra que atiende trastornos de la sexualidad masculina en esta capital, comentó a Sexo Sentido que esta reacción es normal: "Nada debe ser impuesto; en esta práctica, como en cualquier otra, no puede desconocerse que somos seres sociales y por tanto es imprescindible lograr un clima de confianza, de fortaleza espiritual en la relación."

"Para tener éxito hay que lograr receptividad, sentirse cómodos mutuamente y no olvidar, desde el punto de vista práctico, la higiene adecuada de la zona y de las manos, y el estado de salud general de ambos", comentó la doctora.

Tal como en su momento se "descubrió" que el placer femenino existía, y que el punto G y el clítoris podían ser aliados, existe hoy una "cruzada" para rescatar también al hombre de su prisión cultural en el tema erótico.

Es un despertar que va desde lo biológico, al validar las relaciones sin penetración o dar "permiso" para sentir el propio cuerpo de forma natural, hasta la potenciación de la libre expresión de los sentimientos, el aprender a decir no cuando alguien no les gusta, a defender su derecho a enamorarse de "la fea" o ser románticos.


Notas anteriores
- "La entrega del premio es el momento más importante de mi vida científica"
- Me siento completamente actualizado
- Facilitar una información útil, eficaz, actualizada y confiable
- Asaltados por la alegría, por el afecto y por la esperanza
- El Centro Nacional de Información es una institución fundamental
- En Nauru se escribe una bella página de solidaridad
- Reencuentro
- Los servicios de información de Infomed han sido un hito en la informática de Cuba
- Así andaremos: unidos de las manos, mirando y labrando un mejor porvenir
- Conmemoración por los 40
- Budesonida: abre un válido espacio en dermatología
- Alrededor de 28 millones de personas han sido inmunizadas con vacuna cubana
- Llamativos resultados de nuevo medicamento contra el cáncer
- Presentarán nuevo anticuerpo en el tratamiento del cáncer
- Vale mucho este empeño y siempre va a perdurar
- Siempre tendrá una alta prioridad la atención materno infantil
- Experto de la OPS-OMS elogia resultados de Cuba en la atención materno infantil
- Investigadores cubanos laboran en nueva vacuna contra la tuberculosis
- Novedosos temas en simposio de tuberculosis
- Cuba presentará su actividad de APS en Salud para todos

1 l 2 l 3 l 4 l 5 l 6 l 7 l 8 l 9 l 10 l 11 l 12 l 13 l 14 l 15 l 16 l 17 l 18 l 19 l 20
página final Página Anterior l Siguiente página página final
Imprimir Artículo
: Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología - Directora de la Biblioteca Médica Nacional | Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 23 Esquina N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP: 10 400 Cuba | Teléfs.: (537) 8326477, (537) 832-6967 y (537) 832-4317, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:15 a.m. a 7:45 p.m.


Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002