InfomedSalud VidaSalud VidaSalud VidaSalud VidaSalud VidaSalud VidaSalud Vida
Wednesday 23 de April de 2014

 Página Inicial
Hogar y Familia




Familia y Vejez

Abordar la problemática del envejecimiento como proceso demanda conocer el rol del viejo dentro de la estructura y la dinámica familiar, la naturaleza de las relaciones con los hijos y las formas de la solidaridad intergeneracional como un elemento fundamental para el análisis de la calidad de vida en la vejez.

Por: Ana Margarita Espín

La familia como red social de apoyo acrecienta su importancia con el envejecimiento, en una etapa en que tienden a retraerse otras relaciones sociales. De allí la necesidad de encarar la problemática de la vejez desde el espacio familiar. La familia continúa siendo el mejor recurso de apoyo, a pesar de la existencia de la imagen de que la atención a los padres se ha degradado en las últimas décadas.

¿Por qué la familia cobra un significado especial en la vejez?
1. Es la proveedora principal de cuidados y fuente de sostén preferida por el anciano.

2. Es un mecanismo útil de defensa de las relaciones sociales del anciano.

3. Es el área de la vida del anciano más importante para él junto con la salud y la economía.

Algunas investigaciones…
-En un trabajo de investigación acerca de la moral de los viejos( Muchinik, 1987), se encontró una fuerte asociación entre frecuencia de interacción con la familia y sentimiento de bienestar en la vejez.

-Investigaciones realizadas en Francia (Attias Donfut, 1995) y Estados Unidos(Mullins, Johnson y Anderson, 1987), muestran la vigencia de la familia como grupo social de apoyo.

-Donfut(1995) plantea la hipótesis de que las relaciones que comportan un alto nivel de solidaridad intergeneracional poseen la capacidad de reducir el estrés patogénico de los padres ancianos y de reforzar así su actitud para vivir más tiempo.

-Una investigación realizada en Cuba demostró que la dimensión familia es la que más contribuye a la percepción de calidad de vida alta y que constituye la principal fuente de ayuda, compañía , cuidado y respeto para las personas de edad avanzada (Alvarez,Bayarre, Quintero, 1996).

-Otros trabajos del Departamento de Estudios sobre Familia del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (Durán, 1999, Durán, Chávez ,1997) han considerado a la familia como grupo social fundamental para ayudar al adulto mayor a desempeñar sus roles.

La familia como sistema multigeneracional
La familia crece y desarrolla a través del tiempo una historia familiar. Ocurre que la familia no es una estructura homogénea, con un comportamiento estable, sino que por el contrario se trata de una organización relacional muy compleja en la que hoy tres, cuatro o más generaciones se tienen que adaptar simultáneamente a diferentes cambios en el ciclo de vida familiar.

La continuidad de la familia queda asegurada por el hecho de ser un sistema multigeneracional, pero los distintos niveles de demanda y realización de sus miembros complican la convivencia.

En las familias multigeneracionales es posible que las diversas necesidades e intereses experimentados por las diferentes generaciones se contrapongan en determinados momentos y circunstancias provocando tensiones dentro del seno familiar que afecten el bienestar emocional y los niveles de satisfacción de los adultos de más de 60 años.

Uno de los aspectos más importantes que provocan la complejidad de las relaciones en la familia multigeneracional es el modo en que los diferentes miembros asumen los roles que le son asignados.

Los padres tienen expectativas de ser retribuidos con afecto, apoyo moral y ayuda financiera o en especies en el caso de los jubilados, atención de los más viejos en casos de enfermedad. Es en el juego de estas expectativas mutuas en el que operan muchos de los nuevos conflictos intergeneracionales entre hijos adultos y padres viejos.

¿Por qué se complejiza la problemática familiar con el envejecimiento?
1.Por la superposición de varias generaciones con diferentes necesidades y demandas.

2. Por la intersección de múltiples generaciones que corresponden a diferentes sistemas normativos.

3. Porque aumenta la carga emocional de la amenaza de dependencia.

4. Porque existen relaciones interpersonales con conflictos nunca resueltos, con una larga historia.

5. Por la relevancia que adquiere el sistema familiar para la persona que envejece.

Familia Funcional y Vejez
Una familia funcional será aquella en la que los ciclos de transformación y estabilidad se alternan respondiendo a las necesidades tanto de la familia en cuanto unidad, como la de los miembros familiares individuales. La familia multigeneracional requiere además, reconocer y aceptar las diferencias generacionales.

La familia funcional requiere continuidad entre el pasado y el futuro. Implica que los hijos adultos asumen la responsabilidad frente a los padres. Los padres suelen hacer reclamos sobre atención y cuidado cuando su influencia familiar disminuye. No siempre son bien escuchados ni atendidos. La calidad de los vínculos se inscriben en la historia de las relaciones interpersonales de la familia.

¿Cuándo la familia es disfuncional?
Una familia es disfuncional cuando las necesidades y demandas que se presentan en su desarrollo vital no son enfrentadas adecuadamente. Se altera, por ende, el equilibrio entre estabilidad y cambio, produciendo rigideces y desajustes adaptativos que se pueden prolongar por años, con gran sufrimiento para algunos miembros.

La dependencia es uno de los temas más críticos frente a la vejez y a la familia que envejece. Afecta fuertemente la relación con los hijos y remite al planteo de la reversión de roles. Hablar de roles revertidos entre hijos y padres en la vejez lleva a confusión porque el viejo atravesó la adultez, desempeñó más de un rol, de hijo y de padre, y sigue siéndolo, con su inevitable declinación física en algún punto de su trayecto. Un viejo no puede asimilarse a la imagen de un niño, ni nunca será el hijo de su hijo, aún en su fragilidad sigue siendo el padre con su historia familiar.

Cuando la enfermedad irrumpe o sobreviene la discapacidad, el conflicto adquiere un tono diferente, que se agrava si se trata de una enfermedad crónica. El problema está allí y es necesario reorganizar el sistema familiar.

Factores de Riesgo de Disfunción Familiar en la Vejez

  • Historia de Disfunción Familiar en etapas previas del ciclo vital.
  • Actitudes intolerantes hacia las características propias del envejecimiento.
  • Deterioro del estado funcional del anciano.
  • Dificultades en el reajuste y/o cambio de roles familiares que se impone en esta etapa.
  • Insuficiencia en el sistema de apoyo familiar al anciano(económico, instrumental y afectivo.
  • Rigidez en la escala jerárquica o en la toma de decisiones de la familia.
  • Dificultades en la adaptación a eventos vitales que se dan en la vejez, tales como pérdida del cónyuge, jubilación, cambio de domicilio, etc.
  • Presencia de miembros que presentan alcoholismo, trastorno psiquiátrico o enfermedad crónica invalidante.

¿Cómo repercute la Disfunción Familiar en la salud del anciano?
1. Aparecen trastornos afectivos: depresión, ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, ideación suicida.

2. Aumenta el riesgo de enfermedades crónicas.

3. Se descompensan enfermedades crónicas.

4. Se afecta el nivel nutricional del anciano.

5. Se descuida la atención médica del anciano.

6. Se afectan los hábitos higiénicos del anciano.

¿Cómo atender los problemas de disfunción familiar en la vejez? En el Centro Iberoamericano para la Tercera Edad como parte de la Evaluación Geriátrica que realiza el equipo de profesionales se evalúa la esfera familiar con el objetivo de identificar disfunciones en las relaciones interfamiliares. En las familias que presentan algún grado de disfunción se realizan diferentes modalidades de intervención.
Se realizan grupos de orientación familiar fundamentalmente con aquellas familias que tienen algún anciano discapacitado física o mentalmente. Un ejemplo de estos grupos es la llamada Escuela de Cuidadores dirigida a familiares de pacientes con demencia. También se realizan dinámicas familiares para modificar la interrelación familiar, mejorar el apoyo social , ayudar en la toma de decisiones y mejorar el afrontamiento de eventos y situaciones difíciles de la familia que requieren de una readaptación y un ajuste de roles como por ejemplo ante la viudez, la jubilación, el cambio de domicilio, etc.

Consideraciones finales
Los vínculos del anciano con la familia pueden variar de una familia a otra en función de su historia anterior, de la estructura de la familia como grupo, de las características de personalidad de sus miembros y de otros factores. Se trata entonces de profundizar en el estudio del tipo de relaciones familiares que se da entre el anciano y la familia para detectar los aspectos más vulnerables y convertir a la familia en una verdadera fuente de bienestar para el anciano.

El trabajo en y con la familia constituye un instrumento privilegiado e imprescindible en la atención geriátrica. La permanencia del anciano en su marco de vida es un factor beneficioso para el mismo por contribuir a conservar sus capacidades tanto físicas como psíquicas.

Tomado de la Revista Avances Médicos de Prensa Latina.

Descriptores [DeCS]: ANCIANO

Edición: Cristina Martínez
Edición web: Vicente Costales

26 de febrero de 2003

Salud Vida


Imprimir Artículo


Editora principal - Especialista en Medicina General Integral - CNICM
Calle 27No. 110 e/ M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, 10400 Cuba
Telefs: (537) 838-3886, (537) 838-3317-18 y 20, Ext. 120 Horario de atención: 8:30 AM a 5:00 PM, de Lunes a Viernes



Nosotros suscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red
 Nosotros suscribimos
 los Principios HONcode.
 Compruébelo aquí
Webs Médicas de Calidad Contenido Digital Cubano 2005 Premio Stockholm Challenge 2002