System Messages

Comportamiento favorable de la COVID-19 en Cuba, pero sin un ápice de confianza

El ministro de Salud Pública de Cuba, José Angel Portal Miranda, aseguró que a 80 días de haber diagnosticado los tres primeros casos de la COVID-19 en Cuba, las medidas adoptadas y la unidad de todos, permiten decir con satisfacción, aunque sin un ápice de confianza, que el país tiene un comportamiento favorable en todos los indicadores asociados a la enfermedad.

“Si bien los resultados dan fe de la efectividad con que Cuba ha logrado ir enfrentando la epidemia (…) ningún análisis nos pude conducir al triunfalismo o al exceso de confianza”, subrayó durante su intervención este viernes en el programa radio-televisivo Mesa Redonda, donde también se actualizaron los pronósticos del comportamiento de la enfermedad en los meses venideros.

Reiteró que esta es una batalla que todavía continúa latente, que todavía exige el esfuerzo consciente de todos los cubanos.

El titular de Salud precisó que la tasa de incidencia de la enfermedad en el país es de 17,9 por cien mil habitantes, siendo las primeras provincias en este indicador la Isla de la Juventud, La Habana, Villa Clara, Matanzas y Ciego de Ávila.

En estas se concentran 76.4 % de todos los casos confirmados en el país, explicó, y La Habana es el territorio que más aporta, 49.3 % de todos los casos diagnosticados. 

En 113 municipios del país se ha reportado personas afectadas por la COVID-19 y en 16 se concentra casi 60 % de ellas, esto es mil 116 casos en 12 municipios de La Habana, en Matanzas y Cárdenas, Santa Clara y la Isla de la Juventud.

Detalló que Matanzas y La Habana se acumulan 175 de los casos reportados en los últimos 15 días en el país, lo que representa un 90 % del total. Siete territorios se mantienen si reportar ninguno en este mismo período.

- Cerrados 37 de los 44 eventos de transmisión abiertos

Cuba se mantiene en una fase de transmisión autóctona limitada, con eventos limitados a pequeños conglomerados en localidades o instituciones del país, afirmó el doctor Portal Miranda.

De los 44 eventos abiertos en el país, se han cerrado hasta la fecha 37. Informó que quedan activos tres en La Habana, uno en Mayabeque, dos en Villa Clara y uno en Ciego de Ávila.

También se refirió al evento de transmisión en el Hospital Clínico Quirúrgico Comandante Faustino Pérez de Matanzas, donde el Minsap, junto al Consejo Provincial de Defensa y las autoridades de la institución han estado al tanto de la situación, que va teniendo un comportamiento hacia el control.

En cuanto al evento de transmisión local en Centro Habana, informó que se han detectado tres focos vinculados al mismo.

- Nivel de ingreso bajo, pero sin desmontar ninguna capacidad hospitalaria

El doctor Portal Miranda detalló que el país se mantiene con un nivel de ingreso bajo (actualmente dos mil 239 personas) y no hemos desmontado ninguna de las capacidades para sospechosos, contactos, enfermos y las terapias están listas.

Indicó que los niveles de casos confirmados han venido disminuyendo, aún con los 22 casos registrados este jueves, el comportamiento es a la baja.

Sobre el diagnóstico, precisó que se continúan haciendo pruebas serológicas con kits rápidos de diagnóstico y de PCR en tiempo real, además de que se han estado comprando tecnologías para los laboratorios.

Destacó que de los dos mil cinco pacientes confirmados, se han recuperado 87.9 % y el país mantienen un patrón de casos graves bajo, de 7.6 %, y de críticos de 3.3 %, aunque se ha lamentado muerte de 82 personas por la enfermedad.

La autoridad sanitaria cubana reiteró que no se trata de una enfermedad de los adultos mayores, sino que afecta personas de todas las edades. De acuerdo con las estadísticas, 65 % de las personas confirmadas con el virus están en el grupo etáreo entre 20 y 59 años de edad, 64.4 % son mayores de 60 años y 80.4 % de los fallecidos tenían más de 60 años y 39 % eran mayores de 80 años.

Indicó que no se ha encontrado la fuente de infección en 3.9 % de los casos y 50.8 % han estado asintomáticos en el momento del diagnóstico, esta última “una variable complicada y que nos puede generar eventos”.

Los tres posibles escenarios de evolución de la enfermedad en Cuba

Por su parte, Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, actualizó sobre los pronósticos de la evolución de la enfermedad en Cuba para los meses venideros.

Destacó que el equipo multidisciplinario de trabajo que realiza este análisis diario, sigue laborando sin descanso y aportando información a la dirección del país para que tomen decisiones.

El país se mantiene en el escenario favorable, indicó, con disminución del número de enfermos, lo que evidencia también la disciplina del pueblo para que siga la trayectoria del pronóstico que se había hecho y habla mucho también de la calidad del sistema de salud cubano.

El experto comentó que en un inicio pronósticos de quienes hablan sobre Cuba eran fatalistas, pero no ocurrió, el sistema se mantuvo y salió fortalecido, ganó experiencia, en organización, en el tratamiento de la pandemia.

Subrayó que, aunque nos mantenemos en un escenario favorable, en realidad la pandemia ha demostrado que no se resiste a ser vencida y se mueve de manera horizontal prácticamente.

“Recomendamos seguir cumpliendo las medidas que se dictan por el estado. Hay todo un diseño de medidas organizativas que las personas tienen que cumplimentar y una cosa significativa, la conciencia individual, las personas que tienen síntomas deben ir al médico. Muchos de estos casos se hubieran evitado de haberse cumplido las medidas”, insistió.

Guinovart Díaz explicó que hay tres escenarios posibles, uno es el crítico, que “consideramos que es un escenario que no va a ocurrir en el país”, porque no se corresponde con la conducta del pueblo, de las autoridades, de los médicos; otro supone la eliminación de la epidemia en unos días o meses, pero también es poco probable. 

Indicó que el más probable que ocurra es el endémico, que se asocia a un estado epidemiológico que se mantienen estacionario en la población en un determinado tiempo.

Hay que lograr que aparezcan solo pequeños rebrotes controlables hasta que se estabilice en un punto de equilibrio endémico y pensamos que este tendría una gran posibilidad de ser el escenario real, puntualizó.

El experto explico que estos pronósticos pueden no cumplirse tal cual, pero dan una noción de los posibles escenarios en los que estaría el país frente a la COVID-19 e insistió en que se deben mantenerse las medidas que se han tomado para enfrentar la enfermedad.

El virus no ha disminuido sus niveles de infestación, si han decrecido los casos ha sido por las medidas adoptadas, apuntó. “Si aumentasen los contactos de los casos que se confirman diariamente, el nivel de infestación continuará aumentando”. 

Lic. Yeni Ortega Betancourt.
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. Infomed

 

Palabras clave: Mesa Redonda, COVID-19, pandemia, Cuba, salud, Minsap