System Messages

Profesor Héctor del Cueto Espinosa

Héctor del Cueto Espinosa (1935 - 2017)

 
 

El destacado cirujano Héctor del Cueto Espinosa, Doctor en Ciencias Médicas y director del Centro de Cirugía Cardiovascular en Santiago de Cuba falleció el sábado 26 de agosto de 2017 a los 82 años.

Integrante de la primera graduación de médicos luego del triunfo de la Revolución, Del Cueto también fue de los primeros galenos en llegar a la serranía de la zona oriental de Cuba, para cumplir el compromiso con el líder Fidel Castro Ruz, de llevar la asistencia médica ante todo a las masas campesinas.

Desde La Habana, su ciudad natal, esta relevante figura de la medicina cubana no solo fue al Oriente sino que luego de cumplir el Servicio Médico Social Rural en Baracoa se trasladó a Santiago de Cuba de donde nunca más se fue.

El Doctor en Ciencias Médicas Héctor del Cuento Espinosa, profesor titular y profesor consultante, fundó los servicios de cirugía cardiovascular en Santiago de Cuba, en el Hospital Provincial “Saturnino Lora”, y desde la creación del Cardiocentro en esta ciudad se mantuvo, por treinta años, al frente de esa institución adjunta al hospital provincial, fungió esta responsabilidad hasta su fallecimiento.

Bajo su dirección, el Cardiocentro santiaguero ha llegado a ser calificado como uno de los mejores del país, tanto por los resultados científicos como por la supervivencia de los pacientes operados en sus quirófanos.

Nacido el 27 de julio de 1935, Del Cueto acababa de cumplir 82 años y se mantenía en activo dirigiendo el Centro de Cirugía Cardiovascular.

En 1957 del Cueto ya estudiaba medicina y luego del cierre de la Universidad por la dictadura de Batista trabajó por un año en la Clínica "La Benéfica" de la Habana en el Departamento de archivo. Al terminar esta etapa se presentó a una oposición de plazas para talleres en la Compañía de Electricidad; ganó una de ellas y pasó a laborar en los talleres de Capdevila hasta el triunfo de la Revolución.

Al reabrir las puertas de la Escuela de Medicina se reincorpora a los estudios y se gradúa como médico en diciembre de 1960. Del Cueto Espinosa y otros 23 galenos llegaron a la provincia de Oriente inmediatamente después de haberse graduado en la Universidad de La Habana, de haber realizado formal renuncia al ejercicio de la medicina privada y de expresar su disposición a la Revolución naciente para laborar donde más falta hicieran. 

El Comandante en Jefe Fidel Castro les solicitó, entonces, ir hacia los campos orientales donde el campesinado era el más necesitado. Y aquellos jóvenes médicos trabajaron en los sitios más inhóspitos de la geografía montañosa del este cubano.

Al terminar el servicio médico rural se queda en Santiago de Cuba donde se hizo instructor de la cátedra de Cirugía General en 1963; especialista de I Grado en Cirugía General en 1966; Profesor Auxiliar en la Cátedra de Cirugía General en 1971, Profesor Titular en la Cátedra de Cirugía General en 1977, Doctor en Ciencias Médicas en 1985, Especialista de II Grado en Cirugía General en 1987, Profesor Consultante en 1988, Especialista de II Grado en Cirugía Cardiovascular en 2006, y Profesor de Mérito en 2008.

Su primera actividad quirúrgica la realizó en Baracoa, en esa época tenía poca experiencia como cirujano, y en la especialidad de cirugía cardiovascular realizó por vez primera la corrección de una comunicación interauricular en el Instituto Nacional de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de La Habana durante un año de entrenamiento, este fue el único caso que operó en esa época. La primera válvula la puso durante un periodo de entrenamiento en Guadalajara donde un buen samaritano se lo permitió y le ayudó a intervenir en ocho procederes valvulares.

El Dr. Cueto participó en 62 cursos nacionales y 12 internacionales; los impartidos por él en Cuba suman unas cuantas decenas a estudiantes de medicina, residentes, especialistas, ha tutoreado o asesorado más de cien trabajos de tesis y ha presidido una numerosa cantidad de tribunales.

Un logro siempre soñado por el profesor fue la creación de un Cardiocentro en Santiago de Cuba, ya hacía años que venían haciendo cirugía cardiaca cerrada. En 1980 se inauguró, por el Comandante Juan Almeida Bosque, la Sala de Cirugía Cardiovascular en el Saturnino Lora; en 1981 se decide la construcción de los cardiocentros del país y el entrenamiento del personal en La Habana y en la República Democrática Alemana. La edificación del centro comenzó en 1983, se terminó en 1986 y abrió sus puertas en enero de 1987. Por ello, el Profesor del Cueto fue su director durante 30 años.

Entre las numerosas distinciones sociales que recibió durante su fructífera vida siempre exhibía con orgullo la de "Hijo Ilustre de la ciudad de Santiago de Cuba".

Fue, además, Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, integraba las filas del Partido Comunista de Cuba, los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la Defensa Civil y la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC).

Llevaba con mucho orgullo, la distinción de haber sido uno de los fundadores de la Escuela de Medicina (hoy Universidad de Ciencias Médicas) en Santiago de Cuba y de la Docencia Médica en la zona oriental del país.

Del Cueto Espinosa era miembro de la Comisión Provincial de Grados Científicos, miembro activo de la Federación Latinoamericana de Cirugía (FELAC), y Profesor de Mérito de la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

Cumplió misiones relevantes fuera de Cuba, llevando la docencia a otras tierras.

Luego de un evento cardíaco precedente y otro más reciente, el estado de salud del profesor Héctor del Cueto, ingresado precisamente en el Centro de Cirugía Cardiovascular que dirigió, se fue deteriorando paulatinamente hasta llegar al desenlace fatal al amanecer de este sábado 26 de agosto de 2017.

Los restos de esta personalidad de la Medicina cubana fueron cremados sus cenizas recibieron los honores correspondientes en el propio Cardiocentro que él dirigió.

 

Premios y Condecoraciones:

Vanguardia nacional por once años;
Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular;
Delegado a la Asamblea Provincial;
Hijo Ilustre de la ciudad de Santiago de Cuba;
Fundador de la Escuela de Medicina en Santiago de Cuba y de la Docencia Médica en la zona oriental del país;
Profesor de Mérito.

Comentarios (10)

Profesor de cirugía

Profesor de cirugía cardiovascular, que ofreció sus conocimientos haciendo gala desde su corazón, tan inmenso como su sabiduría. Mis más sentidas condolencias, para sus familiares. Descanse en la PAZ de Cristo.

Mis condolencias a la

Mis condolencias a la familia, en lo personal compartí con el profesor del Cueto, Dios le permita descanzo en paz. Su obra perdurará en el tiempo.

la perdida fisica del profe

La pérdida física del profe Héctor duele y duele mucho por lo que pierde la cardiocirugía en el país pero él cumplió con la obra de la vida por lo que siempre estará en la memoria de sus pacientes y amigos, además de haber dejado una fructífera obra para las nuevas generaciones llegue a sus familiares y amigos mis más sentidas condolencias descanse en paz MSc Dra Yordayka Elda Rivero Ramirez.

Sentimos su partida, pero

Sentimos su partida, pero siempre vivirán sus enseñanzas y su gran corazón, con lo que mayormente engalanaba su profesión de cirujano cardiovascular

Lamento su perdida,lo conoci

Lamento su pérdida, lo conocí personalmente fue un gran profesional y un revolucionario consecuente, mis condolencias a sus familiares.

La Medicina cubana y

La Medicina cubana y latinoamericana ha tenido una pérdida irreparable: Hombre de sacrificio férreo y voluntad extraordinaria, Profesor de Excelencia, Amigo excepcional!! Llegue a sus familiares y amigos el más sentido pésame

Expreso el lloramiento con

Expreso el lloramiento con solidaridad al pueblo cubano por el fallecimiento del profesor Héctor del Cueto espinosa, aclaro que no solamente ustedes han perdido un ciudadano más importante pero nosotros también como científicos hemos perdido nuestro padre de la ciencia e igual que ustedes, a nosotros nos duele mucho...Que descanse en paz profesor Héctor Del Cueto Espinosa, ha cumplido su trabajo y te agradecemos.

Esuna gran perdida, de una

Es una gran pérdida, de una persona muy buena, revolucionaria y excelente médico y cirujano, tuve la oportunidad de intercambiar con el profesor Cueto y siempre estaba en la vanguardia de su Cardiocentro Santiaguero, gracias profesor por sus enseñanzas, siempre guardaremos su legado en nuestra memoria.

Descanse en Paz profe,

Descanse en Paz profe, nuestras más sentidas condolencias a todos sus familiares

Sentimos la perdida de tan

Sentimos la pérdida de tan prestigioso científico, damos las condolencias a familiares y amigos, una gran pérdida para la medicina cubana.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.