System Messages

Detengamos la pandemia: la seguridad y salud en el trabajo pueden salvar vidas

En el contexto de la lucha mundial contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo presta atención a las enfermedades infecciosas en los centros laborales, especialmente a la pandemia de la COVID-19.

La adopción de medidas adecuadas en el puesto laboral puede ayudar a detener su propagación y proteger a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto. Por eso, la colaboración de los gobiernos, empleadores y trabajadores es clave ante esta crisis.

Por dificultades del pasado, ya hemos aprendido que los lugares de trabajo son clave para controlar brotes, subraya la Organización de Naciones Unidas a propósito de la fecha, que es parte de una estrategia global de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Las últimas estimaciones de la OIT, indican que las consecuencias de la COVID-19 en el empleo son profundas, de gran alcance y sin precedentes. Casi dos mil 700 millones de trabajadores, 81 % de la fuerza laboral mundial, están afectados. En tanto, quienes siguen laborando, en sectores como el transporte, la agricultura, servicios públicos y, especialmente, la salud, están expuestos a importantes riesgos sanitarios y económicos.

El Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo se celebra en todo el mundo cada 28 de abril y sensibiliza sobre la adopción de prácticas seguras, la prevención de accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. Las actividades de movilización son uno de sus principales pilares.

La Organización Mundial de la Salud precisa que los riesgos en el lugar de trabajo, incluidos el calor, el ruido, el polvo, los productos químicos peligrosos, las máquinas inseguras y el estrés psicosocial provocan enfermedades ocupacionales y pueden agravar otros problemas de salud.

También las condiciones de empleo, la ocupación y la posición en la jerarquía del lugar de trabajo afectan a la salud. Las personas que laboran bajo presión, o en condiciones de empleo precarias, son propensas a fumar más, realizar menos actividad física y tener una dieta poco saludable.

Las enfermedades más comunes en el ámbito laboral son las respiratorias crónicas, trastornos del aparato locomotor, pérdida de audición provocada por el ruido y los problemas de la piel.  

De acuerdo con la OIT, cada año se producen 2,78 millones de muertes relacionadas con el trabajo, de las cuales, casi dos millones y medio están relacionadas con enfermedades profesionales.   

Lic. Yeni Ortega Betancourt
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas. Infomed

Palabras clave: salud del trabajo, seguridad del trabajo, COVID-19, Día Mundial, enfermedades infecciosas, enfermedades transmisibles