System Messages

Fallece el Profesor Carlos Díaz Salas

Carlos Díaz Salas

Carlos Díaz Salas (1946 - 2016)

En la noche del pasado día 5 de mayo a la edad de 70 años, falleció el querido Profesor Dr. Carlos Díaz Salas del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología.

Formador de decenas de generaciones de oncólogos, se graduó de doctor en medicina en el año 1973 en la Universidad  de La Habana. Al culminar los estudios, de 1974 a 1977 realiza el servicio rural en Baracoa, Guantánamo; antigua provincia de Oriente.

En 1977 inicia la residencia de Oncología en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) donde obtiene la condición de especialista de 1er. grado en Oncología en 1980.  Al terminar su especialización realiza posgraduado en el Hospital "Celia Sánchez Manduley" de la ciudad de Manzanillo entre los años 1980 y 1984 donde se destaca por su actividad como oncólogo así como también en la docencia de pregrado y postgrado, en la formación de los miembros del contingente "Manuel Fajardo" y también de enfermería.

En 1984 retorna al INOR y se desempeña como jefe de la sala del servicio de Medicina Oncológica y Quimioterapia Clínica, responsabilidad que desempeña hasta el año 2003. En el año 1989 obtiene el grado de especialista de 2do. grado.

Su actividad como investigador y docente fue notoria y fructífera. Participó en más de 70 eventos científicos  donde presentó más de 100 trabajos. Fue autor de alrededor de 40 publicaciones en revistas de impacto y libros de la especialidad. Participó como investigador en numerosos ensayos clínicos y formó parte del tribunal estatal de la especialidad de Oncología hasta su fallecimiento.

Desarrolló su carrera como oncólogo en el área de los tumores de vías digestivas, cáncer de ovario y, en especial, en el área del manejo de los linfomas, de la cual era un gran experto.

Por su carisma, sencillez y profesionalidad despertó siempre entre sus colegas, alumnos, compañeros de trabajo y pacientes gran admiración, simpatía y cariño. 

Al momento del fallecimiento ostentaba las categorías docente principal de Profesor Auxiliar de Oncología y la de Investigador Auxiliar.

Comentarios (9)

Un extraordinario médico y excelente ser humano

Carlitos, como lo conocíamos sus vecinos, siempre te estaremos eternamente agradecidos, fui tu paciente y te vi trabajar de manera incansable con esa mezcla de humildad y sencillez y esa nobleza para con todos, virtudes todas de médicos tan grandes como tú, gracias por poner tu conocimiento, inteligencia, sacrificio y bondad en función de aquellos que siempre más te necesitamos, tus pacientes. Gracias gracias, por siempre te recordaremos.

Con mucha tristeza, supe,

Con mucha tristeza, supe, lejos de Cuba y del INOR que Carlos nos había dejado, siempre recordaré sus palabras cada vez que nos cruzábamos en los pasillos del INOR, "te veo bien Rosita", sus palabras pasarán al recuerdo y su ejemplo de buena persona y buen profesional estarán siempre en el quehacer diario, te quisimos y te recordaremos Carlos.

Querido profesor y amigo

Tuve la suerte de ser su alumno, compañero de trabajo, amigo y me llena de tristeza la ausencia física de este humilde y siempre alegre hombre. Dedicó su vida al oncológico y a sus pacientes, trabajando como pocos, así que te mereces todos los elogios y halagos de este mundo. Pero la vida es como es y a todos nos llegará el momento de la despedida, y siempre son duras, así que me quedo con el recuerdo de los buenos momentos a tu lado y donde quiera que estés recibe mi abrazo más grande y siempre te llevaré en mis pensamientos.

Profe Carlos Diaz

Es siempre duro recibir malas noticias en la distancia. Al principio no lo podía creer. Mi profe Carlos Díaz habia fallecido. Durante mis años en el INOR siempre fue una de las personas q más admiré por su dedicación y conocimientos, para no hablar de su buen caracter y su sonrisa diaria. En fin te vamos a extrañar mucho Carlitos. Un abrazo grande

Mi Carìsimo Carlitos

Es una inmensa tristeza saber la pérdida del extremadamente querido, gracioso, inteligente y excelente profesional Carlitos. Mi carìsimo, donde quiera que estés, rìe como siempre, déjalos hacer que ellos son........, no estés como el caimito y levanta tu copa cada vez que nos veas bebiendo porque siempre te tendremos en nuestros pensamientos.

Una gran tristeza nos invade.

Una gran tristeza nos invade. Hemos perdido a un gran profesor, pero más que eso, hemos perdido a una gran persona, de una gran sencillez y humildad. Siempre compartió con todos su vasta experiencia, y su consejo certero. A la vez no vacilaba en preguntar sobre una duda o sobre cómo abordar un caso a pesar de ser un gran experto en varias áreas de la Oncología médica. Siempre mantuvo la alegría y su sonrisa que implicaba complicidad. A la par, expresaba su enérgico reproche ante todo lo mal hecho. Su disciplina de trabajo era excepcional. Para todos era admirable leer sus evoluciones médicas, comentarios y discusiones en las historias clínicas, donde no se omitía ningún detalle y donde de una sola leída podías ubicarte rápidamente en la situación del paciente. También era admirable verlo llegar al hospital alrededor de las 6.30 a.m. todos los días luego de salir de madrugada desde la Lisa para no llegar tarde. Fue emocionante ver cómo el viernes en la tarde entre quienes lo acompañamos a su última morada había una multitud de personas donde podías identificar a colegas (médicos y enfermeras), residentes (casi todos), las secretarias, las auxiliares y PACIENTES. Fue una expresión veraz de cuánto fue querido en vida. La mejor forma de honrarlo, TRABAJAR, con conciencia, sencillez y humildad al servicio de nuestros pacientes, manteniendo la sonrisa que él siempre tuvo a flor de labios.

te veo bien

Las cosas de la vida... la última imagen que tengo de Carlos es riéndose en una fiesta entre amigos y de pronto la noticia de su ingreso y gravedad. No fui su alumna ni su compañera de trabajo directa pero si me hacía sentir cerca cada vez que intercambiamos o compartíamos durante los más de 25 años que llevo en el INOR. "Te veo bien" y una sonrisa espléndida era su recibimiento siempre. No estuve cerca en estos últimos días pero viví la angustia y la tristeza de la noticia diaria y el sufrir de todos sus amigos (porque no son compañeros sino amigos, familia). Sus colegas, las enfermeras, los residentes lo extrañarán mucho pero sabrán salir adelante y harán su trabajo no como les enseñó sino mucho mejor. Carlos te veo bien porque te veo en cada uno de tus amigos de Oncología Médica en cualquier lugar donde estén, que en la gloria estés.

murió Carlitos Diaz

Compañero de muchos años en la cotidianeidad oncológica, siempre recordaremos su amor y responsabilidad por su trabajo, su simpatia y alegría de vivir que lo hacían el amigo de todos... hasta siempre Carlitos ...

Fallece el Profesor Carlos Diaz

Definitivamente vamos a extrañar a Carlos, nuestro querido "sordo", con su risa escadalosa, su cara pícara cuando te miraba y te decía "te veo bien" o aquel gesto gracioso que hacía con la boca cuando algo o alguien no le gustaba, cubano típico. También excelente profesional que madrugaba diariamnete para hacer su viaje de San Agustín al INOR. Los que fuimos sus residentes recordamos cuando nos tocaban los seminarios de Linfoma y al concluir estos, luego de oir su amplia y didáctica disertación todos decíamos que Carlos estaba "fuera de liga" en ese tema. Dejó su huella en nosotros y así lo recordaremos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.