System Messages

Doctor en Ciencias Roberto Elias Capote Mir

  • FUENTE: Departamento de Docencia e Investigación del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas
  • 29 Agosto 2015
Roberto Elias Capote Mir

Roberto Elias Capote Mir (1934 - 2015)

El lunes 24 de agosto, en horas de la tarde, falleció en Chiapas, Estado de México, el Doctor en Ciencias Roberto Elias Capote Mir.

Nació en Cienfuegos, el 20 de julio de 1934. Graduado en 1958 de Licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad Complutense de Madrid y en 1960 de doctor en Medicina en la Universidad de La Habana. Obtuvo en 1966 la Maestría en Salud Pública, en el hoy Instituto de Salud Pública de México; en el año 1967 la Maestría en Dirección   Automatizada de Empresas en la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana y el grado de Doctor en Ciencias Médicas en 1970. Profesor e Investigador Titular y Profesor Consultante, con más de 40 años de experiencia en la docencia e investigación tanto a nivel nacional como internacional en diversas universidades latinoamericanas y europeas.

En 1960 inició el servicio médico rural en Pino del Agua, Sierra Maestra, en la entonces provincia de Oriente. Posteriormente en el Ministerio de Salud Pública, MINSAP, desempeñando diversos cargos, incluyendo en hospitales de tercer nivel. Fue fundador de la misión médica de Cuba en Argelia, donde fue Director del Hospital “Laveran” en Constantina.

Fundador del Instituto de Desarrollo de la Salud, profesor, investigador y jefe de cátedra de administración de salud hasta el año de 1982, se mantuvo vinculado a la docencia cuando esta institución se transformó en Facultad de Salud Pública “Carlos J. Finlay” y posteriormente en Escuela Nacional de Salud Pública.

En 1982 pasa a desempeñar cargos internacionales de la Oficina Sanitaria Panamericana de la Organización Mundial de la Salud, OPS/OMS, en esa fecha como Oficial en la República de Nicaragua y desde 1984 en las Oficinas Centrales como asesor para la región de las Américas en Atención Primaria de Salud y después como Coordinador Regional hasta su jubilación en el año 1996.

Posteriormente ocupa el cargo de asesor en Bruselas, Unión Europea, como evaluador del Programa de Latinoamérica contra el Cáncer.  De 1999 hasta el 2001 es asesor del Ministro de Salud de Colombia, fecha en que comienza como asesor del Viceministro Primero del MINSAP, de Cuba. Fue profesor fundador  de la maestría en Medicina Social de la Universidad Autónoma de Metropolitana Unidad Xochimilco en México.

Se jubila del MINSAP en el año 2005 y en el Estado de Chiapas, México, funge como Asesor del Secretario de Salud del estado. En el 2007 funda en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas los programas de Posgrado Maestría y Doctorado en Ciencias en Salud Pública siendo Coordinador e Investigador de Tiempo Completo; a partir  del 2008  comienza a trabajar en la Universidad Autónoma de Chiapas como Profesor e Investigador hasta su fallecimiento.

Miembro desde casi sus inicios del partido comunista de Cuba y delegado a su primer y segundo congreso. Miembro del comité municipal de Arroyo Naranjo; secretario general en el Instituto del Desarrollo de la Salud. Miembro de la Asociación de Combatientes.

Ha sido premiado con diplomas, medallas y condecoraciones en diferentes  países. Tiene más de 80 publicaciones sobre la especialidad y fue galardonado con las medallas 25 años de Investigación en Las Américas otorgada por la OPS/OMS y con la “Manuel Fajardo” otorgada por el Ministerio de Salud Pública de Cuba. 

A perda do Dr. Roberto Elias Capote Mir

 

Premios y Condecoraciones:

25 años de Investigación en Las Américas otorgada por OPS/OMS

Medalla “Manuel Fajardo” por 25 años de labor en salud, Minsap
 

Comentarios (17)

Pérdida irreparable la de la

Pérdida irreparable la de la "Morsa" Capote como cariñosamente le decíamos los amigos. Lo conocí a través del "Magnífico" Miguel Márquez, cuando este era Representante de OPS/OMS en Nicaragua y mantuvimos contacto hasta su asentamiento en Chiapas. Recuerdo su obra maestra en OPS: "Los Silos" y su parodia denominando que había "silos"", "silitos" y "silotes". Coincido con todos los que consideran que hemos perdido al mejor salubrista cubano de estos tiempos. Mi más sentido pésame a su viuda Rosita Capote y demás familiares.

Conoci a Capote al cual

Conocí a Capote al cual cariñosamente le deciamos en Santa Clara "LA MORSA " donde vivió Capote durante su infancia y adolescencia. Siempre creí habia nacido en Santa Clara. Él y su hermano fueron amigos en Santa Clara. Durente nuestra estancia durante tres meses en cumplimiento de tarea por nuestro país y la OPS en Buenos Aires en ayuda a inaugurar el Hospital Pediátrico mayor de Argentina e PP Garraman, tuvimos la colaboración de Capote que se encontraba en Argentina como representante de OPS. Descanse en paz un amigo.

Su don de asesorar y orientar

Su don de asesorar y orientar fue permanentemente convincente. No cesaba en el empeño de apoyar en la formación de las nuevas generaciones. Impulsó planes y programas en Cuba a toda hora y dia, solo habia que llamarlo e imponerlo de la situación y, a pesar de su intensivo quehacer, ahí estaba en la primera fila. Amigo, compañero, colaborador, eterno luchador por las buenas ideas, notorio innovador, defensor de sus ideas y muy comprometido en el trabajo por la salud de la población. Es una pérdida irreparable en el campo de la salud pública. Un beso a Rosita.

Mi adiós al querido amigo,

Mi adiós al querido amigo, maestro y colega, ejemplo de revolucionario digno, su pérdida física nos deja solo con sus perdurables enseñanzas y su gran afecto.

Gran profesor y maestro de la

Gran profesor y maestro de la salud pública cubana e internacional. Amigo, combativo y defensor inclaudicable de los principios. Sus enseñanzas serán fuente de conocimiento e inspiración para toda la familia de la salud pública cubana. Llegue a Rosita nuestro mas sentido pésame a nombre de Cary y el mio propio.

Tuve la dicha como muchos

Tuve la dicha como muchos otros profesionales dedicados a las Ciencuas de la salud de recibir del profesor con su papelógrafo personal las inolvidables clases de administración de salud en la Unidad docente Nacional como residente de Higiene por lo que me uno al sentir de todos y le ofrezco mis mas sentidads condolencias a sus familiares y amigos.

Dolorosa noticia, tuve la

Dolorosa noticia, tuve la posibilidad de conocerlo hace muchos años, capaz, con un manejo excelente de las políticas de salud que le permitió desarrollarse con extraordinaria maestría en el sistema y como asesor de organismos internacionales. Llegue a sus amigos y familiares mi más sentido dolor por esta sensible pérdida.

Lamento profundamente la

Lamento profundamente la pérdida de quien fue uno de mis mejores profesores y un gran amigo. Enrique Galbán

Estos días han sido bien

Estos días han sido bien tristes para la Salud Pública cubana y en particular para la especialidad de Administración y Organización de Salud, primero perdimos a Verdecia y hoy me llega la noticia del fallecimiento de Capote. ¿Qué decir? Quizás algo que falta en la nota de su obituario: fue el fundador junto con el Dr. Roberto Hernández Elías de la nueva Escuela de Salud Pública de Cuba en la Unidad Docente Nacional "Carlos J, Finlay" y con ello de la residencia y de nuestra especialidad. Allí fue mi profesor junto con Hdez. Elías (prematuramente fallecido) de la asignatura de Administación y mi Tutor en la primera tesis de la especialidad examinada por un Tribunal de la misma. Me tocó dirigirlo allí en la UDN y en el Instituto de Desarrollo de la Salud y en ambos, el profesor supo modestamente asumir el papel de subordinado del que seguía siendo su alumno. De sus manos recibí la militancia del Partido, pues en ambas fue mi Secretario General del Partido, recibiendo también la experiencia de su excelente militancia. Más que todo esto, siempre fue mi amigo personal y aunque a veces, no nos veiamos durante largo tiempo, de una forma o de otra, nos manteníamos relacionados. Para Rosita y demás familiares, llegue nuestro afecto y cariño en este momento triste. Triste, triste momento para la Salud Pública cubana y la especialidad tan necesaria en estos momentos.

Tuve el orgullo y la

Tuve el orgullo y la satisfacción de trabajar con el profesor Capote desde un momento histórico en que se apareció en la Facultad de Economía pues quería “completar” su formación como salubrista adentrándose en los vericuetos de la gerencia y de la economía, para lo cual se incorporó a un pequeño grupo que estudiábamos el tema. En realidad, fue mucho más lo que él nos aportó que lo que le pudimos nosotros ofrecer. Su extensa cultura, su inteligencia, su capacidad de racionamiento y su dominio de los conceptos básicos de la filosofía y de la metodología de la investigación, a lo que se añadía sus valores como ser humano marcaron un nuevo ritmo a nuestro trabajo y resultó imprescindible para todo lo que se hizo después en términos de diseño de planes de estudio, publicaciones, investigación y trabajos prácticos. Trabajamos juntos en Nicaragua y tuve la oportunidad de aprender mucho con él, no solo en términos científicos sino también en habilidades y astucia para movernos en aquel ambiente complicado y difícil. Después nos mantuvimos en contacto a distancia mientras él desarrollaba su camino exitoso en la OPS/OMS, al cual consultaba con frecuencia cuando necesitaba me le diera el visto bueno a un artículo o una idea.

A su regreso a Cuba no tuvo las oportunidades que merecía y más bien encontró obstáculos que a la larga imposibilitaron que el país aprovechara todos los aportes que podía hacer. Fue muy triste para él esa situación.

Su trabajo en Chiapas, México es altamente valorado por los funcionarios, profesores y alumnos que lo adoran, al punto de que cuando no podía ir a clases, ellos venían a su casa a oir sus lecciones. Tuve el gusto de enviarle algunas doctorantes mexicanas de las cuales era tutor y que consideraba imprescindible que pudieran beber en esa distinguida fuente. Como siempre las atendió muy bien y salieron muy satisfechas. Hace tres años lo vi por última vez, estaba más vital que nunca. Disfruté de varias horas oyendo aquel análisis de la sociedad contemporánea, de la economía, de la política, de la salud, que no se parecía a las convenciones que oímos todos los días de los supuestos expertos.

Era un hombre que leía mucho, pero sobre todo que tenía una rara capacidad para extraer nuevos conocimientos de lo que leía. Siempre lo recordaremos, al amigo, al profesional, al cubano.

Hemos perdido a un gran

Hemos perdido a un gran profesor y amigo. Llegue a sus familiares nuestro más sentido pésame.

Hemos perdido a un gran

Hemos perdido a un gran profesor y amigo. Una de las personas que apoyò el desarrollo de la economía de la salud en Cuba. Profesor de profesores. Llegue a sus familiares nuestro más sentido pésame

Se nos fue Capote Mir y con

Se nos fue Capote Mir y con él pierde Nuestra América un baluarte de la ciencia de gerenciar salud para los muchos y más vulnerables. Fue un hombre sencillo capaz de trasmitir y aglutinar para hacer, con una cosmovisión de futuro por el gran caudal de información que poseía. Tuve la oportunidad de haber sido su alumno, compañero de trabajo político y en la especialidad tanto en Cuba como en Nicaragua y Washington y me siento fruto de la siembra intelectual que junto a otros gigantes como Mario Escalona, Benito Sáenz, Francisco Rojas Ochoa, Wilfredo Córdova junto a otros del colectivo docente investigativo del Instituto de Desarrollo de la Salud, llevaron a la conciencia de mi generación que solo los seres humanos se diferencian unos de los otros por la cantidad, calidad y uso que hacen de la información para beneficiar a los pueblos. Gracias Capote por tu ejemplo, mis condolencias a sus familiares y amigos.

Ojalá y puedas leer este

Ojalá y puedas leer este comentario mío. Desde hace muchos años estoy tratando de localizarte, en Yemen fuimos excelentes amigos y la vida nos ha llevado por diferentes caminos. Desde hace 10 años vivo en México, en el Distrito Federal, aun trabajo como médico, aunque ya no opero, pues 71 años pesan bastante. Te envío un abrazo y que el 2016, te llegue pleno de salud, bienestar, alegrías, armonía y paz, un gran abrazo.

Siento esta perdida era de

Siento esta pérdida era de los buenos pero queda lo que hizo mi pésame y un abrazo para Rosita

Otra pérdida irreparable para

Otra pérdida irreparable para la Salud Pública de Cuba y del mundo. Otro paradigma que se nos va físicamente. Los que tuvimos el inmenso privilegio de ser sus alumnos al cursar la especialidad de Organización y Administración de Salud Pública en el desaparecido Instituto de Desarrollo de la Salud y posteriormente trabajar con él, con el Profesor Mario Escalona Reguera, con el Profesor Francisco Rojas Ochoa, con el Profesor Wilfredo Córdova Díaz y otros grandes de la Salud Pública cubana en la referida institución y en otras del Sistema Nacional de Salud de Cuba nunca dejaremos de sentir el fallecimiento del Profesor Capote.

Su vasta cultura, sus convicciones patrióticas, su orgullo de ser cubano, su tesón en el trabajo y su lealtad como compañero y amigo quedan como ejemplo para las presentes y futuras generaciones de salubristas. La obra del Profesor Roberto Capote Mir trasciende nuestras fronteras nacionales y se inscribe con letras de oro en la Historia de la Salud Pública. Nuestras más sinceras condolencias para sus familiares.

Excelente persona y profesor,

Excelente persona y profesor, recibí clases de administración cuando cursaba la especialidad de Epidemiología en el IDS, pero mas que profesor era un maestro en la enseñanza de este tema, ejemplo de salubrista, es una pena recibir esta noticia.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.