System Messages

DrCs. Alberto Hernández Cañero (1920-2017)

  • FUENTE: Sociedad Cubana de Historia de la Medicina
  • 6 Septiembre 2017
DrCs. Alberto Hernández Cañero (1920-2017)

DrCs. Alberto Hernández Cañero (1920 - 2017)

En el día de hoy, martes 5 de septiembre del año 2017, las ciencias médicas cubanas han sufrido una gran pérdida. Ha fallecido el DrCs. Alberto Hernández Cañero, eminente cardiólogo, uno de los principales fundadores del Instituto Nacional de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (ICCV) y su primer Director, formador de varias generaciones de especialistas cubanos en Cardiología.

El Profesor Hernández Cañero nació el 30 de mayo de 1920, en San Cristóbal, municipio de la provincia de Pinar del Río, donde cursó la enseñanza primaria en la escuela pública. Estudió bachillerato en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana y la carrera de medicina en la Universidad de La Habana.

Según su propia confesión, estudió esta carrera por el ambiente social imperante en la Cuba republicana de fines de los años 30s del pasado siglo XX. Su padre era farmacéutico y él le ayudaba en su farmacia como “práctico”. El contacto con los enfermos -que, en su mayoría, por carecer de recursos económicos para asistir al médico, realizaban sus consultas directamente con los farmacéuticos- le permitieron entrar en contacto directo y frecuente con el dolor, la enfermedad y el sufrimiento de las personas y esa realidad lo inclinó al estudio de una carrera que le pareció entonces –y continuó pareciéndole hasta el último momento de su existencia- una de las más humanas.

Las prácticas docentes de medicina las realizó en el Hospital Universitario “General Calixto García”, en la sala Yarini, donde radicaba la Cátedra de Clínica Médica. Apenas desde el inicio de la carrera se inclinó hacia la cardiología, que practicaba en esa sala y en el antiguo Hospital Nuestra Señora de las Mercedes. Más tarde, también realizaría prácticas de la especialidad en el Hospital Municipal de Infancia, hoy Hospital Pediátrico Pedro Borrás Astorga.

Comenzó a ejercer la docencia en la propia Cátedra de Clínica Médica, primero como médico asociado (1946-1950) y a partir de 1950 y hasta 1954 como Instructor. Durante ese tiempo, compartió sus actividades docentes y asistenciales con las políticas, en tanto era ya miembro del Partido Socialista Popular.

El 31 de julio de 1953 –apenas 4 años después de haberse publicado el primer texto en el mundo sobre el tema- en la sesión científica celebrada en el Hospital Municipal de Infancia, presentó un trabajo sobre Cateterismo Cardiaco en las Malformaciones Congénitas, en colaboración con los doctores Otto García Díaz, Eloína González Vega, Gloria Varela, Ángel Giral Casielles y Agustín Castellanos González.

En el antiguo Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, hoy Hospital “Comandante Manuel Fajardo”, creó el servicio de investigaciones cardiovasculares, que fue un centro de formación de cardiología, y el embrión del actual Instituto, contribuyendo de esta manera a su desarrollo y a la formación de la red cardiológica nacional.

En 1960, debido al éxodo de profesores y especialistas de cardiología, fue llamado por la Junta de Gobierno de la Universidad para participar de nuevo en la docencia. En 1962 se crea la especialidad de cardiología y él integra el claustro de la misma. A partir de ese momento se crearon servicios de cardiología en los 14 hospitales provinciales y algunos municipales, así como en los hospitales docentes de ciudad de La Habana.

En 1966 se fundó el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular y fue desde entonces su Director hasta hace apenas unos años, en que su salud no le permitió seguir asumiendo esa responsabilidad.

El Profesor Hernández Cañero era Profesor Titular, Consultante y Emérito de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, Investigador Titular, Doctor en Ciencias y Miembro Titular de la Academia de Ciencias de Cuba en el período 2002 – 2006.

Por sus aportes a la especialidad - entre los cuales se encuentra su indiscutido protagonismo en la formación de los nuevos especialistas con los principios humanistas y éticos de nuestra Revolución- y su sentido de responsabilidad y compromiso social en el ejercicio profesional, profesoral y gerencial en una de las instituciones de salud más importantes del país, recibió varias distinciones y condecoraciones, entre ellas, la Orden Carlos J. Finlay; Medalla 250 Aniversario de la Universidad de La Habana; Distinción por la Educación Cubana; Medalla Comandante Manuel Fajardo; Orden Frank País; Medalla Servicios Distinguidos de las FAR; Medalla 30 años del Ministerio del Interior; Medalla de Héroe del Trabajo de la República de Cuba; Cardiólogo Distinguido; Medalla de la Sociedad de Cardiología Centroamericana y del Caribe y Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina.

Colaboración de la Profesora Consultante María del Carmen Amaro Cano
Vice-Presidenta Sociedad Cubana Historia de la Medicina

Comentarios (22)

lamentamos la perdida de

Lamentamos la pérdida de quien será siempre un ejemplo como profesor y persona para todos los que tuvimos la oportunidad de formarnos como cardiólogas. Llegue de parte del colectivo de cardiología del Hospital Finlay las más sinceras condolencias a su familia. dra liz

Al Profesor Hernández Cañero

Al Profesor Hernández Cañero lo recordaremos siempre por su humanismo, humildad y entrega sin límites a su Profesión. Todos los que le conocimos y compartimos con el espacios de trabajo, agradeceremos siempre por sus enseñanzas y su altruismo. A sus familiares y amigos nuestras condolencias por tan sensible y profunda pérdida para la comunidad cardiológica y médica de Cuba.

Dia de luto para la comunidad

Dia de luto para la comunidad de cardiólogos y la salud en general del pais, el profe fue mucho más que un brillante cardiólogo, un profesor de talla evangélica, fue un hombre MODESTO, siempre dispuesto a ayudar con el óbierto, de buen caracter, noble, ojalá todos seamos fieles a su legado, es la mejor forma que siga vivo, GLORIA ETERNA AL PROFESOR CAÑERO!! Los miembros de la Soc. Cubana de Cardiología en Villa Clara y todos los trabajadores del Cardiocentro de Santa Clara lo recordaremos siempre como el paradigma que fue, es y será.

Descanse en paz quien tanto

Descanse en paz quien tanto dio en vida, nos queda su recuerdo como maestro no solo de la Cardiología, sino de lo mejor de una persona que amó y creó, siempre vivirá en nuestros corazones.

Verdaderamente es una gran

Verdaderamente es una gran pérdida de profesor, las más sinceras condolencias a su familia.

La Cardiologia Cubana esta de

La Cardiología Cubana está de luto. Se "nos ha ido" el Profe pero ha dejado su ejemplo, su humanismo, su dedicación al trabajo y sobre todo la ESCUELA CUBANA DE CARDIOLOGÍA la cual formó y es hoy día ejemplo para Cuba y el mundo. En nombre de la Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Cardiología, los trabajadores del ICCCV y la comunidad cardiológica cubana nuestro más sentido pésame a familiares y amigos. Descanse en Paz Profesor.

Profesional de alta talla,

Profesional de alta talla,compañero, amigo. Conocí al Dr. Cañero desde mi infancia. Una excelente persona. Padre amante, educador y protector de sus hijos. Una pérdida que no se suple, pero se supera con el reconocimiento y cuidado de su legado profesional y personal. Mis condolencias a sus familiares, a su hija Katy. Lo tendremos siempre presente.

No solo fue un gran

No solo fue un gran científico, sino tambien un gran médico y una gran persona, los que fuimos formados con su ejemplo siempre lo recordaremos

lamentable perdida para la

Lamentable pérdida para la medicina cubana pero el profe no ha muerto solo se fue físicamente porque los que cumplen con la obra de la vida la muerte no es verdadera y el sobrecumplió con esta obra, llegue a sus familiares y amigos mis mas sentidas condolencias descanse en paz. Msc Dra. Yordayka Elda Rivero Ramirez.

Cuanta nostalgia llega a mi

Cuanta nostalgia llega a mi mente al recibir el deceso de nuestro maestro de maestros, realmente es una pérdida irreparable para la cardiología cubana y latinoamericana. Lo conocí, me enseñó y me ayudó! gracias profe. Lindo viaje. Nos volveremos a ver.....

Mis sinceras condolencias a

Mis sinceras condolencias a su familia. Excelente médico e iniciador de tantas cosas que han salvado tantas vidas. Una verdadera inspiración y maravilla haberlo tenido. Descanse en paz profesor.

Muy lamentable noticia.No

Muy lamentable noticia. No solo uha gran pérdida para las Ciencias Médicas Cubanas, sino para todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo y compartir en algun momento con él. Lleguen mis sentidas condolencias a su viuda, su hija Katy y sus nietas. Dra. Mónica Alvarez Mesa

En verdad una enorme pérdida,

En verdad una enorme pérdida, fundador de fundadores, profesional de honor, que disfrutaba compartiendo su ciencia y sus vivencias. Le conocí ya trabajando en el 7mo piso del Hospital Fajardo, fui testigo del paso de los servicios de Cardiología y Endocrinología que allí existían a Institutos de Investigación, el primero dirigido por el DrCs Cañero y el segundo por el DrC Mateo de Acosta. Gloria y honor a los fundadores de nuestra medicina cubana. Dejaron su sabiduría, sus enseñanzas y su historia. Corresponde a las generaciones que formaron mantener los logros alcanzados y engrandecerlos. Descanse en paz. María Vidal

Una pérdida irreparable.

Una pérdida irreparable. Hombre sencillo, noble, de gran corazón e inmensa sabiduría. Dejó un gran legado en la Cardiología. Recordaremos siempre con amor “al Profe Cañero” como le decían cariñosamente sus alumnos, trabajadores y pacientes. Mi más sentido pésame para sus familiares. Aile Gonzalez Valdés (Paciente del ICCV)

Descanse en la paz de Dios

Descanse en la paz de Dios quien supo dar de corazón toda la sabiduría de su mente. Nuestras condolencias a tan insigne profesor.

Siempre recordaremos y

Siempre recordaremos y tendremos en cuenta todas sus enseñanzas con el compromiso de mantener la salud del género humano en lo más preciado de cada uno de sus compañeros. Dr. José E. Abreu Cruz

Pierde la Salud Pública

Pierde la Salud Pública cubana un eminente Profesor, Héroe de la República de Cuba.

Todos los trabajadores de la

Todos los trabajadores de la salud en Cuba, sienten la pérdida de alguien que aportó tanto a la medicina cubana, mis condolencias para familiares y amigos.

Descanse en paz quien tanto

Descanse en paz quien tanto aportó a la salud y la felicidad del género humano. Sus compañeros y pacientes no lo olvidarán nunca y serán siempre deudores de sus enseñanzas y entrega total. Un abrazo y condolencias a sus familiares y amigos.

Lamentable perdida para la

Lamentable pérdida para la Cardiología y la Salud Pública en general desde la provincia de Holguín enviamos nuestro sentir a sus familiares y amigos.

En paz descanse, maestro de

En paz descanse, maestro de maestros, muy querido y admirado por todos. Siempre quedarán entre nosotros sus enseñanzas.

hoy todos los trabajadores de

Hoy todos los trabajadores de la salud de Pilón en Granma lamentamos y sufrimos la pérdida del profesor y DrCs Alberto Hernández lleguen a los familiares y amigos las más sinceras condolencias de parte de todos los trabajadores de la salud de Pilón

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.