System Messages

Declaración Universal de los Derechos Humanos cumple 70 años

  • FUENTE: ONU
  • 10 Diciembre 2018

El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General  de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948. Este año celebramos el 70º aniversario de esta Declaración y para celebrarlo se ha lanzado una campaña con la que se quiere destacar la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición.

La Declaración, cuyo borrador redactaron representantes de distintos contextos jurídicos y culturales de todo el mundo, expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Además, establece que todas las personas tienen la misma dignidad y el mismo valor.

Gracias a este documento y el compromiso de los Estados con sus principios, la dignidad de millones de personas ha mejorado, y se han sentado las bases de un mundo más justo. Aunque aún quede camino por recorrer para que las promesas que recoge se cumplan plenamente, el hecho de que haya perdurado en el tiempo es una prueba inequívoca de la universalidad imperecedera de sus valores eternos sobre la equidad, la justicia y la dignidad humana.

El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, dedicó gran parte de su vida y esfuerzos a resaltar el derecho universal de la humanidad, que no pocas veces se ve violentado por las reyertas y guerras que el gobierno norteamericano encubre ante las Naciones Unidas.

La sociedad, sin distinción de raza y género, debería tener los mismos derechos a la educación, la salud gratuita, a la libertad de expresión y al trabajo, “a tratar y ser tratados como seres humanos”, conquistas que nuestro Comandante en Jefe, siempre defendió en pos de un mundo mejor.

En la inauguración oficial de la 3ra. Convención Internacional Cuba Salud 2018, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), expresó:

Cuba es un ejemplo para el mundo del que tenemos mucho que aprender, Cuba es un modelo para otros países, pues demuestra que la salud es un derecho humano para todos, no un privilegio para unos pocos. En Cuba ya no es una aspiración sino una realidad que todos tengan acceso a servicios de salud de calidad y ello evidencia que los ingresos que recibe cada país no son lo más importante.

El funcionario ponderó la ayuda solidaria de profesionales de la salud cubanos en otros países, en muchos de los cuales prima la desigualdad y pocas personas tienen acceso a esos servicios por su elevado costo.

El acceso y la cobertura universal de salud implican que las personas y comunidades tengan derecho, sin discriminación, a servicios integrales adecuados, oportunos y determinados de acuerdo con sus necesidades, así como a medicamentos de calidad, eficaces y asequibles, y es hacia lo que Cuba dirige sus esfuerzos desde que en 1961 se estableció el sistema de salud revolucionario sobre la base de la cobertura gratuita, el enfoque preventivo, promocional e intersectorial, así como la colaboración internacional y los adelantos científicos.

Así inició su conferencia magistral Salud Universal para el Desarrollo Sostenible en Cuba el doctor Roberto Morales Ojeda, entonces Ministro de Salud Pública de Cuba, quien expuso ante los presentes en la inauguración oficial de esta Convención Internacional los logros alcanzados por el país en medio de un contexto cada vez más hostil a nivel mundial y el enorme impacto del bloqueo económico de los EE.UU. en el sector.

Mensaje del Secretario General en el Día de los Derechos Humanos, 2018

Durante 70 años, la Declaración Universal de Derechos Humanos ha sido la luz que guía al mundo, la antorcha de la dignidad, la igualdad y el bienestar, un rayo de esperanza en medio de la oscuridad.

Los derechos proclamados en ella se aplican a todas las personas, independientemente de nuestra raza, nuestras creencias, nuestra ubicación geográfica o cualquier otra distinción.

Los derechos humanos son universales y eternos.

También son indivisibles. Aunque hay derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, no se pueden aplicar unos sí y otros no.

Hoy también rendimos homenaje a quienes defienden los derechos humanos y arriesgan la vida para proteger a otras personas frente al aumento del odio, el racismo, la intolerancia y la represión.

Sin lugar a duda, los derechos humanos están bajo asedio en todo el mundo.

Los valores universales se erosionan. El estado de derecho se debilita.

Ahora más que nunca, nuestro deber compartido está claro:

Defendamos los derechos humanos... de todas las personas y en todo el mundo.

Muchas gracias.

António Guterres

Palabras clave: derechos humanos, Día Mundial, Naciones Unidas, acceso a los servicios de salud, Cuba

Comentarios (1)

No deben confundirse ni

No deben confundirse ni ejecutarse los derechos humanos con arbitrariedad, libertinaje, elitismo, politiquería ni manipulación. A partir de que muchos gobiernos de diferentes naciones no diseñan programas, planifican recursos ni realizan esfuerzos para garantizar las más elementales condiciones de vida integrales de sus poblaciones, ya desde ese mismo momento se les está negando los más nobles e importantes derechos humanos: el derecho a la vida y a la libertad plenas. La caravana de inmigrantes de varias naciones latinoamericanas que espera en la frontera mexicana atención por parte de las autoridades migratorias estadounidenses, es reflejo fiel de la absoluta, evidente, flagrante e inhumana falta de gestión de todo tipo de esos gobernantes para con sus pueblos de la misma manera en que, al inicio de mi comentario, describí desde mi apreciación personal cómo no deben aplicarse los derechos humanos. Nuestro gobierno revolucionario, amén de todos nuestros problemas, en materia de derechos humanos ha realizado desde sus inicios una ejemplarizante labor en la protección al máximo nivel posible de las garantías y derechos de sus ciudadanos, aún fuera de la isla y ha cooperado además con naciones hermanas en la paliación o solución de sus problemas humanitarios y ayudado además en materia de derechos humanos. Muchas otras naciones en varios continentes ni siquiera garantizan salud pública elemental o decorosa a sus sectores poblacionales más susceptibles de afectación económica o social y hasta han ingnorado los esfuerzos y orientaciones de organizaciones internacionales humanitarias. Nuestro país es pobre, decente, instruido, valiente, histórico, ético y sobre todo muy humano.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.