System Messages

Un hospital, una escuela, una casa

Hospital Universitario General Calixto García de La Habana, cumple 120 años

El Hospital Universitario General Calixto García celebra este 23 de enero su aniversario 120 de fundado. 

Ilustrar todo lo que significa el Calixto me resulta difícil. Recuerdo aquellos días en los que pasaba veloz en el ómnibus sin percatarme de sus historias, de sus batas blancas…, de sus reparaciones. ¿Cómo empezar si hay tanto para elegir entre pabellones y callejuelas?

Gran parte de la vida de numerosas personas está en este lugar; aquí se formaron y a este centro han dedicado tantos años. Resu­mirlo es casi imposible. Para muchos lo es todo… un hospital, una escuela, una casa.

Su construcción se inició en 1895, hasta que el 23 de enero de 1896 se inaugura con el nombre de Hospital Alfonso XIII. Inicial­mente, contaba con 66 salas y seis pabellones en los que trabajaban 27 médicos y 170 empleados, cifra hoy multiplicada.

Varias transformaciones durante los años 1903 y 1913 le otorgaron el nombre de General Calixto García, en honor al jefe mambí de la lucha emancipadora, y más adelante, en 1933, por la autonomía estudiantil, comenzaría a conocerse como Hospital Universitario.

Actualmente el Hospital General Calixto García es un centro de referencia nacional, don­de se brinda atención médica especializada, pre­ventivo-curativa y de rehabilitación de forma ininterrumpida, que alcanza a más de medio millón de habitantes. En esta institución, alrededor de 21 000 pacientes son atendidos en el año a través del cuerpo de guardia y se efectúan más de 60 cirugías diarias, entre programadas y urgencias.

A sus 2 569 trabajadores, la felicitación y el agradecimiento del pueblo cubano por sus servicios y logros.

Por: Aymelis Alfaro Camacho. 22 de enero de 2016

Ver la noticia completa.

Palabras clave: hospitales universitarios, La Habana, celebración, historia

Comentarios (4)

ALGUNAS PRECISIONES

ALGUNAS PRECISIONES HISTÓRICAS: Al comienzo de la Guerra de 1895, el único y gran edificio del viejo Hospital Militar “San Ambrosio” de La Habana, principal institución de la sanidad militar española en la Isla, no resultaba suficiente para atender la gran cantidad de bajas de su ejército. El gobierno colonial construyó, entonces, una nueva instalación hospitalaria en Alturas del Príncipe, compuesta por múltiples casetas o barracas de madera, que facilitaba el aislamiento de los pacientes con enfermedades trasmisibles. La nueva institución fue inaugurada el 23 de enero de 1896 con el nombre de Hospital Militar Alfonso XIII. Se convirtió en Hospital “Número Uno” a principios de 1899, concluida la Guerra de Independencia contra España; pero frustrada la independencia nacional con la I Intervención y Ocupación militar yanqui. Un año después, pasó a ser una dependencia del ayuntamiento, denominándose entonces Hospital Municipal “Número Uno”. Solo unos meses más tarde (septiembre de 1900) el Gobierno Militar Norteamericano dictaba una resolución y el hospital pasó a ser una dependencia del Departamento de Beneficencia de la entonces Secretaría de Estado y Gobernación, aunque continuó con el mismo nombre hasta tres años después de instaurada la República, cuando por decreto presidencial de abril de 1905, dictado por el entonces presidente Tomás Estrada Palma, pasó oficialmente a denominarse Hospital “Número Uno”. Este nombre lo conservará hasta junio de 1917, en que lo cambia por el actual “Hospital General Calixto García”, para cumplir la voluntad póstuma del Secretario de Sanidad y Beneficencia (1913-1916), doctor Enrique Núñez de Villavicencio y Palomino, coronel del Ejército Libertador, quien había combatido a las órdenes del Lugarteniente General, Calixto García Iñiguez. La revolución estudiantil universitaria de 1923, dirigida principalmente por el líder del estudiantado cubano Julio Antonio Mella, había determinado, entre sus medidas, la reorganización de la enseñanza en la Facultad de Medicina y, entre sus ventajas, el traslado de todas las cátedras que se explicaban en el viejo edificio de Zanja y Belascoaín para el Hospital “General Calixto García”. El 20 de octubre del propio año 1923 se trasladaba oficialmente la Cátedra de Fisiología, Física Biológica y Química Biológica y su laboratorio, dirigida por el Dr. Ramón Grau San Martín, para el local que hasta el pasado año 2014 ocupaban los departamentos docentes de Medicina Legal, Toxicología y Ética Médica (desde 1963), el de Medios Diagnósticos y Farmacología y el de Investigaciones Farmacológicas (desde 1984) y la Cátedra de Bioética (desde 1997) de la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García”. Este pabellón fue construido expresamente para fines docentes por la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana.

sin dudas un hogar y una

Sin dudas un hogar y una escuela, mi escuela!!!!!. Un lugar lleno de recuerdos.... donde adquirí madurez y conocimiento. Es el Alma Mater de los médicos cubanos. Espero algún día regresar a él. Dr. Roger Rodrìguez Guzmán, graduación de medicina 2014-2015

Es un gran hospital donde sus

Es un gran hospital donde sus profesionales dan lo mejor de ellos sin mirar. Estoy segura que si la salud se aplicara como es en este, la opinión fuera muy exelente por que allí sí realmente los profesionales en general son magníficos. Mis Felicitaciones en especial a la sala de Neurocirugía donde fui operada hace 18 años. Gracias.

Siempre que se habla del

Siempre que se habla del Hospital Calixto Garcìa, me vienen a la mente los años que allì estuve cursando desde el tercero al quinto año de la carrera, el tiempo que llamàbamos "area clìnica". Muchos son los recuerdos de un lugar donde adquirimos tantas enseñanzas que nos legaron prestigiosos profesores muchos de ellos ya ausentes, pero los que allì fuimos recibidos y formados, no olvidamos. Mataramas, Armando Pena, Penichet, Rodriguez Silva, Ortega, San Martin Marichal, Fernandez Mirabal, Mercedes Batule, La Dra. Piedra, Oramas, Miguel D´Julien, Miyares Cao, Bustamante, Ravel, Marino, Lancis. Se que son màs los que no menciono ahora por los 40 años que han pasado desde que nos graduamos y la memoria para los nombres disminuye, pero a todos los recordamos con cariño, admiraciòn y respeto, el Calixto Garcia fue nuestra escuela y todos ellos nuestros profesores.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.