System Messages

La Covid-19 es una enfermedad que puede detenerse

  • FUENTE: CNICM-Infomed
  • 11 Abril 2020

La COVID-19 es una enfermedad que puede enfrentarse de manera favorable, aseguró el ministro de Salud, Dr. José Ángel Portal Miranda, al recordar que el éxito ante esta pandemia está en que todas las acciones se cumplan sin vacilación y con calidad para obtener el resultado esperado.

“Es una enfermedad que puede detenerse. Tenemos confianza en que Cuba puede hacerlo, pero hay que lograr que la estrategia y el plan trazados por el país se cumplan de manera eficaz”, afirmó en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda.

Reiteró la importancia del aislamiento social y la responsabilidad ciudadana para frente a esta pandemia, que está diezmando comunidades, la economía y causando considerable sufrimiento humano.

“Es hora de ser menos egoístas y ser más responsables por el bien común que es la salud, pues todos somos susceptibles de enfermar”, puntualizó el titular de Salud.

El Dr. Portal Miranda indicó que en Cuba todas las medidas adoptadas han contado con el respaldo de un grupo de expertos y un grupo intersectorial que laboran desde varias ramas para adelantarnos al riesgo.

Resultado de este trabajo es el modelaje matemático sobre la futura evolución de la enfermedad en el país, en el que se plantean los escenarios favorable, medio y crítico.

“Que el escenario sea favorable, depende de todos -subrayó-, y si la población no participa activamente, de manera disciplinada, estaremos caminando hacia el más desfavorable, lo que lamentablemente llevaría a un mayor número de personas contagiadas y muertes”.

Insistió en que salvar vidas y reducir contagios solo es posible si se corta la cadena de transmisión, para lo que es necesario que las personas declaren cualquier síntoma respiratorio que tengan y acudan a los servicios de salud inmediatamente.

El ministro de Salud acentuó la importancia de entender qué significa la percepción de riesgo, para que las personas comprendan hasta dónde se puede estar expuesto.

“Es conocer cuáles son los síntomas de la enfermedad, el período de incubación, la importancia de acudir al médico cuando se presentan síntomas respiratorios, e informar cuando existen contactos”, explicó.

Podrían confirmarse más casos en los próximos días

Informó que en los próximos días podrían confirmarse más casos positivos y advirtió, que, aunque se buscan todos los posibles enfermos, algunos no pueden ser identificados porque no tienen síntomas clínicos.

Cualquiera está expuesto a contraer la enfermedad, recalcó, “lo más importante es tomar conciencia y actuar de manera colectiva para reducir la velocidad de transmisión. Eso solo se logra con mucha disciplina.”

El Dr. Portal Miranda explicó que por varios días se han estado incrementando el número de muestras, para llegar no solo a las personas consideradas sospechosas, también identificar tempranamente a los contactos y a su vez a los contactos de estos.

Hasta la fecha se reportan en Cuba 564 casos de la COVID-19, entre los que predomina el sexo masculino, con 52%. El grupo etáreo más afectado es el de 55 a 59 años de edad y le sigue el de 45 a 49 años.

Reiteró que no se trata de una enfermedad que afecta solo a las personas mayores, sino de todas las edades, aunque 62% de los casos que han evolucionado a la gravedad han sido de adultos mayores, con otras enfermedades asociadas.

Se han reportado casos en todo el territorio nacional, siendo la provincia de La Habana la de mayor número de casos y la de Ciego de Ávila la que tienen la tasa más alta de incidencia.

Precisó que han existido 12 eventos de transmisión activos en el país, de los que surgieron 98 casos y 568 contactos están en seguimiento. “Por lo tanto, eso hace que el país se mantenga en etapa de transmisión autóctona limitada, pues los casos siguen estando concentrados en comunidades pequeñas.

El titular de salud explicó que las medidas vinculadas a la cuarentena implican, entre otras, la limitación rigurosa y la prohibición del movimiento de la población hacia y desde las zonas afectadas; el incremento de la pesquisa activa, el aislamiento y tratamiento oportuno de los enfermos, y la desinfección.

Investigaciones dirigidas a la epidemiología y asistencia

En el país todas las investigaciones en torno al nuevo coronavirus no tendrían ninguna razón si no estuvieran dirigidas a impactar positivamente en los elemento epidemiológicos y asistenciales, precisó la Dra. Ileana Morales Suárez, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Minsap.

En este contexto se creó también un observatorio con la ayuda de la Red de Salud de Cuba, Infomed (desde donde está disponible una APK sobre el nuevo coronavirus para su descarga y una página dedicada a las infecciones por coronavirus, con enlaces a revistas e investigaciones sobre el tema), la Universidad de Ciencias Informáticas y la Universidad de La Habana.

Destacó que en la creación del algoritmo por el que Cuba apuesta para enfrentar esta situación, trabaja diariamente un grupo clínico en el que intervienen además profesionales de las ciencias sociales, aplicadas y comunicadores.

“Se trata de una conjunción de muchos pensamientos y también la actividad de todo el personal de salud”, afirmó.

Morales Suárez subrayó que la mayoría de los países hoy apuesta por diagnosticar, no colapsar los servicios y atender a los pacientes críticos y graves, en tanto Cuba se enfoca en la prevención.

“Adelantarnos, detectar antes, aislar y pesquisar, son medidas que pueden dar un buen resultado si lo hacemos bien y todos cumplimos las orientaciones”, insistió.

La directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Minsap indicó que la pesquisa sanitaria, tecnología para la que Cuba cuenta con la infraestructura y profesionales necesarios, puede marcar la diferencia en el curso de la enfermedad.

A esto se suma, agregó, el suministro de medicamentos preventivos en las comunidades y grupos de riesgo, el adelanto de acciones de vigilancia de viajeros y casos sospechosos.

Destacó que para los tratamientos administrados tienen como base productos desarrollados durante años por la biotecnología cubana, apoyados en estudios clínicos, observacionales y de la propia terapéutica.

La Dra. Morales Suárez explicó que en el mundo ya existen casi 900 publicaciones vinculadas al nuevo coronavirus y que estas giran en torno a cuatro interrogantes: ¿cuál es la o las medidas más efectivas para tratar el virus?, ¿cuál es el tratamiento o la mejor combinación terapéutica?, ¿cuál es el momento oportuno para aplicar los medios diagnósticos? y ¿cuándo estará disponible la vacuna para combatir la COVID-19?

“Nunca antes, en un período tan breve, tantos científicos han estado pensando en un mismo tema”, consideró.

Lic. Yeni Ortega Betancourt
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas
Infomed

Palabras clave: mesa redonda, COVID-19, Cuba, nuevo coronavirus SARS-CoV-2