System Messages

DraC. Profesora Fe Esperanza Bosch Valdés

  • FUENTE: Sociedad Cubana de Historia de la Medicina
  • 21 Mayo 2018
Fe Esperanza Bosch Valdés

Fe Esperanza Bosch Valdés (1934 - 2018)

El pasado 30 de abril, de este año 2018, la medicina, la educación médica, la ciencia y la salud pública cubanas sufrían una nueva gran pérdida, con el fallecimiento, en el Hogar Santovenia, en La Habana, de la destacada médica, profesora e investigadora, Fe Esperanza Bosch Valdés, ya jubilada desde la década anterior.

Nació el 21 de enero del año 1934, en esta misma ciudad, la joven virtuosa, amante de su prójimo, que eligió la carrera que le permitiría hacer el bien a los demás, sin esperar ninguna recompensa material a cambio. Estudió medicina en la Universidad de La Habana, donde se graduó en 1960.

Cumplió el Servicio Médico Rural en Yaguajay, antigua provincia Las Villas, hasta 1961, en que se le nombró médico anestesista en el Hospital "Freyre de Andrade" (Emergencias), en La Habana, donde participó activamente en la asistencia, así como en la docencia de Anestesiología -que se iniciaba en el país con la constitución del Instituto Nacional de Cirugía y Anestesiología (INCA) en dicho centro hospitalario- hasta 1963 en que fue nombrada Especialista de Anestesia y Reanimación y Jefa del  Servicio en la Quinta de Dependientes del Comercio de La Habana (actual Hospital Docente Clínico Quirúrgico "10 de octubre"), donde organizó el Servicio de Anestesia y Reanimación, inauguró  salas de Preoperato­rio, Recuperación  y la Clínica de Bloqueos Nerviosos para tratamientos del dolor y dio inicios a la docencia de la especialidad a médicos internos y residentes y cursos de postgrado a enfermeros y técnicos especializados.

A partir del año 1963 y hasta 1968, realizó un trabajo sistemático docente, asistencial, investigativo, de asesoría, que se fue incrementando a través de los años, de acuerdo a las responsabilidades que se le encomendaron, en los distintos niveles del Sistema Nacional de Salud, desarrollando cursos, entrenamientos y maestrías a profesionales de la salud, cubanos y extranjeros. Promovió y organizó también Eventos Científicos, nacionales e internacionales.

En 1968 respondió al llamado de la Revolución para iniciar la docencia en la especialidad de Anestesia en el Hospital Provincial Docente Clínico Quirúrgico de Santa Clara, antigua provincia de Las Villas, debido al éxodo hacia Estados Unidos de médicos de dicha especialidad que se produjo en ese año.

Alcanzó el título de Especialista de Primer Grado de Anestesiología y  Reanimación en 1971 y permaneció en Santa Clara, donde fue nombrada Jefa del Servicio de Anestesia del Hospital Provincial, donde organizó y desarrolló la docencia y la asistencia de la especialidad en los distintos niveles (alumnos de medicina, internos y residentes de anestesia, cursos de postgrado para enfermeros y técnicos), creó el Grupo Provincial de la especialidad y promovió actividades científicas, así como también políticas, al frente de la Comisión  de Solidaridad con Viet-Nam, Laos y Cambodia.

En 1972 concluyó el trabajo en Las Villas,  regresó a La Habana  y se incorporó como Jefa de los Servicios de Anestesia y Unidad Quirúrgica del Hospital Docente Clínico Quirúrgico "10 de Octubre". A partir de ese momento dirigió las actividades docentes-asistenciales y científicas del servicio y desempeñó otros cargos en el hospital, también en el Ministerio de Salud Pública y en el  Consejo Nacional  de Sociedades Científicas, hasta 1981 en que partió a Nicaragua, en misión internacionalista, en calidad de especialista en Anestesiología, Asesora y Responsable Docente  en el Hospital Militar "Dávila Bolaños", en Managua y en el Instituto Politécnico de la Salud, donde impartió docencia a  residentes y a 23 técnicos de anestesia de Nicaragua, Honduras y Belice.

Fue Miembro de las Comisiones disciplinarias, de evaluación de especialidades y organizadora de la Jornada Científica de la Brigada Médica Cubana, así como participó con presentación de trabajos en la Primera Jornada Científica del Ejército Popular Sandinista  y en la de la  Regional Managua (MINSA).

Concluida la Misión Internacionalista en 1983, regresó al HDCQ "10 de Octubre" como Jefa del Servicio de Anestesia y Unidad Quirúrgica, Presidente del Consejo de Actividades Científicas y Segunda Jefa de las Unidades de Apoyo del Ejército de Occidente.

En 1984 alcanzó el Segundo Grado en la especialidad de Anestesiología y  Reanimación y ese mismo año partió hacia Hanoi, Viet Nam, becada durante un año para cursar estudios de Medicina Tradicional y Natural.

A su regreso, en 1985, obtuvo el grado científico de Doctora en Ciencias Médicas y fue ubicada nuevamente en el Hospital Docente Clínico Quirúrgico "10 de Octubre" como Jefa de los Servicios de Anestesia-Reanimación y Unidad Quirúrgica. Desde esa responsabilidad incorporó, dentro del marco de la Clínica de Bloqueos Nerviosos, métodos de Medicina Tradicional y Natural (Acupuntura y Técnicas Afines con la Medicina Académica, para el estudio y tratamiento del dolor) con resultados excelentes, por lo que se reestructuraron locales, plantillas y se creó la "Clínica del Dolor", de la que fue su Directora Fundadora.

Desde entonces este servicio ha venido produciendo un desarrollo progresivo, reconocido nacional e internacionalmente. En 1985, se le otorgó a la Clínica del Dolor la condición de Servicio Modelo por sus resultados  sociales y económicos, efectividad, sustitución de medicamentos, no complicaciones, no certificados médicos, incremento de divisas.

En 1987 la Universidad Internacional de Colombo, Sri Lanka, le otorgó el título de Doctora en Medicina Alternativa.

En 1992, en la Clínica del Dolor, bajo su dirección, se iniciaron y  desarrollaron los  Programas y Cursos Nacionales  de Facilitadores de Acupuntura y Técnicas Afines, que abrieron los procesos de capacitación en Medicina Tradicional y Natural (MTN) para  todo el país y, al año siguiente, se comenzó a impartir docencia a  profesionales extranjeros y desde 1994 hasta el año 2000, se impartió el programa de la Maestría en MTN. para toda la nación.

En  el curso  2001-2002 diseñó un nuevo programa nacional de la Maestría de Medicina Bioenergética y Natural (MBN), modalidad presencial, con sede en la Facultad "10 de Octubre" (Clínica del Dolor) extensiva a todas la Facultades del país, hasta el 2004. En febrero de este último año, como Presidente y Coordinadora del Comité Académico Nacional de la Maestría de MBN en la Atención Primaria de Salud, (Modalidad a distancia), se le asignó la confección de un nuevo programa, (bibliografía, guiones y filmación de tele clases) así como el  proceso de edición de las mismas, para los médicos cubanos, en nuestro país, en Venezuela y extensivo a otros 66 países en los que se presta colaboración.

Desde el inicio de la revolución se integró a las actividades y organizaciones revolucionarias, Sección Sindical, CDR, FMC, ACRC.

Por sus indiscutibles aportes a la medicina, a la especialidad de Anestesiología, a la docencia y a la investigación, recibió numerosos reconocimientos, entre los cuales destacan: Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Salud, desde 1989, durante quince años consecutivos; Medalla 23 de Agosto FMC; Medalla 28 de Septiembre; Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Anestesia y  Reanimación; Medalla Distinción XXV Aniversario de la Docencia Médica Superior en la Región Central ISCM Villa Clara; Medalla por la Educación Cubana; Medalla José Tey; Medalla Comandante Manuel Fajardo; Miembro de Honor de la Escuela Venezolana de Acupuntura; Medalla Universidad Internacional de Medicina Natural. Comité Mundial; Medalla Sociedad Española de Medicina Natural y Medalla Trabajadora Internacionalista.

Martí decía La fraternidad no es una concesión, es un deber. (OC No. 6, 227) y ese deber fue siempre bien cumplido por la doctora Fe Bosh, porque siempre trató a sus pacientes, a sus estudiantes y a sus compañeros de labor, como una fiel y devota hermana, sencilla, humilde, sin hacer alardes de sus conocimientos ni aprovecharse de sus posiciones de directiva para imponer su voluntad. Siempre desarrolló la habilidad de ponerse en lugar del otro.

¡Así la recordaremos siempre, quienes tuvimos la oportunidad de compartir alguna tarea liderada por ella!

POR: Profesora Consultante María del Carmen Amaro Cano.
Vice-Presidenta Sociedad Cubana Historia de la Medicina

 

Premios y Condecoraciones:

Medalla 23 de Agosto FMC;
Medalla 28 de Septiembre;
Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Anestesia y Reanimación;
Medalla Distinción XXV Aniversario de la Docencia Médica Superior en la Región Central ISCM Villa Clara;
Medalla por la Educación Cubana;
Medalla José Tey;
Medalla Comandante Manuel Fajardo;
Miembro de Honor de la Escuela Venezolana de Acupuntura;
Medalla Universidad Internacional de Medicina Natural. Comité Mundial;
Medalla Sociedad Española de Medicina Natural y
Medalla Trabajadora Internacionalista

Comentarios (5)

Tuve el honor de trabajar con

Tuve el honor de trabajar con ella durante 15 años durante mi estancia en la Facultad de Ciencias Médicas 10 de Octubre. Dejó una huella indeleble por su modestia y preocupación en la formación de profesionales de Anestesiología y Medicina Bioenergética. Seguiremos tu ejemplo querida profesora, amiga y hermana.

Tuve el honor de trabajar con

Tuve el honor de trabajar con ella durante 15 años durante mi estancia en la Facultad de Ciencias Médicas 10 de Octubre. Dejó una huella indeleble por su modestia y preocupación en la formación de profesionales de Anestesiología y Medicina Bioenergética. Seguiremos tu ejemplo querida profesora, amiga y hermana.

La conocí desde su infancia,

La conocí desde su infancia, reidentes en San Diego del Valle, años después nos vimos, ya ella con un largo y exitoso desemepeño profesional y social. Siempre amable, comunicativa. Sensible pérdida, quedan sus aportes científicos, su ejemplo y los afectos ganados a lo largo de su vida

La Medicina Cubana perdió una

La Medicina Cubana perdió una grande y excelente profesional, una profesora de profesores. Descanse en Paz

Una figura imprescindible en

Una figura imprescindible en el desarrollo de la Medicina Natural y Tradicional en Cuba, particularmente en lo relacionado con la Acupuntura como modalidad y su empleo en el tratamiento del dolor. Con su trabajo, la DrC. Bosch Valdés sin dudas contribuyó de forma decisiva en el empeño de consolidar esa Medicina que “llegó para quedarse…”. Aunque no esté presente, sí persiste su legado. Descanse en Paz, Profesora.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.